07/04/2021 13:42 Hs.
información exclusiva de lanoticia1.com
El drama de mil trabajadores "esclavos" en La Costa: Esperan 6 horas para entrar, amontonados, sin baños ni agua

Son casi un millar de empleados del exclusivo barrio privado Costa Esmeralda, al límite con Pinamar. Hace dos meses, obreros y amas de casa retomaron sus labores tras un año de estar desocupados pero ingresar al predio es un verdadero martirio. Todos los días deben aguardar a la vera de Ruta 11, entre 4 y 6 horas, para poder entrar. "Nos tratan como si fuéramos delincuentes, no les importa el Covid y si nos quejamos, salen a filmarnos. La gente no quiere hacer quilombo por miedo a perder el laburo", denunciaron en LN1.  

A- A A+

Cerca de mil trabajadores del exclusivo barrio Costa Esmeralda, ubicado en el partido de La Costa casi al límite con Pinamar, están viviendo a diario un verdadero drama en medio de la pandemia por coronavirus. Según denunciaron los empleados que prestan servicio en las distintas viviendas del costoso complejo privado, donde tienen residencia numerosos políticos y famosos de nuestros país, todos los días deben padecer el destrato por parte de las autoridades de la administración del country y los efectivos de vigilancia privada de la empresa Securitas. A contramano de las recomendaciones sanitarias en medio de la segunda ola de Covid, las demoras en el ingreso provocan aglomeramientos, con obreros de la construcción y mujeres mayores de limpieza que deben esperar hasta 6 horas a la vera de la ruta, pese al calor y las lluvias, sin baños, asientos y sin siquiera poder acceder a un vaso de agua.  

"Desde que abrieron este año el trabajo en Costa Esmeralda, hace dos meses, están pidiéndole a todos los trabajadores distintos papeles para poder ingresar. Desde la última cuota paga del monotributo, hasta el certificado de antecedentes penales. Son dos personas de vigilancia privada revisando todos los papeles, todos los días, a todos los trabajadores que tenemos que ingresar al predio. Si algunos de todos los certificados que nos solicitan no están actualizados, no te dejan entrar. Solemos estar desde las 7.00 de la mañana hasta las 12.00 o 13.00 aguardando para poder ingresar. Hay mucha gente mayor y mujeres grandes que hacen tareas de limpieza que tienen que esperar en medio de la ruta, sin un banquito, ni un vaso de agua. Llueva o haya sol", comentó a LaNoticia1.com Mariano, quien trabaja en una obra de construcción dentro del country y que describió el drama que suelen padecer los operarios.

"Ahora se les ocurrió que los portones abran a las 10.00, los guardias nos dicen que es por orden del consorcio, o sea los propietarios, nos tratan como perros, como esclavos", agregó el joven, quien además contó las distintas situaciones que se viven durante las mañanas mientras todas las personas aguardan para ingresar a trabajar. "La parte más incómoda y denigrante se las llevan las mujeres que necesitan ir al baño y no tienen donde ir. El otro día una propietaria sacó el auto marcha atrás desde su cochera y casi se lleva por delante a un trabajador que tuvo que saltar para que no lo atropellaran. Y lejos de pedirle disculpas, la conductora lo insultó y le gritaba que esté atendo cuando los propietarios salgan con los coches. Hay muchos que después de esperar durante largas horas, los hacen volver a la casa porque les falta tal o cual papel. Estas cosas suceden casi todos los días", relató Mariano.

En tanto, otro de los trabajadores comentó a LaNoticia1.com que pese al trato deplorable que reciben a diario el millar de personas, nadie se anima a quejarse por temor a quedarse sin empleo. "Las pocas veces que comenzamos a aplaudir o algunos camioneros se pusieron a tocar bocina, los empleados de seguridad dejan de revisar los papeles y salen a filmar todo con sus teléfonos celulares. La mayoría de los trabajadores somos vecinos del partido de La Costa y de la ciudad de Pinamar que durante toda la pandemia estuvimos sin empleo y tuvimos que rebuscárnosla con changas y ayuda de nuestros familiares. Por eso ahora nadie quiere protestar ni hacer quilombo, porque tienen miedo de que le saquen la única oportunidad que tienen de poder volver a llevar un plato de comida a la mesa familiar de sus hogares", subrayó este hombre, quien por cuestiones lógicas prefirió no brindar su nombre.

Por su parte, María Galeano, madre de uno de los obreros que se desempeñan en Costa Esperanza, también conversó con LaNoticia1.com y contó: "El principal temor que tienen los trabajadores es que los hacen esperar todos juntos, amontonados, sin importar que estamos en plena segunda ola de coronavirus. Y las autoridades municipales no controlan nada. Les piden una serie de documentación que en realidad debería enviarse por mail para agilizar el ingreso. Para entrar al country, todos los días les exigen el certificado de antecedentes penales. Tratan a los trabajadores de delincuentes como si los propietarios no fueran más peligrosos que ellos, cuando todo el mundo sabe que ese es uno de los reductos más grandes de chorros en todo el país". Y concluyó: "Hay mucha gente trabajadora que la está pasando mal, la tratan como ganado y parece que a nadie le importa. Es una vergüenza". 

De acuerdo a lo que pudo consultar LaNoticia1.com, un grupo de trabajadores intentaron elevar un reclamo ante la Municipalidad del partido de La Costa, que conduce el Intendente Cristian Cardozo del Frente de Todos, pero hasta el momento no obtuvieron respuestas. Como el barrio privado está justo al límite con Pinamar, los obreros también buscaron apoyo en el distrito que gestiona el jefe comunal Martín Yeza de Juntos por el Cambio, pero las autoridades les respondieron que ellos "no tenían nada que ver" con ese tema. Además cargaron contra la UOCRA: "Llamamos a la seccional de Mar de Ajó y nos prometieron que el Secretario iba a intentar solucionar este tema. Desde el gremio nos dicen que nos tienen como monotributistas porque sale caro tener en blanco a los trabajadores. Pero ni siquiera son capaces de acercarnos una vianda o agua para todos los laburantes que esperamos como corderos". 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Fotos y videos: LaNoticia1.com

Funcionarios relacionados

Intendente
5° Sección, La Costa