08/12/2009 11:06 Hs.
El Teatro Bristol de Martínez quedó destruido por un incendio

Un cortocircuito en las luces del escenario provocó un incendio feroz que destruyó casi en su totalidad, el interior de una de las salas más importantes de San Isidro. 

A- A A+

Es una jornada negra para la población de San Isidro. Un pequeño gran bastión de la cultura local quedó destruido en su interior por un incendio provocado a raíz de un cortocircuito en las luces del escenario. El Teatro Bristol de Martínez, en la localidad de San Isidro, no muestra en su fachada los rastros de lo que sucedió.

Aproximadamente 15 dotaciones de bomberos acudieron al lugar para controlar las llamas y evacuar las viviendas linderas por el peligro de derrumbe latente de una de las paredes laterales. Alfredo Laguzzi, concejal y titular de la Sociedad de Bomberos Voluntarios de San Isidro confirmó la destrucción de la sala y comentó: “Lo siento casi tanto como los dueños, porque lo vi nacer. Acá veíamos los espectáculos más importantes sin necesidad de viajar a Buenos Aires. Martínez y toda la zona norte han sufrido una pérdida irreparable” agregó.

Si bien la sala está asegurada contra robo e incendio, habrá que aguardar por el resultado del peritaje que dictaminará si el incendio fue intencional o se trató efectivamente de un accidente. En tanto Miguel De Lorenzo director general de Defensa Civil reafirmó que “la destrucción del Bristol es total” y confirmó que “no hubo heridos", ya que el personal que se encontraba en el edificio, estaba en el ingreso de la sala y pudo salir al advertir el fuego.

Por su parte el jefe del cuerpo de bomberos de San Isidro, Alejandro Marchetti informó que “el techo colapsó totalmente. Asimismo indicó que proseguían los trabajos “porque hay peligro de caída de mampostería” y que se evaluaban “rajaduras en paredes linderas.”
El incendio fue controlado y se trabaja en tareas de remoción y peritaje. “Era un teatro muy antiguo pero que reunía todas las condiciones para no tener problemas, inclusive tenía tratamiento ignífugo en todo lo que es telones, alfombras, pero por el tipo de material la combustibilidad es altísima” finalizó Marchetti.