17/12/2009 08:26 Hs.
Barrios de Pie sigue acampando en 9 de Julio

Alicia Kirchner presentaría una denuncia penal por extorsión en contra Roberto Baigorria, coordinador general del movimiento.

A- A A+

El panorama de negociación es turbio, en un día y medio de corte y acampe sólo hubo una reunión que no consiguió avanzar hacia una salida. Barrios de Pie dijo que están preparados para acampar hasta el viernes. "Durante el día somos alrededor de dos mil personas y por la noche quedan 900". A partir de las 10hs se sumarán a la protesta de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) en la Caravana Cultural de los Barrios para aunar ambos reclamos.
Los 70 militantes que se encontraban acampando en el Hall del Ministerio de Desarrollo Social se retiraron por la tarde, “no tomamos el edificio, las puertas estaban abiertas, solamente hicimos presencia en el Hall”, dijo Miranda. “Ayer tuvimos una conversación pero no llegamos a nada y hoy no nos llamaron” denunció el lider de Barrios de Pie. Agregó que “son ellos los que nos tienen que llamar, los que nos deben una respuesta, nuestro pedido ya está hecho”.
 Si bien la policía desplegó un fuerte operativo de seguridad y hubo algunos momentos de tensión, durante la última noche todo transcurrió en calma. A 20 metros del acampe, durmieron 3 camiones hidrantes y varios vehículos de la Policía pero apenas unas decenas de efectivos bastaron para vigilar el lugar. A menos de un metro de distancia, las filas de policías y militantes convivieron durante la noche.
Hace dos semanas intentaron acampar en Plaza de Mayo pero recibieron la promesa desde el Ministerio de que comenzarían cuatro inscripciones de las cuales se hizo una sola, "levantamos todo fuimos hasta Malvinas Argentinas (uno de los distritos prometidos) y nos dijeron que no estaban enterados del acuerdo", explicó Carlos Miranda. Además aclaró que "los fondos no nos interesan, el plan está bueno y lo que queremos es inscribir a los compañeros para que puedan trabajar y que no nos dirija ningún puntero".
Desde el Ministerio a cargo de Alicia Kirchner, los acusaron de extorsión, de querer distorsionar los programas y ser intermediarios. Miranda respondió al respecto que, “buscamos que más personas puedan acceder al plan de cooperativas y no que funcione a dedocracia. La gente se acerca a nosotros porque no los reciben en los municipios.” La principal denuncia de Barrios de Pie es el método de clientelismo para distribuir el plan que estarían usando los municipios. Por otro lado, reclaman que se extienda a todo el país ya que sólo está destinado a la provincia de Buenos Aires.
Miranda explicó que la necesidad de incorporar los movimientos sociales en la distribución del plan es la gran cantidad de personas que se acercan a ellos antes que a las comunas, "en la zona de General Sarmiento (San Miguel, José C. Paz y Malvinas Argentinas) tenemos 900 personas empadronadas que necesitan trabajar".
Baigorria había denunciado durante la tarde que de las 10 mil personas que estaban previstas que ingresen a Argentina Trabaja sólo ingresó la mitad. Desarrollo Social se defendió diciendo que todos los días se ingresa gente al plan y en distintos puntos. Miranda por su parte aseguró que se realizan las altas pero muy lentamente, "en Malvinas Argentinas por ejemplo, hay 500 personas en condiciones de entrar y sólo inscribieron a 30, pero de las cuadrillas K inscribieron a 300". Aseguró también que la importancia de la celeridad en la inscripción se relaciona con la capacitación posterior para poder trabajar: "Si inscriben a partir de febrero como nos dijeron, las personas van a empezar a trabajar y a cobrar en marzo, falta mucho tiempo". Ambas partes se acusan mutuamente de no querer acceder al diálogo.
El plan Argentina Trabaja, tiene algunas particularidades que lo diferencian de otros planes. Se trata de un sistema de cooperativas autogestionadas por los mismos inscriptos. Está articulado entre Nación, Provincia y los municipios. Se invirtió 1500 millones de pesos para crear 100 mil puestos de trabajo.