20/02/2010 07:17 Hs.
Temporal y lluvia: Destrozos y un niño desaparecido

Un niño de 11 años resbaló y desapareció por el entubado del Río Matanza. Las fuertes tormentas generaron severos trastornos en gran parte del conurbano y el interior provincial. Hay barrios enteros que permanecen sin luz y temen nuevas tormentas.

A- A A+

El más severo de todos los daños que provocó el temporal sufrido en la noche de ayer en el conurbano bonaerense y en gran parte del interior bonaerense es la desaparición de un joven de 11 años en Laferrere, partido de La Matanza.
El niño resbaló mientras caminaba por la calle con su madre y cayó por el entubado del arroyo Susana que desemboca en el Río Matanza. El personal de Defensa Civil lo buscó hasta altas horas de la noche pero decidieron abandonar la tarea para reanudarla con mejores condiciones de visbilidad.
El temporal provocó inundaciones en varias ciudades del conurbano bonaerense.

Las más damnificadas fueron Morón, Merlo, Moreno, San Antonio de Padua, La Matanza, Tres de Febrero y Hurlingham en la zona oeste y Lanús, Florencio Varela, Quilmes y La Plata en la zona sur. En el municipio de Ezeiza la gran cantidad de agua caída estuvo precedida de una fuerte tormenta de granizo.

En algunos distrtuos hubo evacuados y damnificados por el anegamiento de calles. Cabe relevar aún la dimensión de los daños en el interior donde los campos ya no tienen capacidad de escurrimiento y las inundación del Paraná tiene comportamiento implacable.

En la ciudad de La Plata, sede del gobierno de la provincia llovieron 55 milímetros en pocos minutos provocando anegamiento de importantes arterias .
Además la inundación de la calle 50 a la altura de la intersección con la 8 provocó que una cámara subterránea de Edelap ubicada allí deba ser cortada para evitar inconvenientes dejando sin luz a gran parte de la zona céntrica.
El Servicio Meteorológico Nacional anuncia para hoy copiosas lluvias hasta las primeras horas de la tarde donde el tiempo mejorará temporariamente. Podría volver a llover durante las primeras horas del lunes. De todas maneras, sostienen que lo más intenso del temporal ya pasó aunque la infraestructura de las ciudades no pueda resistir más agua sobre sí por más débil que sea.