13/08/2010 07:45 Hs.
Quilmes: Denuncian negligencia médica por muerte de recién nacido

Fue admitida por las autoridades sanitarias del distrito, aunque no precisaron las causas del deceso. La familia de la víctima radicó una denuncia Penal por negligencia en el nosocomio y sospechan que no contaba con equipamiento de emergencias en el parto. Durante la semana pasada desde el gremio había señalado “serias deficiencias” en la prestación médica.

A- A A+

El hospital municipal “Eduardo Oller”de San Francisco Solano, partido de Quilmes, está en medio de una polémica luego de que un bebé recién nacido falleciera en un parto practicado en el nosocomio durante el último domingo, según confirmó el propio Secretario de Salud local Sergio Troiano.

Pablo Barco y Silvia Molina, padres del pequeño, aseguraron que su hijo "falleció como consecuencia de falta de asistencia respiratoria”. El argumento de la familia es que en el hospital no habrían reparado en la incompatibilidad sanguínea del bebé y la falta de equipamiento para atender la urgencia que se generó después del parto.

Ante la denuncia penal presentada por la pareja en la Unidad Fiscal N° 9 de Quilmes, desde la comuna que gobierna Francisco “Barba” Gutiérrez anunciaron la apertura de una investigación para  determinar las causas de la muerte.

En la semana previa al deceso, Emiliano Tarazzona, representante del gremio CICOP, denunció “serias deficiencias” dentro del hospital público, como la falta de insumos, de calefacción, fallas en el suministro de gas y el funcionamiento de un solo respirador artificial de los cuatro que originalmente existen.

Por su parte, Troiano se encargó de rechazar en conferencia de prensa las denuncias a comienzos de esta semana y volvió a negarlas este jueves, cuando explicó que el recién nacido “no necesitó en ningún momento asistencia respiratoria”.

Aún así, desde CICOP solicitaron la renuncia del Secretario de Salud por lo que consideran “parálisis prestacional” en el Oller, lo que también fue desestimado oficialmente.

“Se ve día a día el deterioro progresivo de la estructura funcional del hospital, llegando a tal indigencia que por falta de gas natural tener que calentar agua en microondas para bañar recién nacidos o ver acumular basuras con residuos patológicos sin sacar durante cuatro días, ni que hablar de la mala calidad de las comidas de los pacientes”, expusieron desde CICOP en un comunicado.

Por su parte, Troiano explicó que la madre del bebé muerto tuvo un sufrimiento fetal durante el parto, pero no precisó las causas del fallecimiento del recién nacido y volvió a negar las versiones que indicaban que no funcionaban los respiradores. Además, cargó una vez más contra el representante gremial, a quien acusó de perseguir “intereses políticos y económicos”.

El hospital Oller de San Francisco Solano fue señalado varias veces por sus deficiencias, a punto de que el área de internación de pediatría fue cerrada ante la imposibilidad de atender como corresponde.