28/04/2020 19:07 Hs.
Un circo varado en Ramallo desde el inicio de la cuarentena subsiste gracias a la solidaridad

Quedaron varados cuando se preparaban para continuar con su gira por el país. Hoy agudizan el ingenio e improvisan trabajos para conseguir dinero. Comerciantes y vecinos también los ayudan.

A- A A+

"Family Circus" llegó al partido de Ramallo a mediados de febrero y a causa del aislamiento por el Covid-19 continúan viviendo allí en el último lugar donde se presentaron. El paso del tiempo hizo más difícil llevar el día a día pero logran subsistir gracias a la solidaridad de vecinos y comerciantes.

"Vivimos gracias a la solidaridad de los ramallenses”, aseguró su dueño Walter Rutkus agradecido con las autoridades y los vecinos. El Family Circus lleva su arte por diferentes puntos del país y a principios de febrero llegaron a la localidad de Pérez Millán, luego se presentaron en Villa Ramallo y el último destino era la ciudad de Ramallo.

Ahí pensaban actuar durante algunos días de marzo y luego partir para recorrer pueblos santafesinos. "En la ciudad de Ramallo trabajamos un fin de semana y cuando íbamos a presentar las últimas funciones para irnos se comenzó con la cuarentena. Ya sabíamos que los circos íbamos a tener problemas laborales y también de traslado por el Coronavirus, pero no creíamos que iba a ser de esta manera", aseguró Rutkus a El Norte. A más de 50 días de haber empezado con esta gira, aún siguen en este suelo ante la imposibilidad de salir a la ruta.

En Family Circus trabajan 22 personas, ellos están acompañados por sus familias, y el dinero con el que cuentan es el que cobran por las funciones. Al no trabajar, no ingresa dinero.

"La mayor problemática no es quedarse muchos días en un lugar, porque la verdad que hemos recibido un muy buen trato en esta ciudad. Realmente no salimos de nuestro asombro por el acompañamiento que nos están dando y las donaciones que nos traen, pero ya hace casi dos meses que no estamos trabajando. Nosotros vivimos de lo que generamos día a día, al no poder funcionar no ingresa dinero, y si teníamos algunos ahorros ya se están terminando”, contó.

Comerciantes les llevan facturas, bizcochos y pan, la propietaria de una panadería, y un comerciante dedicado a la fabricación de pastas le ofreció que fuera a buscar 5 kilos al negocio. "Esto es casi a diario y así la vamos sobrellevando. Desde el municipio, pasando por la dueña del terreno que nos deja seguir acá y los vecinos que nos acercan donaciones, todos nos están dando una mano gigante en esta situación que nunca pensamos estar viviendo", aseguró.

No obstante, agudizan el ingenio y se dedican desde el corte de pasto, hasta alguna changa y venta pochoclo por delivery. Hoy, el Circo Family sigue en un predio ubicado sobre la Avda. San Martín, de Ramallo.

Mientras tanto siguen ensayando, preparando nuevos números. "Más allá de la ayuda con comestibles, muchas personas se acercan a saludarnos, a brindarnos su apoyo y a preguntarnos en qué los podemos ayudar. Eso te emociona, porque nosotros no somos de Ramallo, somos del país, porque llevamos nuestro arte por diferentes lugares, pero ellos nos hacen sentir uno más", destacó.

Y agregó: "Por eso ya estamos hablando para que una vez terminada la cuarentena y podamos partir, vamos a hablar con el municipio para hacer una presentación gratis y al aire libre para que vengan todos quienes aman el circo".

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Family Circus en una de sus presentaciones.