18/03/2010 12:11 Hs.
Olavarría: Secuestran a testigo del crimen mafioso

Se trata de un remisero considerado testigo clave de la muerte del abogado Carlos Alonso, asesinado con connotaciones mafiosas. Lo maniataron y simularon su ejecución. 

A- A A+

Un remisero de Olavarría identificado como Rafael Iribe fue secuestrado por dos personas que lo abordaron y llevaron hasta un descampado donde lo maniataron y simularon su ejecución con un arma de fuego descargada.

Iribe fue gatillado tres veces con un arma apoyada en su cabeza. El remisero es testigo clave de la causa iniciada por el cirmen con connotaciones mafiosas del abogado Carlos Alonso, que conmocionó a la ciudad.

Rafael Iribe fue quien transportó a los presuntos asesinos del abogado el día en que lo ejecutaron. Relató con detalles su peripecia al diario on line Infoeme de la ciudad de Olavarría: "Apareció una motito y el conductor sacó un fierro (un arma), me dijo que me quedara quieto y bajara la cabeza. En ese momento frenó el Falcon delante de mi auto, intenté marcar el 101 en mi celular pero no pude, dos personas subieron conmigo, una adelante y otra atrás. La moto y el Falcon desaparecieron".

Me vendaron los ojos y sentí el fierro en la cabeza. La primera vez que apretó el gatillo fue un momento terrible, luego otra vez y otra vez, pero la bala nunca salió. Entonces me dijeron `che gordito, te vamos a dejar acá, mañana venimos y te reventamos´. Me ataron con precintos, con los pies cruzados y las manos atrás, y me dejaron adentro del auto. Supongo que fue un apriete grande si no me hubieran matado en ese mismo momento, o quizá no pensaron que iba a salir del auto", describió el remisero a ese medio.

Iribe tenía custodia policial desde que se presentó en un reconocimiento fotográfico y continuaba trabajando para mantener a su familia.