01/01/2010 03:09 Hs.
Arlía dice que habrá crecimiento en 2010

El Ministro de economía defendió la situación financiera bonaerense. Dijo que se pagan los sueldos en forma y que los pronósticos sobre el incumplimiento de la Provincia “son erróneos”. Su optimismo no se condice con la ola de reclamos salariales.
 

A- A A+

El Ministro de Economía bonaerense Alejandro Arlía afirmó que Buenos Aires tiene “perspectivas excelentes” para el año que viene, porque “va a poder acceder a los mercados financieros para obtener los recursos que necesita, seguir prestando los servicios sociales y seguir desarrollando todo el plan de infraestructura que el gobernador Daniel Scioli se propuso”.

El funcionario formuló declaraciones al finalizar una reunión con los diputados de todos los bloques en la Legislatura bonaerense, donde asistió para explicar la situación económica de la Provincia y las perspectivas del año entrante citada para el pasado martes.  

Sin embargo, sus dichos no tienen correlato con los numerosos conflictos salariales y gremiales que se viven a diario en territorio bonaerense. 

Un ejemplo es el que vive el Colegio de Farmacéuticos, con quien la obra social arrastra una deuda de más de 30 millones de pesos.

Arlía aseguró que “la provincia no emitió cuasimonedas, pagó todos los salarios en término”, tratando de tranquilizar los ánimos de quienes hasta hace unos días no sabían si percibirían parte del salario en bonos. En ese sentido, señaló: "La realidad demostró que  todos los pronósticos que decían que esta provincia no iba a poder cumplir con sus obligaciones, fueron una estimación errónea”. No obstante, desde todos los sectores insistiron en que los sueldos estuvieron en riesgo.

Según palabras del funcionario “no se puede negar la realidad”. Y hasta la semana anterior, trabajadores estatales se manifestaron reclamando el blanqueamiento de las URPES, la quita de los descuentos por los días de paro, la eliminación de las jubilaciones masivas; todas medidas tendientes a generar un “ahorro” en las arcas provinciales.

Arlía adelantó que con la implementación de la asignación universal por hijo, crecerá el consumo en la provincia en un orden de 4 mil millones de pesos. Sin embargo, las organizaciones sociales cuestionan la aplicación de este recurso, ya que para acceder a este beneficio dan de baja a los planes trabajar y los ingresos de las familias más vulnerables siguen siendo iguales o incluso peores.

“Va a ser un año de muchísimo más empleo, porque va a ser un año de crecimiento económico”, insistió el Ministro y agregó: “Es necesario ver los números de ayer de la Bolsa de Comercio y el crecimiento que han tenido las acciones de las industrias”.

Por último, el titular de Economía dijo que “viene un nivel de cosecha récord de soja y un nivel de actividad económica producto del crecimiento de Brasil, que es nuestro principal socio comercial, de China y de las principales economías del mundo y una provincia de Buenos Aires que, trabajando mancomunadamente con el Gobierno Nacional y con los gobiernos municipales, va a seguir dando las respuestas que la población necesita”.

A pesar del optimismo del Ministro, la mayoría de los municipios se vieron obligados a implementar un aumento en las tasas por temor a que la Provincia no envíe la cuota de coparticipación y deban cerrar otro ejercicio con déficit.

Precisamente, el tema de los puntos de  coparticipación para la Provincia no fue tocado en el encuentro entre Arlía y los legisladores.