20/02/2020 09:00 Hs.
Los rugbiers tienen miedo en Dolores y quieren ir a Campana "para estar cerca de mamá y papá"

Los rugbiers rompieron el silencio en la audiencia frente al juez David Mancinelli. Intentaron buscar la nulidad del caso diciendo que la fiscal Zamboni realizó mal el procedimiento. También coincidieron en que tienen "miedo" en la cárcel de Dolores por las constantes amenazas de los internos. "Quieren irse al penal Campana para estar cerca de mamá y papá".

A- A A+

Los acusados por el brutal crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell tienen miedo y luego de que se filtrara la declaración en el juzgado de cuatro de los cinco imputados, este miércoles quedó demostrado que los rugbiers buscan abandonar la cárcel de Dolores poder ser trasladados al penal de Campana y estar cerca de sus padres. Así lo informó anoche el periodista Mauro Szeta, quien reveló las declaraciones de Blas Cinalli, Máximo Thomsen, Ciro Pertossi y Enzo Comelli. 

En los dichos que salieron a la luz en Telefe Noticias, los cuatro sospechosos coinciden al confesar que sienten miedo en la cárcel de Dolores. "Tenemos miedo por el tema de la cárcel. Desde la ventana nos gritan cosas, nos dicen que nos esperan", señaló Blas Cinalli. "Tengo mucho miedo en la cárcel. Recibimos muchos insultos y amenazas. Nos dicen que si nos lastiman Burlando los defiende", dijo por su parte Enzo Comelli en su declaración ante la Justicia.

Otro que habló en esa línea fue Ciro Pertossi, quien remarcó: "No soportamos la presión de los medios ni de los presos. Los internos nos dicen que nos pueden lastimar y no les va a pasar nada porque Burlando les dijo que los defendería. Nos quieren asustar afilando las puntas de los cuchillos debajo de las ventanas, gritando nuestros apellidos". En tanto, Máximo Thomsen también indicó que al momento de la detención "nosotros no teníamos ni idea de lo que estaba pasando".

Asesorados por el abogado Hugo Tomei, los rugbiers también apuntaron fuertemente contra la fiscal del caso, Verónica Zamboni. La defensa pretende recusar a la mujer luego de que los ocho detenidos fueron señalados como coautores del crimen de Fernando Báez Sosa. Para Tomei, Zamboni incurrió en los delitos de "privación ilegítima de la libertad, falsedad de instrumento público e incumplimiento de los deberes de funcionario público".

Luego de revelar las declaraciones de los imputados, Mauro Szeta cargó munición gruesa contra la defensa de los detenidos y aseguró que "los cinco rugbiers hablaron coucheados". En ese sentido, el periodista especializado en policiales consideró que en su estrategia, los detenidos "quieren irse al penal Campana para estar cerca de mamá y papá". Además agregó que "a la fiscal la quieren sacar de la cancha alegando que no los anoticieron del hecho por el cual los detenían". 

"En la estrategia planteada por su abogado, los rugbiers dicen que nos les leyeron los derechos, pero es mentira. Y el juez ya desechó este planteo", agregó Szeta, luego de que los rugbiers rompieron el silencio en la audiencia frente al juez David Mancinelli. Intentaron buscar la nulidad del caso diciendo que la fiscal Zamboni realizó mal el procedimiento. "Está claro que a ellos no les importa la víctima. Ellos, que hablan de lorear, repiten como loros lo que dice el abogado", concluyó. 

Las declaraciones de cuatro de los cinco imputados:

Blas Cinalli

Nos sentimos un poco engañados por la fiscalía. Nos dijeron nada más que un chico se lo habían entregado en un cajón a una familia y que no querían inocentes presos. Nos sentíamos muy vulnerables en las rondas de reconocimiento, se filtraron muchas cosas. Tenemos miedo por el tema de la cárcel. Desde la ventana nos gritan cosas, nos dicen que nos esperan. 

Máximo Thomsen

A mi no me explicaron nada el primer día. Lo único que se nos explicó es que la noche anterior se le había entregado a una familia un pibe en un cajón. Nosotros no teníamos ni idea de lo que estaba pasando. Confiábamos en la Justicia y nos dimos cuenta que la fiscal nos mintió en la cara. 

Ciro Pertossi

Yo declararía pero no frente a Zamboni porque me genera desconfianza. Nos mintió y nos escondió cosas. Desde un principio no supimos de qué se nos acusaba. No soportamos la presión de los medios ni de los presos. Los internos nos dicen que nos pueden lastimar y no les va a pasar nada porque Burlando les dijo que los defendería. Nos quieren asustar afilando las puntas de los cuchillos debajo de las ventanas, gritando nuestros apellidos. 

Enzo Comelli

La fiscal nos mintió y nos ocultó demasiada información importante para nosotros. Nos dijo que por culpa nuestra estaba despierta desde las 5 de la mañana. Tengo mucho miedo en la cárcel. Recibimos muchos insultos y amenazas. Nos dicen que si nos lastiman Burlando los defiende. Toda la culpa, además de la fiscal, es de los medios y de la información que se filtra desde la investigación. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.