04/12/2009 16:00 Hs.
50 chicos sin agua por culpa del "Plan Ahí"

Hace veinte años que en la esquina de Dinamarca y Warnes una canchita alberga los picaditos y los gritos de muchos chicos del barrio Sol y Verde en José C. Paz. Con un plan que precisamentre se llama "Ahí" esperan el agua.

A- A A+

Hace algunos meses los vecinos se reunieron para elevar un pedido al Intendente Mario Alberto Ishii para construir un tanque de agua comunitario en el barrio que abastezca a cuatro o seis manzanas. Funcionarios de “Plan ahí” gestionaron su pedido y les prometieron que el tanque estaría para fin de año en la esquina del Club. “Nosotros estamos esperando con muchas ansias el tanque de agua. Nos dijeron que a fines de noviembre lo íbamos a tener acá para que los vecinos aunque sea vengan a buscar el agua con un bidoncito. No le pedimos nada más que los materiales porque les dijimos que lo vamos a construir nosotros” remarcó con orgullo David Sanroque, miembro fundador del club.

La Historia:

El Club Solidario Sol y Verde no cuenta con agua ni con una estructura edilicia como para regularizar sus actividades. Sin embargo recibe por día a más de 50 chicos de todas las edades que asisten al lugar para compartir desde una merienda a un partido de fútbol. Como no tienen un techo todo depende del día. “Ellos saben que si llueve las reuniones se suspenden, pero saben también que si el tiempo está lindo algo se va a hacer, tienen la certeza de que algo va a pasar”, comentó Sanroque . El Club se armó con la ayuda de todos los vecinos. El que sabía amasar amasaba, el panadero regalaba facturas, otros venían a hacer el fuego, algunos papás enseñaban a jugar al futbol, otros malabares, etc. “Veníamos de hacer batucada hace tiempo y vimos que no se estaba haciendo ninguna actividad, salvo jugar a la pelota y con los vecinos se nos ocurrió armar este espacio comunitario, nosotros decidimos que quede para el barrio. Al principio había un cartelito, después conseguimos por un vecino la casilla y ya había alguien cuidando el predio” dijo Martín Ledesma, también miembro del Club y agregó: “Todo el barrio colabora. Acá no hay jefes” El 20 de Diciembre se realizará en el predio la fiesta por el aniversario de la toma del terreno. Un año de ese “pequeño cartelito” confeccionado con una bolsa de papas pintada y con el trabajo de muchos. Un año de ese cartelito que les enseñó que entre todos se pueden dar una mano. El cronograma de actividades se esta armando, pero ya se sabe que estarán presentes la radio, la batucada y los malabares. “Invitamos a todos los que quieran venir: bandas, familias o el que quiera vender en un puesto. El espacio es libre; libre y comunitario” dijo Sanroque.

El merendero:

Al merendero concurren chicos de todas las situaciones. Algunos ni pueden ir al colegio. “Son pibes que no están contados ni registrados, pero son pibes. No llegaron a anotarse en ningún comedor ni en ninguna escuela, quedaron afuera de todo sistema. Y eso es duro” Señaló Sanroque.

Tres generaciones de vecinos se juntan hoy en el Club Solidario con ganas de dar una mano, cuidar el espacio y ver que es lo que pueden compartir. Es una sorpresa que siempre se comparte. “Todo lo que tiene el barrio fue por el impulso y el trabajo de los vecinos porque ellos la pelearon: la estación, la salita, la guardería” Comentó Sanroque y agregó: “Es para demostrar que somos los que están abajo, somos los que están en el pozo pero estamos haciendo”

La antena, la radio y el cine:

Para compartir algo, aunque sea un partido de futbol algunos hacían de arbitro otros enseñaban batucada, malabares o circo. Así se fueron conformando un montón de actividades culturales. Y todo en los tiempos que se podía porque todos tienen un trabajo o familia que atender. La radio fue una articulación con la Universidad de General Sarmiento. El Grupo AMBA (Centro de Arte de la Facultad General Sarmiento) prestó los equipos y los chicos prepararon la radio. “Era una forma de salir afuera y decirle al barrio lo que estábamos haciendo. Charlando, pasando música… Una experiencia muy grande para todos. Fueron tres días de radio, empanadas y tambores” recordó David Sanroque El cine vino con la ayuda de la Agrupación Nuestra América de Pie. Ellos prestaron un proyector para que los chicos puedan ver una película. De esta experiencia surgió una propuesta más que interesante: construir un transmisor casero. “Hay un compañero que sabe electrónica y entre varios nos enganchamos con la idea de construir una antena. La idea es armar un transmisor casero. Con un DVD o una VHS mostrar nuestros propios videos. Es un arma para mostrar lo que hacemos”, agregó Sanroque.

Sitio web: www.solyverde.blogspot.com.ar. correo electrónico para colaboraciones: entretodosunpoco@gmail.com.ar