23/12/2009 15:58 Hs.
Saladillo: Fiscal deja causa tras polémica por carátula

Patricia Hortel renunció a la investigación de la muerte de Carlos Castello, ecologista de Lobos. La Fiscal trabajaba en la hipótesis de suicidio. La familia asegura que fue un asesinato.

A- A A+

La Fiscal de Saladillo Patricia Hortel abandonó la investigación de la causa por la muerte del ecologista de la zona de Lobos Carlos Alberto Castello, ocurrida en 2008, cuando fue hallado en su vivienda con golpes en el cuerpo y un disparo en la cabeza.

El hermano de la víctima, Eduardo Castello, cuestionó el trabajo de la Fiscal, que calificó de “negligente”, pidiendo que se la aparte de la causa. Además, había presentado ante Héctor Vogliolo, Fiscal General del Departamento Judicial de La Plata, sus quejas por la "irregular investigación" y solicitó que la causa sea recaratulada como “homicidio”, teniendo en cuenta las pruebas acumuladas por los propios familiares.
 
En su presentación, Castello pidió "una rápida solución al pedido de apartamiento de la Fiscal" y consideró que su permanencia "no hacía más que dificultar el proceso investigativo y desnaturaliza su objetivo, que debe ser el esclarecimiento de los hechos".
 
Finalmente, Hortel dejó la investigación y es reemplazada por Alberto Sarramone, quien se hizo cargo de la causa y recibió las pericias correspondientes para su análisis.
 
Entre las evidencias relevantes que aportaron al Fiscal Vogliolo, estuvo el resultado negativo del Dermotest, que determinó la presencia de pólvora en la piel, lo que apunta que Carlos Castello no habría sido quien disparó el arma.
 
Carlos Castello era propietario de una vivienda en la laguna de Lobos, donde había encabezado inquietudes ambientalistas. Su familia asegura que antes de morir habría recibido amenazas de muerte por oponerse a la privatización de un sector de la laguna.