23/12/2009 14:50 Hs.
Muere otro Concejal en Pilar

José Iacurto falleció a los 79 años, cinco dias después que su compañera de bloque Dora Montes. Había asumido el 10 de diciembre.

A- A A+

En apenas cinco días, murieron dos Concejales en Pilar: el jueves de la semana pasada, Dora Montes y ayer, José Iacurto, ambos del bloque oficialista. Iacurto, de 79 años, falleció ayer por la madrugada en una clínica del barrio porteño de Pompeya, donde estaba internado desde el sábado a partir de una descompensación cardiaca.

El Concejal había integrado la lista de candidatos oficialistas que compitió en las elecciones del 28 de junio y asumió su banca el 10 de diciembre. Sin embargo, no alcanzó a sesionar el 14 de diciembre, en la sesión extraordinaria, la última que tuvo el Concejo pilarense. Ayer estaba prevista la realización de la última ordinaria del año, que se había suspendido el jueves tras el fallecimiento de Montes. Ahora, luego que el presidente del Concejo Marcelo Castillo decretara otros tres días de duelo, la sesión se reprogramó para el próximo lunes. Ese día deberán jurar los ediles suplentes Cristina Gómez y Osvaldo Galera que asumirán para cubrir las bancas de Iacurto y Montes, respectivamente.

José Sabatino Iacurto se mostró siempre muy comprometido con la comunidad de la localidad de Manuel Alberti. Eso lo llevó a incursionar en la política a través del radicalismo. Con la UCR logró su primera banca como edil en 1983 con la vuelta de la democracia. Luego pasó a ser Director de Prensa del Concejo Deliberante y se dedicó a trabajar en varias entidades intermedias de la localidad.

Esta era su segunda participación en la actividad pública de Pilar, aunque por una lista peronista. El intendente Humberto Zúccaro lo había convencido de volver a la arena del Concejo veintidós años después de su última participación. Sus compañeros de bancada recordaron que Iacurto estaba entusiasmado con la vuelta a la política y que había comenzado a participar de las reuniones de comisión y a presenciar las sesiones del deliberativo, luego del resultado de las elecciones. En los últimos meses, sus visitas fueron cada vez más aisladas por sus problemas de salud.

Siempre comprometido con la actividad comunitaria, en los últimos años, esperaba lograr el agua corriente para Alberti. A fines del 2008, José Iacurto había emprendido junto a otros vecinos la construcción de una nueva ONG en su localidad, la Junta Vecinal de Manuel Alberti. Esa fue su última participación comunitaria luego de 47 años de trabajo en la zona. Durante ese tiempo, participó activamente en la creación de la actual estación de trenes de la localidad, fundó la plaza, la escuela Nº2 y logró, junto a otros vecinos, el tendido de la red eléctrica para toda la zona. Esos logros llevaron que fuera distinguido en el 2007 con el título de ciudadano ilustre de Pilar.