06/06/2010 12:47 Hs.
Internas radicales: Cobos y Alfonsín se disputan más que el poder en la provincia

Si bien las internas tienen como objetivo la elección de las autoridades bonaerenses, es una prueba de cara al 2011. Cobistas y alfonsinistas se disputan el poder y miden fuerzas. Qué se vota. Quiénes votan. La importancia del triunfo.

A- A A+

Tras una intensa actividad de los candidatos, que incluyó giras y actividades a lo largo de la provincia, hoy son las internas radicales en territorio bonaerense. Unos 830 mil afiliados están en condiciones de sufragar hoy para decidir quiénes serán las autoridades provinciales, aunque se estima que la participación rondará en torno al 15% del total de habilitados.

El Vicepresidente Julio Cobos y el Diputado Ricardo Alfonsín miden fuerzas en esta interna, pensando más en las elecciones presidenciales del 2011. Es que si bien Cobos no aparece como candidato, e incluso no podría hacerlo por ser oriundo de Mendoza, sí ha apostado por sus propios candidatos: los históricos Leopoldo Moreau y Federico Storani. Alfonsín, por su parte, busca alcanzar el liderazgo del partido abriendo la puerta al Acuerdo Cívico y Social, críticos del cobismo.

La disputa central viene representada entonces por las listas 27 y 15. En la primera de ellas, Alfonsín aparece como primer delegado nacional, seguido por Juan Manuel Casella. Como presidente, aparece postulado el platense Miguel Basse y Patricia Guatro, como vice. En la lista del cobismo, la 15, aparecen como delegados nacionales, el ex diputado nacional Pedro Azcoiti y al histórico Pascual Cappelleri. Como presidente postulan a Eduardo Santín y como vice, Walter Carusso.

Si bien la disputa central está entre estos dos sectores, aparece en tercer lugar la Lista 18, integrada en su mayoría por integrantes de la Juventud Radical y Franja Morada, que impulsan a Augusto Espinoza y Lorena Tetaz como delegados nacionales.

Además de votarse respecto a la conducción del comité provincial y la elección de delegados nacionales, los afiliados votarán 400 integrantes de la Convención Bonaerense, un organismo que, por ejemplo, tiene la facultad de determinar las políticas de alianza del partido en la provincia de Buenos Aires y que, por tanto, resulta clave de cara al próximo año electoral.

Pero no solo a nivel provincial las internas tienen un rol clave, sino que también 60 distritos bonaerenses deben elegir hoy las autoridades partidarias. El resto de los partidos, a pesar de la división de sectores, han logrado un acuerdo y lista única, por lo que no será necesaria esta instancia.

El enfrentamiento entre aquellos cobistas, quienes en su momento integraron el Frente Transversal junto a los Kirchner, y los representantes del alfonsinismo tiene distritos que se saben claves.

En La Plata, por ejemplo, habrá dos listas que disputen el estratégico liderazgo de la octava sección.

En Junín, un distrito clave de la cuarta sección se enfrentarán las huestes del intendente Mario Meoni y los que responden a la dirigencia partidaria encabezada por Julio Guinzo.

En Campana, primera sección electoral, las miradas estaban puestas en Martín Deppeler quien aglutinaba a varios sectores.

En Merlo, tercera sección, hubo unidad y Sergio "Coco" Arévalo conducirá el partido centenario. En Dolores, quinta sección también habrá una sola lisa que llevará a Luis Quintana como Presidente.

En Cañuelas también hubo unidad y el médico Horacio Cabrera quedó como único candidato local. En Magdalena, dos listas competirán, una encabezada por Javier Ganon y la otra que responde a Moreau con Ramón Albornoz.

En San Martín hubo consenso para consagrar a Fernando González como líder en ese distrito de la tercera sección. En Escobar alfonsinistas y cobistas quedaron enfrentados. Por un lado se presenta el Senador Roberto Costa y por el otro Giordano.

En Villa Gesell habrá dos listas, por un lado el sector de Luis Baldo como histórico intendente y por el otro Héctor "Tito" Alló. En Rauch hubo lista única con el histórido Dr. José Gabriel Dumón.

En Brandsen, tercera sección los integrantes del RAPACA (Radicales para el cambio) decidieron retirar su lista manifestando las disidencias pero alineados con el partido.