26/12/2009 06:49 Hs.
El Intendente de Quilmes no quiere bailes

Los dueños de boliches asistieron a una reunión con Gutiérrez, tras la que manifestaron: "Quiere que no se baile”. Un joven murió en una pela y desató la preocupación.

A- A A+

El Intendente de Quilmes, Ricardo Gutiérrez, convocó a una reunión a todos los dueños y representantes de confiterías bailables y bares del Municipio. También formaron parte el Secretario de Gobierno Raúl Oviedo y altas autoridades policiales del distrito.

La reunión duró algo más de cuatro horas y lo que allí adentro sucedió quedó en el más misterioso de los hermetismos. Según los propietarios “se habló mucho” pero “en concreto no se llegó a nada”.

El Jefe comunal inició la discusión con un pequeño discurso de veinte minutos donde solicitó "poner voluntad para ordenar" la nocturnidad en Quilmes durante los fines de semana. De la reunión no participó ni la prensa ni funcionarios intermedios de la comuna. Trascendió sin embargo que Gutiérrez dijo barajar la prohibición de la actividad nocturna hasta el 3 de enero. La reacción de los más de cincuenta empresarios de la noche fue tal que el titular del Ejecutivo desistió rápidamente.

Prometió sanciones para aquellos que trasciendan las funciones para las que están habilitados. Manifestó que se habían suspendido las fiestas privadas, aunque el Secretario de Gobierno aseguró que este fin de semana habrá dos, porque “ya hay compromisos tomados”.

El Intendente Gutiérrez se limitó a realizar un pedido desesperado a los empresarios de que sean responsables en la venta de alcohol y que no continúen vendiendo bebidas a aquellos que estén en un grave estado de ebriedad.

Reacción a la inacción

Matías Rouco fue a bailar a Buró, un boliche habilitado en pleno Quilmes centro. Allí, luego de una importante ingesta de alcohol, desató una batalla campal con al menos otros 5 chicos que lo habrían asesinado a golpes. Luego de lo sucedido en el local -ubicadoo en Alem, entre Alvear y Brown de esa localidad-, los padres fueron citados por el propio Intendente Gutiérrez.

A partir de este hecho, la nocturnidad pasó a ser una de las mayores preocupaciones del Jefe Comunal. Su secretario de Gobierno, Raúl Oviedo, se refirió dentro del análisis a la reciente ley de nocturnidad aprobada por la Provincia de Buenos Aires: “Es inviable” sentenció.