07/12/2009 08:54 Hs.
Enojo kirchnerista afecta a los platenses

Los Kirchner acusan al intendente Pablo Bruera de privilegiar "su proyecto personal por sobre el nacional". Scioli no se queja y los platenses esperan trabajo.

A- A A+

Debido a una rencilla política entre el ex presidente Néstor Kirchner y el intendente de La Plata, Pablo Bruera, la ciudad se encuentra privada de contar con importantes beneficios que otorga el Gobierno nacional en el marco del plan "Argentina Trabaja".

Las recriminaciones K pasan principalmente por una cuestión: la definida postura del bruerismo de separarse de la devaluada imagen política del gobierno nacional, situación que se hizo más notoria en los últimos comicios electorales. En la campaña previa a las elecciones, el primer mandatario platense llamó a los ciudadanos a realizar un corte de boleta frente a los candidatos del PJ-FpV, y apostó fuerte a la candidatura de su hermano, Gabriel, como primer candidato a Diputado Provincial por la ciudad.

Estas actitudes molestaron de lleno a Néstor Kirchner, más aún cuando observó que los resultados electorales platenses resultaron ser completamente adversos para la línea política de los K.

¿En qué repercutió todo esto? El Gobierno nacional suspendió el envío de fondos y dejó a la ciudad platense fuera del plan "Argentina Trabaja", programa que brinda empleo a cooperativas que en el total anunciado por la preseidente superan las cien mil personas. A pesar de los reiterados pedidos, La Plata es una de las pocas ciudades de la región donde aún no se ha instrumentado esta política asistencial. Se habla de una suerte de "castigo" o "represalia" del kirchnerismo a Pablo Bruera, con incidencias negativas en importante sector de la comunidad platense que necesita de la intervención de esos beneficios.

El ex presidente Kirchner se ha mostrado en los últimos tiempos muy cercano a la figura de Julio Alak, ex intendente de La Plata, que hoy cumple funciones como ministro de Justicia de la Nación, quedando expuesto un claro gesto político del mandatario santacruceño. 

La falta de fondos suministrados por la Nación, tiene respercusiones directas en una serie de importantes obras que se desarrollan en en este territorio. El techado del Estadio Unico, reformas en la República de los Niños y la construcción de viviendas, parecen haber quedado a merced del conflicto entre Kirchner y Bruera, siendo imperiosa la necesidad de encontrar un rápido acuerdo que de punto a final a la privación de beneficios que sufren miles de platenses.