16/09/2019 15:43 Hs.
historias en ln1
Patrimonio Provincial: El Primer Carrousel Argentino está en Ayacucho

Es único en el país. Un joven Maradona ayudó a financiarlo pateando penales en el Club de Leones local. Su belleza artística lo convirtieron en escenario de películas nacioneles y publicidades. LaNoticia1.com habló con Carlos Miramont, ex presidente de la asociación y quien lo trajo desde el zoológico de Buenos Aires en 1979. “Cuando me dicen “esta se vende” yo digo que vengo a comprar un Fiat 600 y me quieren vender un Mercedes Benz”, expresó el ex dirigente de la organización.  

A- A A+

Es el primer Carrousel del país. A diferencia de las calesitas que son estáticas, este tiene movimientos en sus piezas. Posee la vuelta más larga del país y desparrama arte popular. Un joven Maradona colaboró a costearla pateando penales.  LaNoticia1.com habló con el expresidente del Club de Leones, Carlos Miramont, quien se encargó de conseguirla en 1979.

Cómo llegó a Ayacucho

“Había salido una idea en el Club de Leones el año anterior de comprar una calesita en Ayacucho y yo asumí como Presidente y tomé la idea. Puse un aviso en Clarín y fui a Buenos Aires a ver qué encontraba. Había una en el Gran Buenos Aires que era muy pobre pero estaba adecuada a los ingresos que teníamos pero tambien me habían dado el dato de una calesita que se vendía en el zoológico”. manifiesta Miramont a LaNoticia1.com.

En el Jardín Zoológico de la Ciudad se encontraba desde 1945, había sido construida por la firma Sequalino Hnos. y adquirida por Omar Lema, que había quedado ciego por una pérdida de retina y fue su sustento de vida. “Cuando me dicen “esta se vende” yo digo que vengo a comprar un Fiat 600 y me quieren vender un Mercedes Benz” confiesa el expresidente del Club de Leones.

Lema tuvo ofertas de Brasil y de parques de diversiones pero no quería ni que se fuera de Argentina ni que termine desguazada o destruida. ”Quería que se preservara y mantuviera. Ese es el compromiso que asumimos y hemos cumplido”, se enorgullece  Miramont.

De Maradona a Rolando Rivas Taxista

“El Club de Leones tenía que pagar el Carrousel en 12 cuotas y ahí apareció “Diego” de tan solo 21 años. “Para pagar la calesita hicimos una colecta en el pueblo pero lo teníamos que pagar en 12 cuotas. En un momento se nos ocurre traerlo a Maradona a patear penales como una atracción, para conseguir dinero y terminar de pagarla. Fue en 1981 cuando pasó de Argentinos Juniors a Boca”, recuerda el hombre de Ayacucho.

El Carrousel es tan singular que se han filmado películas y propagandas en él. Lo último que se filmó fue “Rolando Rivas taxista”, en 1974.

Ejemplo de Arte Popular Argentino

Fue declarado “Patrimonio Histórico Cultural” de Buenos Aires en el 2000. “Es una artesanía con los tallados a mano, doce biombos de cedro policromados que representan escenas circenses y relieves que relatan el cuento de los 3 chanchitos y el lobo. Tallados de 15 caballos, 6 leones, autos”, describe Miramont.

“Tiene un órgano con 180 tubos, 48 teclas y 3 muñecos adelante que echan fuelle al organito. Es único en Argentina” continúa quien llevó adelante la misión de llevarla a Ayacucho.

Nunca tuvo sortija

El elemento clásico y lúdico de la sortija nunca se aplicó en este Carrousel.  “Quien nos vendió dijo que no se la pongamos porque las columnas son de bronce y el movimiento de los chicos la desestabiliza y no es sano para el Carrousel por una cuestión de mantenimiento”, cuenta Miramont.

“La hemos restaurado y reacondicionado dos veces. Pintar al óleo y mantener el organito, entre otras cosas. Está mejor conservada que cuando la compramos” se enorgullece Carlos.

Patrimonio Provincial

Funciona los fines de semana abierta al público y entre semana se festejan cumpleaños. Hasta los 7 años a los chicos les fascina el Carrusel que también fue declarado Patrimonio de Interés Histórico y Cultural de Ayacucho.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Maradona ayudó a financiarlo pateando penales en 1981.