22/01/2020 13:55 Hs.
Crimen de Villa Gesell: "Nos comimos un garrón, fue todo una locura", dijo el padre de Pablo Ventura

En diálogo con LaNoticia1.com, José María Ventura, papá del joven liberado en la causa del crimen perpetrado por los rugbiers, sostuvo que Pablo está "muy shockeado" y que "era víctima de bullying". Contó que su hijo "nunca estuvo en Villa Gesell" y que al momento de su detención estaba "durmiendo la siesta en su cuarto". Enfocados en limpiar su nombre remarcó que "Pablo quedó mal y está manchado" y advirtió que "no será gratuito" para quienes lo incriminaron. El drama de una familia que sufrió las consecuncias de una investigación y señalamiento injusto. 

A- A A+

Eran las 16.45 del sábado 18 de enero en la apaciguada ciudad de Zárate cuando un impresionante operativo policial irrumpió la tranquilidad en la casa de la familia Ventura. Personal de la DDI local arribó al domicilio buscando a Pablo, el hijo de José María, propietario de la vivienda. El joven estaba durmiendo, su padre debió despertarlo, y cuando abrió los ojos, los efectivos de la fuerza lo detuvieron y le dijeron que quedaría preso por el homicio de Fernando Báez Sosa, un joven de 18 años que había sido asesinado a golpes a la salida del boliche Le Brique en Villa Gesell.

A partir de ahí, la familia vivió eternas horas de terror. Pablo fue trasladado hacia la costa atlántica, mientras que en los medios nacionales lo señalaban como uno de los autores del crimen que intentó fugarse de Villa Gesell con la complicidad del padre. El joven remero, estudiante de farmacia, había quedado implicado en una gravísima causa pero lo peor de todo es que ni siquiera sabía qué es lo que había sucedido. Luego de que el joven quedó incomunicado, su padre se trasladó hacia la ciudad balnearia para explicar que su hijo nunca se había ido de Zárate y no tenía nada que ver en el caso.  

Luego de cuatro días de angustia, estando en el centro de las críticas y alojado en una celda a 470 kilómetros de su casa, este martes la fiscal Zamboni ordenó su libertad. Sin embargo, su liberación destapó un grave caso de bullying del cual estaba siendo víctima este muchacho de 21 años: Es que hace tiempo, el joven remero había protagonizado una discusión con uno de los rugbiers detenidos y a partir de ese momento, fue blanco de burlas y bromas pesadas por parte de esta barra, que lo responsabilizaban y mencionaban su nombre cada vez que se mandaban una "macana". 

Desde el Hotel Luz y Fuerza de Villa Gesell, donde se encuentra descansando la familia después de la tormenta que le tocó atravesar, el papá de Pablo, José María, brindó una entrevista exclusiva con LaNoticia1.com. El hombre contó el dramático momento en que se llevaron detenido a su hijo y la angustia que debieron atravesar hasta comprobar que no tenía nada que ver con el asesinato. El dato de una vieja pelea y una historia de bullyng y maltrato que lo llevaron a una situación extrema: "Todavía no lo podemos creer, todo esto que pasó es una verdadera locura". 


Pablo Ventura tras la liberación. Foto: LaNoticia1.com

¿Cómo está Pablo en estas primeras horas luego de su liberación?  

"Pablo está muy shockeado. Hace cuatro días que no veía a su papá ni a su mamá y estaba enloquecido por toda esta locura que sucedió aquí en Villa Gesell, donde él no estuvo nunca. Por suerte se logró convencer a la Justicia luego de que presentamos todas las pruebas, desde videos y celulares, para que se dieran cuenta por intermedio de las antenas que mi hijo nunca estuvo en Villa Gesell. Por suerte salió todo bien, pero ahora está shoqueadísimo. 

¿Cómo comenzó todo? ¿Dónde se encontraba Pablo al momento de su detención?

La detención fue el día sábado a eso de las 5 menos cuarto de la tarde. Personal de la DDI llegó ahasta nuestra casa, me preguntaron si acá vivía Pablo ventura, les dije que si. Mi hijo estaba durmiendo, me pidieron que lo despertara, fui lo desperté y automáticamente lo agarraron y le incautaron el celular. En ese momento nos empezaron a contar por que se llevaban detenido. Nosotros ni siquiera sabíamos que había pasado en Villa Gesell.

