15/12/2009 17:41 Hs.
Lomas de Zamora: Llevan un muerto a Plaza de Mayo por justicia

Una supuesta víctima de gatillo fácil fue trasladado en un coche fúnebre hasta la Casa Rosada y el Congreso Nacional en busca de respuestas.

A- A A+

 Los vecinos, amigos y familiares de Juvelio Aguayo, quién habría sido asesinado por la policía, trasladó su cadáver a Plaza de Mayo para reclamar justicia. Un coche fúnebre encabezaba la caravana repleta de combis y vehículos.

El incidente ocurrió el viernes pasado en horas de la noche cuando la tranquilidad de la familia Aguayo fue interrumpida por fuertes ruidos que provenían del techo de la morada que tienen en el Barrio Santa Catalina de Lomas de Zamora. Según el relato de los familiares el joven Juvelio de 29 años salió a la puerta y efectuó un disparo. Según cuenta Nilda, la esposa de la víctima, la idea era auyentar a los supuestos malvivientes pero la idea salió mal, “los hombres no se asustaron y, en cambio, bajaron del techo: eran policías”.

El abogado de la familia, Gustavo Morón continuó el relato “Le dispararon en la pierna, lo redujeron. Después se metieron en la casa y desnudaron a su mujer, a su madre y su cuñada y las encerraron en una de las habitaciones”. Nilda por su parte contó que “llevaron a Juvelio al comedor. Escuchamos sus estremecedores gritos y suplicas ante los golpes que estaba recibiendo de parte de los policías. Luego escuchamos disparos y a Juvelio no lo escuchamos más: lo habían torturado y luego fusilado”.

El caso está siendo estudiado por el Dr. Ruedas de Asuntos Internos mientras que la familia tendrá una reunión en los próximos días con integrantes de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional de la Ciudad de Buenos Aires (CORREPI).

El dealer

Según los policías que realizaron el operativo, Juvelio era parte de una banda narco que funciona en Rafael Castillo. De hecho, la versión oficial indica que fueron recibidos con una balacera y que el supuesto delincuente fue maniatado y al intentar huir le dispararon.

Este allanamiento se dio en el marco de un operativo del Grupo Halcón para desabaratar a la mencionada banda que ya había tenido dos procedimientos anteriores, ambos en la ciudad donde Juvelio Aguayo fue asesinado.