04/01/2018 14:36 Hs.
Informe especial
Pinamar: El uso indebido de cuatriciclos, la causa de accidentes fatales en médanos "off road"

Son las denominadas zonas ubicadas en el norte de la ciudad, como los paradores "El Límite",  "El Más Allá", La Olla, del Médano Blanco, puntos despoblados y alejados de los balnearios. “Son de accesos libres y tierras privadas, donde desde el Estado recomendamos no asistir a esos lugares, sobre todo porque son más de 25 Km2 del médano vivo donde no rigen normas de tránsito y donde es muy difícil llevar a cabo un control", apuntó Matías Yeannes, secretario de Seguridad del Municipio a La Noticia 1. 

A- A A+

Por Javier Cappiello

“Mi derecho termina donde comienza el de los demás”, reza un viejo refrán popular que parecería aplicarse en la localidad de Pinamar, puntualmente en el límite norte de la ciudad, donde a medida que se avanza desde el centro, las casas y balnearios son cada vez más escasas, y los médanos se convierten en una pista "off-road" (todo terreno) para que miles de cuatriciclos sean manejados por jóvenes sin mayores preocupaciones. 

Pese a que desde el municipio incrementan medidas de seguridad durante los operativos en las zonas públicas para evitar que se infrinja la ordenanza municipal que rige desde 2016 -la cual prohíbe la circulación de vehículos a motor por la playa- ya hubo dos accidentes fatales. El más reciente fue el de Agustín Rebol, de 18 años, que murió en el parador La Olla, del Médano Blanco, ubicado a unos cinco kilómetros al oeste del centro del balneario, mientras el otro fue el de Hernán Robert, un marplatense de 30 años, que perdió la vida en esos mismos médanos cuando intentaba dar un salto con su cuatriciclo.

El uso de cuatriciclos está controlado en lo que hace al casco urbano y en playa tenemos una ordenanza que prohíbe la circulación, excepto tres zonas habilitadas: una en el norte desde la frontera 3000 metros hacia el lado de Costa Esmeralda; Cariló en la zona sur en el parador de Villadero 2000 metros y el otro es Balneario Hemingway. Estas zonas están controladas y tienen ciertas restricciones para los 4x4”, apuntó Matías Yeannes, secretario de Seguridad del Municipio, a La Noticia1.

En ese sentido, el funcionario detalló que “hay una empatillada en la líneas de casillas de guardavidas para que los vehículos no puedan ingresar hasta la orilla”. “De esta manera, buscamos separar a la gente del vehículo para que pueda ubicarse con sus sombrillas, gacebos, y los chicos puedan estar tranquilos despreocupados de que un vehículo les pase cerca. Y otro vallado en el pie del médano, para que no pueda acceder a esa zona ni a la reserva forestal”, destacó Yeannes.

A su vez, admitió que “existe otra realidad fuerza de esas tres zonas habilitadas donde comunmente tenemos los tipos de accidentes graves”. “Son de accesos libres y tierras privadas, donde desde el Estado recomendamos no asistir a esos lugares, sobre todo porque son más de 25 Km2 del médano vivo donde no rigen normas de tránsito y es muy difícil llevar a cabo un control. Los controles son en estas tres zonas nombradas y en los accesos donde se apunta a cuestiones de seguridad del vehículo y su uso. Lo básico es casco, que no circulen menores de edad, y que el que maneja está habilitado a hacerlo”, reconoció.

El control en las playas  

Yeannes, por su parte, señaló que en las playas de Pinamar se realizan “operativos conjuntos que hacen el área de Tránsito del Municipio, la Agencia Nacional de Seguridad Vial y policías de la Provincia de Buenos Aires”. “Estos tres actores son quienes llevan los controles en estos accesos, y después está la dirección de Seguridad en Playa que está abocada a la asistencia de emergencias con ambulancias 4x4, que terminan el mantenimiento de estos vallados. Muchas veces la gente tiende a romperlos en horas nocturnas”, afirmó.

Consultado sobre el control en los paradores "El Límite", "El Más Allá", La Olla, del Médano Blanco, zonas despobladas lejanas al centro del balneario, el Secretario de Seguridad explicó: 

“Siempre hago el paralelismo con un centro de esquí, que vendría a ser un fuera de pista. El que va al médano siempre tiene que saber que está bajo un riesgo grande, que en ese lugar conviven personas que están entrenando tal vez para una competencia, con la familia y después también con la imprudencia. Vemos que  hay muchos casos que les entregan un vehículo de alta cilindrada aun chico de 10 años, es algo que se repite”.

De todos modos, aseguró que “hay personal se seguridad que en caso de detectarlo procede con el secuestro del vehículo con su multa correspondiente”. “Son más de 20 Km2 abiertos completamente sin calzada y donde no rige ninguna zona de tránsito, es una zona off road”, remarcó.  

Sobre el número de efectivos afectados al patrullaje de los balnearios, Yeannes precisó que “entre Policía, Tránsito y Seguridad Vial estamos hablando de entre 70 y 80 personas abocadas a lo que es acceso de playas y controles internos”.

En tanto, el responsable de Seguridad del municipio de Pinamar se refirió al accidente fatal de Agustín Rebol, de 18 años, que murió en el parador La Olla, del Médano Blanco. “El cuatriciclo es peligroso en la medida de cómo se conduzca. El caso de este chico que falleció, en un vehículo de 800 cm3 de cilindrada sin casco saltando médanos, es muy fácil hacer la cuenta y prever que suceda algo”. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Las zonas donde suelen circular varios cuatriciclos son El Límite", "El Más Allá"y La Olla, del Médano Blanco. Foto: Facebook de Agustín Rebol.