13/03/2019 12:20 Hs.
Corradi recordó su paso por el Sub 15 y 17 del seleccionado argentino de fútbol

Actualmente en Sportivo Baradero contó sus sensaciones luego de haber formado parte del plantel que salió segundo en el Sudamericano de Ecuador y se clasificó al Mundial juvenil de México 2011. El oriundo del pueblo de Gobernador Castro expresó que es un “privilegio” que se disfruta “poco” por la responsabilidad que tiene la convocatoria.

A- A A+

Ezequiel Corradi, jugador de Sportivo Baradero, de la ciudad de Baradero formó parte del seleccionado de Argentina en distintos planteles del Sub15 y 17 en los que, incluso fue capitán. En declaraciones al diario La Opinión, el oriundo de Gobernador Castro con pasado en Castro F.C. en el fútbol infantil y Agricultores, expresó sus sensaciones sobre lo que significa representar al combinado nacional.

Ser convocado a la selección es tocar el cielo con las manos para un jugador. Uno se pone objetivos y uno es dar siempre el máximo para tu club y si a eso se le suma un interés de la selección uno siempre saca un plus para lograr llegar ahí. Nada viene de arriba uno siempre se lo gana”, señaló.

Además, quien se describe como “polifuncional” dentro de la cancha, debido a que puede jugar tanto de defensor como de mediocampista, precisó que es un “privilegio” único que a la vez no se termina de “disfrutar mucho ese momento” por la “responsabilidad” que implica ser convocado al seleccionado nacional.  

Una vez que estás en el predio ya sos un privilegiado, tenés el doble de atención que te pueden dar en tu club, miles de comodidades y estás con los mejores de tu edad. Uno mientras vive todo eso no cae en donde está parado, no logra disfrutar mucho ese momento porque estar en la selección es una responsabilidad muy grande y para estar entre los elegidos del entrenador para cualquier torneo no se logra fácil”, le contó al periodista Emir Diamante.

Y agregó: “Tenés un examen cada entrenamiento y sabes que sos uno de esos treinta que está seleccionado y hay que dar todo y lograr estar en los que viajan a cualquier torneo. Una vez logrado eso creo que uno está más tranquilo y ya empieza a pelear con otra mente estar entre los once que salen a la cancha”.

El actual jugador de 24 años, que milita en el Torneo Regional Federal Amateur 2019 del Consejo Federal, explicó que “a la noche, antes a un partido, se complica mucho dormir porque la ansiedad juega un papel muy importante”.

Pero una vez que te pones la camiseta los profesores y entrenadores te hacen entender que ese día vos sos el mejor del país y que miles de jugadores quieren tu camiseta y que vos sos el dueño que seas siempre egoísta en ese sentido y no dejes que te la saquen, que des todo para que se quede con vos. En el partido donde tocas la primera pelota tenés que disfrutar y no pensar en nada más que hacer lo que te llevo ahí, jugar a tu manera y dar siempre un plus más porque sabes que tu familia, amigos y todo un país está atrás de una tele sufriendo por vos y porque Argentina siempre se merece estar en los puestos más altos”, enfatizó,

En tanto, sostuvo que “no hay nada más confortante que apoyar la cabeza en la almohada y pensar que diste todo, que si alguien te ganó es por mérito de él por ser mejor pero jamás reprocharte que pudiste dar un poco más, nunca dejando de lado aquel pibe que eras y de donde venís porque con sacrificio y humildad lo vas a lograr todo".

Tras su paso por el combinado albiceleste Sub 15 que fue segundo en el Sudamericano de Ecuador y se clasificó al Mundial U17 de México 2011, fue sparring de la mayor que dirigía Alejandro Sabella y en el que se desempeñaban, entre otros, Lionel Messi, Sergio Agüero, Javier Mascherano, Gonzalo Higuaín y Ángel Di María.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
El jugador de 24 años fue sparring de la mayor que dirigía Alejandro Sabella. Foto: La Opinión