13/08/2010 08:37 Hs.
San Pedro: Ruptura en el Acuerdo Cívico local

El bloque de concejales oficialistas se dividió en dos el mismo día que Elisa Carrió se fue del ACyS. En el distrito, el problema surgió por el acercamiento al kirchnerismo que los ediles sospechan del Intendente Pablo Guacone, que ahora cuenta con sólo 3 ediles de 18 en el recinto.

A- A A+

La crisis política desatada en San Pedro por el pedido de renuncia de la cúpula del gabinete por parte de Pablo Guacone, Concejal electo en 2007 asumió la intendencia para cumplir el mandato del ahora Diputado Nacional Mario Barbieri llegó a su punto máximo anoche, cuando el Concejo Deliberante sesionó con un nuevo bloque en el recinto.

Tras dos meses sin reuniones, el bloque oficialista mantuvo un encuentro ayer de cuyo resultado fue la separación y creación de dos espacios diferenciados: Acuerdo Cívico y Social por un lado y Acción por San Pedro por el otro.

El último es el partido vecinalista que Barbieri creó en 2007 para sumarse a la Concertación Plural, que abandonó junto a Cobos en pleno conflicto por las retenciones móviles.

En 2009, ese partido volvió a ganar las elecciones, pero incluyó en su lista a candidatos del Gen, la UCR y la Coalición Cívica, representando el Acuerdo Cívico y Social en ese distrito, a pesar de que el sello en la boleta era el del partido vecinalista.

En la reunión de ayer, los concejales de la alianza que gobierna en San Pedro decidieron la revocatoria de la presidencia del bloque, a cargo de Margarita Frisch, una de las personas más cercanas al nuevo Intendente, a quien le apuntan un "giro K" en su gestión.

Frisch dijo que fue "un acuerdo en buenos terminos" porque "no funcionábamos como bloque". Sin embargo, el edil Martín Pando, ahora al frente del bloque ACyS, desmintió los "buenos términos" y dijo: "Nadie acuerda una ruptura" y agregó: "Decidimos cambiar las autoridades de bloque, no estuvieron de acuerdo y decidieron irse".

Así, en la sesión de anoche, el HCD de San Pedro tuvo dos nuevos bloques, producto de la escición del oficialismo. Si se tiene en cuenta que la ruptura se generó en decisiones del Intendente, su apoyo en el recinto será ahora de apenas tres concejales, ya que los restantes cinco de su propia fuerza no le responden.

El Jefe Comunal se verá obligado a acordar con el resto de las fuerzas políticas, especialmente con los dos bloques kirchneristas, que suman entre sí seis concejales, para avanzar con sus proyectos en el deliberativo.

La ruptura del bloque se dio tres días después de que el presidente del partido de Gobierno, Juan Almada, presentara su renuncia acusando a Guacone y Frisch de "traicionar el Acuerdo Cívico y Social y a las bases de su propio partido".