20/07/2019 17:35 Hs.
No es el muerto que habla: Falleció hace 17 años en Florencio Varela pero se jubiló en 2016 y votó en 2017

Una persona usurpó la identidad de otra que falleció en 2002. La familia descubrió tiempo después lo ocurrido. El DNI aún figura en el Padrón electoral.

A- A A+

Un hombre que falleció en el año 2002 en Florencio Varela cobraba jubilación durante los últimos dos años e incluso votó en las elecciones de 2015 y 2017 en una escuela de Moreno. La propia familia del fallecido descubrió que una persona -con el mismo nombre y DNI- se hacía pasar por él y figuraba activo tanto en los registros de Anses como en el padrón electoral.

A los 51 años, Fernández perdió la vida tras permanecer dos meses internado en el Hospital Mi Pueblo con una hemiplejia severa, producto de un derrame cerebral que desencadenó en un paro cardiorespiratorio. Los familiares, de escasos recursos, lo velaron en su casa y luego lo sepultaron en el Cementerio de Florencio Varela.

Después de 14 años de ese triste momento, al hogar llegó una misteriosa carta que les hizo rememorar la pérdida de su ser querido. "En 2016, cuando mi papá hubiera cumplido 65 años y habría alcanzado la edad jubilatoria, le enviaron a mi mamá desde la Comisaría 4ta. de Bosques una extraña citación del Registro Nacional de las Personas (RENAPER). No estaba claro el pedido, pero tenía que llevar a la seccional copias certificadas del acta de defunción, acta de matrimonio y partida de nacimiento y DNI de todos sus hijos", explicó a El Quilmeño Celeste Fernández.

"Le habían advertido que si no lo hacía podía ir presa", agregó la hija del matrimonio. Hasta ahí, todo parecía normal. Nadie en la familia sospechaba nada, hasta que, dos años después (2018), Celeste intentó contactar a familiares de su difunto padre que podrían estar vivos en su provincia natal, Tucumán.

"A través de las redes sociales me contacté con una organización que ayuda a las personas a ubicar a familiares desconocidos. Me sorprendí cuando, desde esa entidad, me avisaron que mi papá estaba vivo, que estaba afiliado al PAMI y que en 2015 había realizado un trámite en la AFIP", detalló la joven.

Celeste comenzó una investigación y descubrió que la persona que había robado los datos de su papá inició el trámite de la jubilación por medio de una moratoria, en una sede de Anses en Luján. "Después, me enteré que desde 2016 venía cobrando por esa jubilación en un banco en Moreno y que había votado en las últimas dos elecciones", remarcó.

Junto a su madre, se presentaron en Anses y con un acta de defunción actualizada lograron dar de baja la jubilación. "Ahora me meto con el CUIT de mi papá y ya no sale la fecha de cobro, figura que no tiene beneficio", indicó. Sin embargo, subrayó que "todavía figura en el padrón electoral".

Finalmente, la joven, que radicó esta semana una denuncia en la Fiscalía de Quilmes, contactó a una abogada para averiguar qué hay detrás de estas maniobras. "Me dijo que hay una mafia que se dedica a "revivir" a los muertos para estafar al Estado. Toda mi familia está convulsionada, queremos que se esclarezca esta situación", sentenció. Como consecuencia del robo de los datos, a Margarita Gómez (la viuda de Ramón Antonio Fernández) le niegan desde hace años el cobro de una pensión por su marido.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Certificado de defunción. (Imagen: Popular)