16/12/2009 08:20 Hs.
Interceptan 600 cajones de merluza en descomposición

El aviso de los vecinos alertó a la Delegación Municipal Puerto. La mercadría fue hallada en un local sin habilitación. Confiscaron y clausuraron.

A- A A+

La Delegación Municipal Puerto evitó que se procesen e ingresen al circuito comercial 600 cajones de merluza en descomposición que se guardaban en una planta, que no cuenta con habilitación municipal para el desarrollo de la actividad pesquera y, que luego del incidente fue clausurada.
Los vecinos de la zona fueron los que alertaron al Departamento de Pesca de la Delegación Municipal Puerto ya que sentían un “olor pronunciado y desagradable” que venía del lugar. Por este motivo, el organismo envío inspectores para averiguar.
El personal a cargo pudo corroborar que se trataba de una “aparente planta pesquera” y una vez adentro encontraron los cajones de materia prima podrida que esperaba para ser procesada.
No obstante, fiscalizadores  sanitarios del Departamento de Pesca determinaron la alteración de la merluza, ya que presentaba signos de degradación y lo caratularon como “no apto para el consumo humano”.
El jefe del área declaró que no pudieron probar la procedencia del pescado ya que carecían de la documentación correspondiente, y se comprobó que tampoco contaban con la habilitación para realizar la actividad. Finalmente se procedió con la clausura del local ubicado en la calle Guanahani al 4500.