01/03/2014 12:08 Hs.
Cristina abrió el período de sesiones ordinarias del Congreso con un extenso balance de gestión

Pasadas las 11.30, el Vicepresidente Amado Boudou dio inicio a la Asamblea Legislativa y alrededor de las 12.20, Cristina comenzó su discurso. Refirió logros del kirchnerismo desde 2003, contó que habló por teléfono ayer con Mauricio Macri y habló de la situación Venezuela: "La democracia sobre todo", sostuvo. Paritarias, crecimiento y Ley de Medios, también fueron parte de su discurso. Con una extensa cita del primer mensaje anual de Néstor Kirchner, la Presidenta finalizó convocando a rescatar la idea de la concertación.

A- A A+

Cristina Fernández de Kirchner llegó a Casa Rosada desde Olivos alrededor del mediodía y desde allí comenzó la marcha en al automóvil presidencial rumbo al Congreso de la Nación, donde la Asamblea Legislativa entró en cuarto intermedio para aguardar su arribo.

Una multitud se agolpó tras las vallas en la plaza de los dos congresos para esperar a la Presidenta de la Nación, quien este sábado da su discurso de apertura de sesiones ordinarias de la tarea legislativa nacional, con el habitual mensaje anual de quien comanda los destinos del país.

Cristina arribó al Congreso vestida de blanco, para firmar el Libro de Honor y luego oficiar su discurso. Dentro del recinto se notó la ausencia de Elisa "Lilita" Carrió y Fernando "Pino Solanas. 

"Qué fuerte este peronismo", fueron las primeras palabras de la Jefa de Estado ante el micrófono, ya en cadena nacional, mientras militantes cantaban en el recinto. Luego, comenzó su discurso con la lectura de un documento del Banco Mundial que destaca la "inversión pública social", como prefirió llamar a lo que el organismo internacional denomina "gasto público social".

"Nadie va a acusar al Banco Mundial de ultra K", ironizó Cristina, quien reprodujo párrafos que destacan lo programas sociales, la reducción de la pobreza y la desigualdad en la Argentina, así como en otros países de la región. "Argentina es el país que mayor cantidad de recursos consagra al gasto, a la inversión social", indió y destacó que la ONU elogió desde la FAO al Prgrama Precios Cuidados: "Facilita el acceso a los alimentos".

En continuidad con ello, dio cuentas de la inversión en el sector agropecuario: "54 millones en infraestructura", señaló, tras indicar que el país "produce alimentos para 400 millones de personas." Luego, se refirió al incremento de los valores de la hectárea de campo en la zona núcleo de la producción y cuestionó a quienes "quisieron privatizar el Banco Nación".

Indicó que uno de los principales logros del kirchnerismo es haber generado "más de 6 millones de puestos de trabajo" y el "retorno de las negociaciones paritarias" que "ha permitido poner en funcionamiento el Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil, el más importante de América Latina en términos de paridad de poder adquisitivo".

Repasó el importante crecimiento de afiliados que han tenido gremios como Uom, Uocra y Ctera, que han crecido entre el 300 y el 500 por ciento, de acuerdo a los datos ofrecidos por la Presidenta de la Nación en su discurso, en medio del debate con diversos sindicatos por la pauta salarial 2014.

Se refirió a la baja del índice de desocupación y detalló cifras de crecimiento de múltiples actividades económicas, entre ellas las principales industrias del país. Además, destacó la cantidad de turistas que se movilizaron para este fin de semana largo, momento en que aprovechó para elogiar la gestión de Mariano Recalde al frente de Aerolíneas Argentinas.

"Hemos demostrado que el Estado puede ser tan o más eficiente que los privados", dijo Cristina y le habló a un Senador de la UCR presente en el recinto, que gesticuló ante sus palabras: "A pesar de que el Senadro Morales mueve la cabecita así, yo le digo que él también forma parte de un partido político que puede demostrar que el estado puede gestionar mejor que los empresarios".

Habló del "proceso de reindustrialización" y aseguró que durante los últimos años se pudo ver "la apertura de miles y miles de fábricas", aunque reconoció los problemas de importación de insumos que sufren muchas industrias, los que endilgó a la situación internacional. 

Luego hizo un extenso informe sobre la deuda externa y destacó que "hoy la deuda aproximada es de un 10 por ciento del PBI", al tiempo que elogió la renegociación de los compromisos crediticios que llevó adelante el kirchernismo.

"En 10 años estamos reconstruyendo la industria", dijo Cristina tras destacar que el PBI ha tenido "récord en el periodo 2003-2013" y señalar que "el PBI industrial es el más alto en la región". Defendió en ese marco las políticas proteccionistas de su gobierno y pidió a los empresarios "que valoren el inmenso esfuerzo que se ha hecho en estos años".

En ese sentido, se refirió al impuesto a los automóviles de alta gama y aseguró: "Si tenemos que corregir algo, lo vamos a corregir", aunque se quejó de los titulares que señalaron la caída de la exportanción: "No se cayeron las exportación, se cayó el mundo", sostuvo y agregó: "Es necesario mantener el mercado interno para mantener el crecimiento".

En materia energética, destacó la recuperación de YPF, la importancia de los yacimientos gasíferos no convencionales y las obras de interconexión de energía eléctrica y gas natural. En ese marco, señaló la importancia de la extensión de la red domiciliaria de gas y electricidad.

