26/05/2022 14:06 Hs.
Ezeiza: "Liberen a Coco", el pedido para que no "deporten" a un perro por tener la vacuna vencida

ACTUALIZACIÓN: El can se queda en el país ]. Ingresó al aeropuerto internacional con su dueño pero se detectó que no posee Certificado Veterinario Internacional y la vacunación antirrábica está vencida. El animal es un perro de un año y medio proveniente de Hungría.

A- A A+

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) detectó en sus controles habituales en el aeropuerto internacional de Ezeiza, una mascota proveniente de Hungría, que en su tránsito hizo escala en Colombia, sin su certificación sanitaria y con la protección antirrábica vencida.

El animal en cuestión es un perro de un año y medio, llamado “Coco” que tiene vencida la vacunación correspondiente y que por eso no puede ingresar a la Argentina.

Su dueño, Franco, está desesperado y pide que no devuelvan al país de origen al animal, asumiendo  costos ya se de la multa o un veterinario así como una nueva vacuna.

"Frente a este incumplimiento se informó al pasajero que viajaba con el animal, del procedimiento y la necesidad de que vuelva al país de origen para completar la documentación faltante. Asimismo, mientras se trabajó en la tramitación de su retorno con la línea aérea, -que se realizaría en el día de hoy-, desde el Senasa se avanzó en poner al perro en custodia dentro del aeropuerto, hasta que se resuelva su regreso a origen, salvaguardando su bienestar, brindándole los cuidados y el alimento necesario", se informó.

En tal sentido se precisó "que es deber y responsabilidad del organismo, por Ley 27.233, bregar por el estatus sanitario del país, así como la prevención, el control y la erradicación de las enfermedades que afecten tanto a la sanidad de los animales y los vegetales, la producción agropecuaria, y a la salud pública en general".

"Cabe destacar que la responsabilidad primaria en este caso compete a su dueño y a la compañia aérea, que lo trajo desde España a la Argentina, con escala en Colombia. Vale aclarar que el microchip (identificación individual de la mascota) de este animal donde se encuentran cargados todos sus datos sanitarios, corresponde a Hungría", se agregó desde el organismo.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Ezeiza: "Liberen a Coco", el pedido para que no "deporten" a un perro por tener la vacuna vencida