29/10/2020 11:30 Hs.
Después de Guernica, otra toma en González Catán sacude a la Provincia: "Estoy desamparada", denuncia la propietaria

María es dueña de una Avícola y desde mayo tiene tomado el predio que rodea la planta. Primero fueron unos pocos ocupantes pero ahora son cerca de 100 personas que hasta edifican con ladrillo. La primera vez que fue a intentar sacarlos resultó baleada. Ante la falta de respuestas de la Justicia y el Gobierno, hizo una zanja para evitar que la toma siga avanzando. También padece el vandalismo en su Granja y los 14 empleados están con miedo porque sufren agresiones y amenazas. "Es horrible vivir así", dijo a LaNoticia1.com.

A- A A+

Una planta avícola en el conurbano bonaerense tiene tierras tomadas por ocupantes que, con casillas, se fueron instalando en los últimos meses. En mayo pasado, un grupo de personas se estableció en un predio de 12 hectáreas en González Catán, partido de La Matanza, donde hace tiempo funciona una granja avícola. Los ocupantes siguieron avanzando, incluso con actos de violencia contra los dueños del lugar. Hoy son casi 100 familias que "se apropiaron" de cinco hectáreas y la propietaria del lugar denuncia que está totalmente desamparada por el Estado.

"La toma comenzó hace un tiempo y como la Justicia nunca me dio respuestas, hace un par de meses fui a intentar sacarlos. La primera vez que fui me balearon y me tiraron con una tumbera. En todo este tiempo que la Justicia ni el Gobierno hizo nada y con el correr de los meses se sumaron decenas de familia a la toma. De hecho algunos hasta ya están construyendo con ladrillos", comentó María, la propietaria del lugar, que en declaraciones exclusivas a LaNoticia1.com contó el drama que le toca vivir tanto a ella como a sus empleados que a diario padecen las consecuencias. 

María remarcó que el conflicto no solo se da en torno a la ocupación del predio, sino también por el vandalismo dentro de la Avicola. "En la planta suele haber 14 empleados, más el casero y mi tío que se instaló ahí desde que comenzó la toma. Me entran a robar todos los días a la granja. Los enganchan dentro del criadero, llevándose artefactos, gallinas, lo que sea. Los empleados que van a trabajar están con miedo porque viven amenazados y les tiran piedras cuando entran y salen. Todos los días hay corridas y la situación es invivible", lamentó la mujer ante nuestro micrófonos. 

La daminificada explicó que ni la Justicia ni el Gobierno le dieron una respuesta. "La denuncia estaba en Casación, después pasó a la Cámara pero ahora el expediente volvió a Casación y permanece ahí detenido. La causa ya tiene dos pedidos de desalojo pero nunca se efectivizaron porque la Justicia nunca ratifica el fallo", relató. Y reveló: "Le mandé una carta al presidente Alberto Fernández y al diputado Sergio Massa pero nunca me contestaron. Tampoco me dieron respuestas ni el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, ni el gobernador, Axel Kicillof. 

En su desesperación, la mujer indicó que hasta contrató una pala mecánica para hacer una zanja y así intentar detener el avance de la toma. "Si los hubieran desalojado ni bien hicimos la denuncia cuando eran poquitos, esto no hubiera crecido tanto. Hoy son cientos de familias que hasta están edificando en el lugar. En un momento me habían puesto custodia policial pero después de unos días me la sacaron y volvieron los problemas. Nos dejaron a merced de lo que los usurpadores quieren. Estamos desprotegidos totalemente. Esto es vivir desamparado", repudió en LaNoticia1.com.  

A nadie le importa que yo tenga las escrituras, los impuestos al día, que tenga un emprendimiento comercial que le da trabajo a la gente. Nada vale. Siento una impotencia bárbara, esta situación te va comiendo la cabeza y por la noche te aseguro que no podés dormir", señaló María, quien luego del desalojo en Guernica se aferra a la esperanza de una solución. Después de lo que pasó hoy, espero que alguien nos de bolilla. Tenemos miedo de ir a trabajar a nuestro propio terreno. Lo único que pido es que alguien se apiade porque no podemos vivir así, es horrible", concluyó.  

Por esta situación también opinó el presidente de la Cámara Argentina de Productores Avícolas (Capia), Javier Prida, quien reclamó una urgente solución. Para la Cámara, la situación es compleja y requiere de la participación activa y expeditiva de la Justicia. Asimismo, manifestó su solidaridad con los damnificados. "Solicitamos la intervención de la Justicia, para que sea esta la que en todos los casos se expida en pos de garantizar la paz social", dijo Prida, quien contó que a pesar de las tomas, "la granja continúa produciendo, a la espera que la Justicia actúe".

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.