08/01/2010 16:58 Hs.
Polémica por veto de Scioli a ley de jubilaciones

La norma restituía un premio que había sido quitado por la emergencia económica a docentes y empleados provinciales. El Gobierno dice que “no es el momento adecuado” y los gremios acusan “atropello” y “violación de acuerdos”. Oporto minimizó el tema y anunció que habrá aumentos para docentes.

A- A A+

Sobre principios de diciembre, la legislatura bonaerense había aprobado una ley que restituía un plus de seis meses de sueldo y antigüedad para los jubilados entre 2002 y 2005, años en que el benefició fue suprimido a raíz de la ley de emergencia económica.

Sin embargo, el Gobernador Scioli hizo uso de su poder de veto y dejó sin efecto lo que aprobaron los legisladores y que se consideraba la “reparación de una injusticia histórica”.
 
Entre los argumentos del Gobierno, el texto del veto asegura que la determinación se tomó porque la instrumentación de la ley “colisionaría con los esfuerzos que en materia de contención de gasto”. El Ministro de Educación Mario Oporto justificó la decisión y consideró que se sancionó “en un momento que no era el adecuado, porque en la actualidad aún no hemos podido salir de esta gran crisis, donde estamos pensando en poder cumplir cada mes con los salarios, donde aún tenemos deudas”. Minimizó la situación y prefirió anunciar que convocará a paritarias docentes y ofrecerá aumentos de sueldo, como para bajar la tensión.
 
La reacción fue inmediata por parte de los gremios. Desde la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), su titular, Mirta Petroccini, dijo que el veto es "es otro ataque directo a los derechos de los docentes", ya que "al gobierno no le alcanza con los descuentos por paros, sino que ahora recurre a un derecho que había sido reconocido como legítimo por la Legislatura".
 
Por su parte, el dirigente de ATE, Claudio Leavi, calificó de “atropello” y “arbitrariedad" a la medida. En un comunicado, dijo además que el veto del  “es una abierta violación de los acuerdos paritarios y además reinstala la discriminación hacia los trabajadores jubilados en ese período ya que –de esta manera- son los únicos que no acceden a ese premio”. "El gobierno no puede atribuirse la facultad de disolver unilateralmente un acuerdo de partes; eso es un acto de mala fe", sentenció.
 
Desde el Gobierno respondieron que "nunca se asumió en el acuerdo paritario el compromiso de que el premio se iba a reinstalar".

El autor de la ley, el Diputado Gustavo Vignali, de la UCR, aseguró que "los argumentos vertidos no tienen ningún tipo de consistencia y terminan resultando excusas que pudieron ser totalmente salvadas”, en referencia a la parte del veto que consideraba un error que la ley mandara imputar el gasto al ejercicio 2007, fecha de redacción.
 
Vignali señaló que “Scioli impide resarcir lo que fuera quitado, injustamente, cercenando derechos adquiridos, sin consulta a los afectados ni a sus asociaciones gremiales, creando una situación de absoluta arbitrariedad”.
 
El Presidente del bloque Gen en el Senado, Luis Malagamba, acusó al Gobernador de copiar “un estilo de ejercicio del poder de caracteres antirrepublicanos, en concordancia con el Gobierno nacional”.