23/01/2010 16:43 Hs.
Jefe de Gabinete Pérez desmintió a Oporto, no habrá paritaria docente

El Jefe de Gabinete Adrián Pérez salió a desmentir al Director de Cultura y Educación Mario Oporto. Sostuvo que la provincia no convocará a paritarias docentes y que aguardarán al llamado a nivel nacional.

A- A A+

Como si fuera un paso de comedia bochornoso, dentro del gobierno de Daniel Scioli ya ni hablan por teléfono. Al menos eso es lo que aparenta con los desencuentros y desinteligencias públicas que cometen sus funcionarios.

El último sucedido tuvo como protagonistas al Jefe de Gabinete, Alberto Pérez y al Director de Cultura y Educación, Mario Oporto. La conflictiva: los docentes.

El Frente Gremial Docente anunció ayer que si la provincia no convocaba a paritarias el lunes decidirían los cursos de acción a tomar. Según Mirta Petrocini de Federación de Educadores Bonaerenses desde la provincia estaban especulando con el llamado a paritarias docentes a nivel nacional para alinearse bajo el ala kirchnerista.

Rápidamente, en declaraciones a Radio Provincia, Mario Oporto, el encargado de la cartera educativa provincial confirmó que el lunes convocaría a paritarias sin esperar al gobierno nacional. Es más, aseguró que iba a haber un incremento salarial pero evitó hablar de porcentajes. La presión de los docentes había surtido efecto.

Curiosamente no duró mucho la victoria de los trabajadores de la educación. El Jefe de Gabinete Alberto Pérez salió a desmentir públicamente a su compañero de trabajo. Aseguró que “la provincia no convoca a los gremios docentes a paritarias” y confirmó con sus declaraciones la sospecha de los docentes “se van a manejar los tiempos coordinando con el gobierno nacional que es quién convoca en primera instancia”.

Para suavizar este tremendo papelón institucional que muestra una enorme falta de acuerdo al interior del equipo de trabajo de Scioli, el Jefe de Gabinete explicó que lo que Oporto quiso decir fue que "el lunes se va a comunicar informalmente con los representantes gremiales de los docentes para comenzar a conversar sobre temas inherentes a la educación en general".

Lo cierto es que este cortocircuito es una vergüenza institucional para un gobernador que ni siquiera puede alinear su propia tropa.

Fuente: DIB