08/04/2011 20:19 Hs.
Kiosqueros aumentan el precio de cigarrillos y carga virtual de celulares

Decidieron aumentar un 15% los cigarrilos y un peso por cada carga virtual. La Cámara de Kiosqueros, de la ciudad gestionada por Gustavo Pulti, se queja de la baja rentabilidad que dejan estos productos. Consumidores Argentinos pretende ir a la Justicia pero son muchas las ciudades donde se repite la situación.

A- A A+

El titular de la Cámara de Kiosqueros de Mar del Plata, Carlos Simonelli, manisfestó que el incremento se fundamenta en que del 44 por ciento que representan los cigarrillos, del total de ventas de un kiosco, tiene una rentabilidad del 3 por ciento, ya que el 97 restante es absorbido por impuestos e intermediarios.

Luego, indicó que las tarjetas de carga de teléfonos celulares, dejan un margen de utilidades que no supera el 5 por ciento promedio. Por lo que tras intensas reuniones que han mantenido con los comerciantes se llegó a la conclusión de tomar esta medida, ya que no les quedaba otra alternativa. La misma se ha implementado en varios municipios aunque no en el caso de los cigarrillos. Las tarjetas de recarga quedan justificadas por la labor manual que realiza quien se dedica a su expendio.

El marplatense, manisfestó que se convertieron en deudores de las empresas de carga virtual y de los proveedores de cigarrillos, porque le tienen que dar lo recaudado por sus productos.

Por otra parte, el titular de la Asociación de Consumidores Argentinos criticó la decisión tomada por los kiosqueros tildándola de disparatada. Luego, aseguró que es insostenible desde lo legal, y que le parece que el consumidor no se merece ese trato.

Más tarde, estableció que si dichos comerciantes tienen problemas con su rentabilidad lo tienen que resolver con sus proveedores, no con quien compra el producto o hace uso del servicio que ellos brindan.

La diferencia entre kioscos de las grandes urbes y el interior hace que se piense en la toma de medidas urgentes puesto que pueden aparecer situaciones tan insólitas como que en un kiosco tenga ofertas de alguna marca de cigarrillos. Las denuncias individuales no son fáciles para nadie pero en este caso resienten el bolsillo de los consumidores que tampoco cuentan en todas las ciudades con organizaciones que defiendan sus derechos.

 
Ingresar