20/01/2020 11:45 Hs.
Despiden los restos de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado por rugbiers en Villa Gesell

El cuerpo del joven de 18 años, asesinado a golpes por un grupo de rugbiers en la puerta de un boliche en Villa Gesell, fue inhumado en una ceremonia con amigos y familiares en el cementerio de la Chacarita. En el lugar se vivió un clima de extrema angustia y dolor. "No puedo creer lo que nos pasó, un par de asesinos me arrebataron a mi niño", señaló Graciela, la madre de la víctima quien clamó por justicia. 

A- A A+

En medio de un clima de extremo dolor y angustia, el cuerpo de Fernando Báez Sosa, el joven de 18 años asesinado a golpes por un grupo de rugbiers en la puerta de un boliche en Villa Gesell en la madrugada del sábado, fue inhumado en una ceremonia con amigos y familiares en el cementerio de la Chacarita.

Los restos del joven fueron velados desde las 10 de la mañana de este domingo en la cochería Escalada del barrio porteño de Caballito, cercana al Colegio Marianista en el cual Fernando había terminado la escuela secundaria. El joven estaba becado en el colegio ya que no tenía los medios económicos para afrontar la cuota.

A esa misma institución llegó el cortejo fúnebre minutos después de las 9 de la mañana para una misa y a las 10.30 comenzó el traslado al cementerio. La ceremonia religiosa se llevó a cabo en una sala del subsuelo del colegio. Los padres del joven permanecieron sentados junto al féretro y un centenar de asistentes siguieron la misa de pie.

Graciela, madre de Fernando, habló con la prensa acompañado de su marido Silvino a la salida del velatorio. "Fernando era mi todo, mi vida, no tengo palabras, era todo, buen hijo, no puedo creer lo que nos pasó, un par de asesinos me arrebataron a mi niño. Que se haga justicia, a mi hijo lo cagaron a golpes hasta matarlo", dijo.

"Mi hijo era todo, era nuestra vida, era todo para nosotros. Solo queremos llegar a casa y que pase todo esto”, agregó Silvino, su padre, que trabaja como encargado de un edificio de Recoleta. "Tienen que pagar lo que le hicieron. Mi hijo no se merecía esto. Ni ninguna persona" agregó su madre a la salida del velorio de su hijo.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Foto: Infobae