31/12/2020 08:28 Hs.
Habló el padre del joven atacado por rugbiers en Claromecó: "Pensé en Fernando Sosa y agradecí que mi hijo esté vivo"

Felipe, de 21 años, fue golpeado por dos hermanos rugbiers cuando se encontraba juntando los residuos de una fiesta clandestina en el balneario bonaerense de Claromecó, partido de Tres Arroyos. El joven les había pedido que no arrojen más botellas en la arena pero los agresores reaccionaron de la peor manera. "Perdió la conciencia y hasta que no lo vieron tirado, casi muerto, no pararon", contó su padre. 

A- A A+

Guillermo Di Francesco, el padre del joven que fue brutalmente atacado por dos hermanos rugbiers cuando se encontraba juntando los residuos de una fiesta clandestina en el balneario bonaerense de Claromecó, reveló que se enteró de la noticia a través de un llamado telefónico y relató que, cuando fue a ver a su hijo Felipe, se acordó del caso Fernando en Villa Gesell y agradeció que siguiera vivo. 

"Me conformé con que siguiera vivo. Lo primero que se me vino a la mente fue el caso de Fernando Báez Sosa. Pensé en él y agradecí que mi hijo siguiera vivo. Lo abracé fuerte", aseguró en declaraciones a Crónica. Según relató, su hijo de 21 años, asistió junto a su hermano al evento y antes de irse decidieron recoger los residuos que habían quedado en la playa como botellas y latas. 

"Ellos no son basureros ni trabajan en la municipalidad. Cuando terminó la fiesta, decidieron juntar todo porque no querían dejar botellas en la arena. Querían mantener las playas limpias de educados que son. En un momento dado, se dieron cuenta que unos chicos empezarona  tirar botellas y ellos se acercaron a decirles que no las tiren allí y ahí fue cuando estos rugbiers reaccionaron mal", contó. 

"A Felipe le pegaron varias veces, perdió la conciencia. Le rompieron cuatro dientes, tiene los huesos de la nariz rota, la cara hinchada y con tajos", contó. Sobre el brutal ataque, agregó: "Él no sabe cuántas trompadas y patadas fueron. En un momento, perdió la conciencia y lo dejaron tirado en el piso como a un perro. Hasta que no lo vieron tirado, casi muerto y sin movilidad, no pararon".

En tanto, la justicia ordenó en las últimas horas la detención de Lucio e Ignacio Cozzi, los hermanos oriundos de La Plata que están acusados de perpetrar la brutal golpiza. La medida fue dispuesta por el pedido de la fiscal Natalia Ramos de la UFI N°13 de Tres Arroyos, que investiga la causa caratulada como "lesiones graves agravadas por la participación de dos personas".

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.