Enumeró logros en materia científica y cobertura de salud para los sectores más vulnerables, así como en la formación universitaria y la cantidad de médicos, aunque señaló que hay una mala distribución de los recursos humanos en esa profesión. "Vamos a tener que discutir mejor cómo queremos distribuirlos", dijo y advirtió: "Mañana van a titular que Cristina quiere llevar a los médicos al interior", luego de relatar las dificultades que había en ese sentido en la provincia de Santa Cruz cundo gobernaba Néstor Kirchner.

"La educación es uno de nuestros ejes fundamentales", aseguró la Presidenta y agregó: "Nunca en la historia argentina se ha invertido lo que en este período en materia educativa". En ese momento se refirió a la problemática de la paritaria con el sector.

"El problema del salario docente y el rol de la Nación es que bajo el tíotulo de lograr una maor eficiencia en los servicios de educación y salud se lo hizo con un criterio fiscalista, de ahorrarle recursos al Estado nacional, entonces transfirieron a las provincias", señaló.

En ese sentido, explicó: "La nación fija un piso mínimo del salario y las provincias que no puedan alcanzarlo serán ayudadas por el Estado nacional. Hemos hecho una oferta salarial en la que hemos incluido el rubro presentismo". Dijo que "no es justo" que un docente que asiste a clases"gane lo mismo" que quien "agarra todas licencias que puede". 

Jubilaciones, ley de movilidad, incrementos al sector y pago de fallos contra Anses también fueron parte del discurso presidencial ante la Asamblea Legislativa. "Hay que darle tiempo a un sistema para que pueda funcionar correctamente",señaló y destacó las asignaciones familiares que cobran empleados y desempleados.

"A alguien muy retorcido se le puede ocurrir que alguien va a tener hijos para percibir la asignación universal", señaló Cristina e informó que "el 50 por ciento de las familias beneficiarias tienen un solo hijo" y disparó: "Para tranquilizar a esas mentes".

"No sé si el peronismo y el kirchnerismo serán lo mismo, pero se parecen bastante", lanzó Cristina Fernández de Kirchner antes de enunciar logros de los programas Procrear y Progresar. Luego informó que la inversión de Anses implica un 13 por ciento del PBI.

Defendió el proyecto de reforma del Poder Judicial y dijo que "un poquito de control popular no le viene mal a nadie", aunque ante la declaración de inconstitucionalidad de la ley que sancionó el Congreso, se resignó: "Otra vez será".

Pidió a los jueces "que le pongan un poco más de onda" para que la Justicia funcione mejor, ya que "son los que mejores ganan, los que no pagan ganancias", y se refirió a la polémica de Sergio Berni con el Fiscal de la ocupación de Villa Lugano. "No puede ser que llamás y no te atiendan", dijo.

En ese marco, informó que habló por teléfono con Mauricio Macri: "Me llamó él", dijo tras silenciar a quienes en la sala intentaron abuchearlo y señaló: "Para desmitificar eso de que 'ella no habla con nadie'". "Convinimos que lo que dijo Sergio Berni, que se lo dijo en la cara al Fiscal, que si hubiera estado en el momento indicado hubiera sido posible el desalojo sin hacer ningún desastre".

El acuerdo para indagar a los acusados por el atentado a la Amia volvió a ser parte extensa del discurso, que viró luego hacia una defensa de la democracia. En ese marco, se refirió a la situación en Venezuela, a la que calificó de "golpe suave": "No vengo a defender a Maduro, sino a la democracia" y pidió a la oposición que aguarda hasta la posibilidad de revocación vía elecciones en 2016.

Celebró la constitucionalidad de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, difundió cifras de Afsca y elogió los canales Paka-Paka y Encuentro. A las 2.15 de su mensaje anual, dijo que sería "más corto que el del año pasado", por lo que retomó el tema YPF.

Tras repasar los años de Kirchner como gobernador de Santa Cruz y la relación en torno a la privatización de la petrolera nacional, elogió al Ministro de Economía Axel Kiciloff y al Secretario de Legal y Técnica Carlos Zaninni, representantes del Estado argentino en la negociación con Repsol de la semana pasada.

Llamó a Kiciloff "chiquitito pero cumplidor" y aseguró: "Cuando se anunció la expropiación de YPF, lo que se dijo es que no se iba a pagar lo que ellos pretendían", ante las críticas al Ministro por el acuerdo de 5 mil millones de dólares con la compañía española.

Aseguró que "Malvinas también tiene que ver con el petróleo" y que hay quienes "quieren una base militar en el atlántico sur". Sobre el tema, aseveró: "Creo que a la mayoría de los ingleses, sobre todo a los jóvenes, no les interesa ser colonizadores" y confió en que "vamos a poder discutir la soberanía como lo indica la ONU". Acto seguido, se lo pidió al gobierno británico.

Para finalizar, citó un extenso pasaje del primer mensaje anual que diera Néstor Kirchner ante la Asamblea Legislativa, con referencias al "capitalismo nacional", el "progreso social basado en el esfuerzo" y la presencia del Estado en ese proceso. Durante esa lectura, se le quebró la voz en varias oportunidades. "Esto no es un relato, es la realidad que vivimos en estos diez años", sostuvo.

"Quiero rescatar la idea de la concertación", dijo Cristina Fernández de Kirchner, ya con la voz exaltada, en lo que fue su último párrafo, luego de felicitar a Gerardo Zamora, radical k elegido como Vicepresidente provisional del Senado.

La Presidenta llegó de blanco, tras tres años de vestir luto en los mensajes ante el Congreso.
Una multitud se agolpó en la plaza de los dos congresos para apoyar a Cristina.