27/12/2009 08:15 Hs.
Capitán Sarmiento pagará su deuda con el Instituto de Vivienda

El Concejo Deliberante aprobó el convenio firmado por el Ejecutivo para hacerse cargo de la deuda de los adjudicatarios de viviendas de planes habitacionales. El dinero se descontará de la coparticipación municipal.

A- A A+

El Concejo Deliberante de Capitán Sarmiento aprobó el convenio que establece que el Municipio se hará cargo de condonar la deuda que tienen con el Instituto de la Vivienda los adjudicatarios de planes habiacionales. El acuerdo de pago establece un cronograma de 180 cuotas de poco más de 6.800 pesos que serán descontados del dinero que la provincia le gira a la comuna en carácter de coparticipación. La cifra total ascenderá a algo más de 1 millón de pesos.

El propósito de firmar un convenio semejante es el de recuperar el crédito dentro del Instituto para poder solicitar y dar curso a nuevos planes habitacionales en la ciudad promovidos por dicho organismo.

El Concejal Fabián Pastor aprobó el proyecto pero se mostró molesto por la actitud tomada por el Municipio: “No puede ser que todos los habitantes de la ciudad se hagan cargo de la deuda de algunos irresponsables”, dijo.

El proyecto fue aprobado por la mayoría oficialista, que cuenta con siete votos y circunstancialmente un octavo. La duda, sin embargo, radica en el traslado de la deuda al municipio. El Socialismo insiste con que el Ejecutivo tome todas las medidas necesarias para cobrarle a los deudores el dinero correspondiente. En este sentido, el partido le solicitó al Municipio una lista de deudores para hacerla pública. Además, propuso que se haga un plan de pago para aquellos que verdaderamente no puedan abonar. Para el Socialismo, la ausencia de estas cuestiones demuestra un desinterés de la gestión por la cobranza.

Por otra parte, en la misma sesión, y con la presencia del Intendente Ostoich en el recinto, se aprobó el Presupuesto Municipal para el año 2010. Según el Jefe Comunal, el aumento de tasas establecido en la ordenanza servirá, entre otras cosas, para recategorizar a los empleados municipales. Para el primer mandatario local, el sueldo que cobran es “una vergüenza”. En relación a las quejas que se escucharon en la ciudad durante este tiempo respondió: “Con el gobierno anterior las tasas se aumentaron y nadie dijo nada, Álvarez aumentó las tasas y no se escucharon quejas”.