A partir de ahí, mi hijo no pudo volver a tener ningún contacto conmigo. Imaginate que todavía es un chico, tiene 21 años pero todavía es un nene. Es una locura todo lo que pasó. 

¿Qué relación tiene Pablo con los acusados por el crimen de Fernando en Villa Gesell?

Mi hijo no tiene ninguna relación con los acusados. No comparten el mismo club, no comparten el mismo deporte, estos chicos son rugbiers y mi hijo es remero. Estos chicos están en el Club Náutico Arsenal Zárate y mi hijo es del Club Náutico Zárate. Mi hijo con estos chicos no comparte redes sociales, y no comparte ni siquiera un mate.

¿Y entonces como fue que los imputados lo señalaron como el máximo responsable?

Pablo me contó que hace muchísimos años hubo una discusión con uno de estos chicos y a partir de ahí empezó a sufrir bullying, estas cosas que hacen los pibes de hostigar a los otros. Y a partir de ahí cada macana que se mandaban empezaban a culpar a Pablo Ventura. Cuando estos chicos fueron allanados en Villa Gesell, la Policía les preguntó de quien eran un par de zapatillas que estaban con sangre y ellos dijeron que era de Pablo Ventura. Así fue, aunque parezca un chiste. 

¿Cómo fueron esas primeras horas con tu hijo detenido por asesinato?

A partir de ahí fue todo una locura. En televisión se habló de que mi hijo se había escapado de Villa Gesell con ayuda del padre. primero dijeron que Pablo había escapado de Villa Gesell y después dijeron que yo lo había ido a buscar. Todo lo que se hablaba estaba lleno de mentiras. Gracias a las cámaras de los peajes y a distintas pruebas contundentes que pudimos aportar, logramos comprobar que todo lo que se decía era mentira y nunca sucedió. 

A todo esto, ¿que decía la gente en Zárate?

Yo vivo con mi hermano y mi esposa. Te digo la verdad, no qusie tener contacto con los medios. No quería ver televisión, no quería ver redes sociales, quería estar tranquilo y enfocado y salir absolutamente en todos los medios, ya sea grande o chiquito, para que se haga justicia y no queden dudas de que mi hijo no tuvo nada que ver en esto. 

Dar vuelta todas las versiones que se hablaban en los medios fue muy difícil. Aunque nosotros sabíamos que no era así, teníamos que demostrarlo, salir a hablar con la verdad y presentar las pruebas como lo hicimos ante la justicia.

Mucha gente que tenía dudas ahora me está llamando pidiendo perdón, otros se comunicaron conmigo y me dijeron: 'Nunca dudé de vos ni de tu familia'. 

¿Van a tomar algun tipo de acción judicial contra estas personas que lo incriminaron en la causa?

Todavía estamos enfocados en que el buen nombre y honor de mi hijo y de la familia quede totalmente limpio. Después de eso veremos que hacemos pero lo que pasó es algo muy grave y esto tampoco va a ser gratuito. Pablo salió en todos los diarios y los canales del país, quedó mal y está manchado. Y no tiene por qué pobrecito. 

¿Pudiste dialogar alguna vez con la familia de Fernando, el chico asesinado en Villa Gesell?

Hace un par de días en un medio intentaron cruzarnos pero esa familia está muy quebrada. Imaginate el dolor que tendrá ese papá y esa mamá, perdieron un hijo. Es una locura lo que pasó. 

¿Cómo es un día en la vida de Pablo?

Pablo es un chico deportista, estudiante de Farmacia. Yo trabajo en la Cooperativa Eléctrica de Zárate hace 36 años. Mi esposa atiende una farmacia. Somos gente de laburo. 

Mi hijo se levanta a las 5 de la mañana, desayuna, toma el colectivo para viajar a Buenos Aires a las 6 menos cuarto. Estudia en la Facultad, está cursando Farmacia. A las 15.30 llega a casa. Come fideos blancos todos los días. A las 16.30 está entrenando hasta las 19.30. Llega a casa y mientras la mamá le prepara la comida, él sigue estudiando. Se acuesta a eso de las 23.00. Y así son todos los días de su vida. 

Es un apasionado del deporte, el remo es un deporte amateur pero lo tomó con mucha pasión. Yo soy vicepresidente de la comisión de remo del club. Y nuestra vida es esa, laburar y hacer deporte. Y nos tuvimos que comer semejante garrón.  

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.