01/02/2010 06:16 Hs.
Los casineros siguen sin respuestas a su reclamo salarial

Los trabajadores de casinos aún no han recibido notificaciones por parte del Instituto de Loterías y Casinos de la Provincia de Buenos Aires. En el marco de la medida de fuerza decidieron no acatar la conciliación obligatoria.

A- A A+

El panorama habrá sido altamente desolador para los jugadores empedernidos que se hospedaron en la costa marplatense cuando encontraron que las puertas del Casino Central estaban cerradas. Lo que sucede es que los empleados de la rama juego dijeron "no va más" a la situación salarial en la que están inmersos y realizaron un paro por 72 horas para forzar al Instituto de Loterías y Casinos de Buenos Aires a que realice una propuesta para destrabar el conflicto.
El Ministerio de Trabajo de la provincia dictó inmediatamente la conciliación obligatoria para evitar esa pérdida económica que significaría tener el fin de semana de recambio turístico el casino cerrado. Los trabajadores sin embargo decidieron no acatarla provocando que el instituto provincial que los emplea no acerque ninguna propuesta salarial.
El viernes por la noche y bajo una torrencial lluvia los trabajadores se manifestaron en favor de las negociaciones que está llevando a cabo el presidente de la organización gremial Jorge Baino. Fue justamente el propio Baino el que les comunicó a los obreros que no había llegado ninguna cifra por parte de la provincia. Además agregó a través de un comunicado de prensa que “El conflicto desatado es en reclamo de una recomposición salarial como otros puntos, varios de los cuáles comenzaron a solucionarse. Pero el principal, el aumento de salarios, todavía no. Y se hace notar que empleados que están cerca de los 30 años de servicio el salario básico no supera los mil pesos y con los distintos ítems, de bolsillo no llega a los 1900 pesos”.
El paro duró hasta las 6 horas de hoy lunes cuando a partir de las 15 se producirá una nueva reunión entre las autoridades del Instituto de Loterías y Casinos de la Provincia de Buenos Aires y los representantes de los trabajadores.