26/11/2020 13:06 Hs.
un repaso de su vida como futbolista
Diego Maradona, el pibe de Villa Fiorito que conquistó al Mundo: De ganar los Juegos Evita a brillar en un Mundial

Es el bonaerense más famoso de la historia. Nació el 30 de octubre de 1960 en el Policlínico Evita, de Lanús, y se crió en Villa Fiorito, en el partido de Lomas de Zamora. Fue el quinto de ocho hijos de una pareja muy humilde que había llegado de Corrientes. Con Los Cebollitas ganó los Juegos Evita. Alcanzó la gloria eterna en el Mundial México 86. El segundo gol a los ingleses, el mejor de la historia de los mundiales y a solo 4 años de la guerra de Malvinas, fue su máxima obra de arte. Su amor incondicional por Boca y la Selección Argentina.

A- A A+

Diego Armando Maradona murió a los 60 años, tras sufrir un paro cardíaco. Pese haber recorrido todo el mundo , el mejor jugador de fútbol de todos los tiempos tuvo un vínculo inseparable con la provincia de Buenos Aires. "Pelusa" fue el quinto de ocho hijos, y primer varón, del matrimonio entre Diego Maradona (1927-2015) y Dalma Salvadora "Tota" Franco (1930-2011). Sus hermanos Raúl y Hugo también fueron futbolistas. Nació el 30 de octubre de 1960, circunstancialmente en el Policlínico Evita, de Lanús. Su familia, originaria de Esquina, provincia de Corrientes, estaba afincada en Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora, distrito ubicado en el primer cordón de la zona sur del conurbano bonaerense.

Si bien desarrolló su juego en un potrero de Fiorito denominado "Las Siete Canchitas", su primer contacto con el mundo del fútbol se produjo en 1969, cuando realizó la prueba para entrar en las divisiones inferiores del club Argentinos Juniors. Los Cebollitas era el nombre del equipo de la clase 1960, creado por Francisco Cornejo para disputar los Juegos Nacionales Evita del año 1973 y 1974, ya que los equipos no se podían anotar bajo el nombre de la institución. El equipo ganó ese torneo y el campeonato de la 8.ª división en 1974, y el plantel permaneció con Cornejo hasta que cumplieron los 14 años, edad en la que Argentinos podía ficharlos en la Asociación del Fútbol Argentino.

El 28 de septiembre de 1971, con solo diez años, apareció por primera vez en el diario Clarín. La nota decía que "había un pibe con porte y clase de 'crack'".​ Su debut en la Primera División se produjo el 20 de octubre de 1976, a diez días de cumplir los 16 años de edad, por un partido del Campeonato Nacional, donde Argentinos Juniors perdió ante Talleres por 1 a 0 de local. Con la camiseta del "Bicho" fue máximo goleador de los torneos Metropolitano 1978, Metropolitano y Nacional 1979, Metropolitano y Nacional 1980. Esto le otorgó un récord en el fútbol argentino, es el único jugador que ha conseguido consagrarse goleador del torneo en cinco oportunidades.

En 1979 se consagró campeón con el seleccionado argentino en el Mundial Juvenil. La final se disputó el 7 de septiembre en Tokio frente a la Unión Soviética, finalizando con un triunfo argentino por 3 a 1. Maradona convirtió uno de los goles y fue elegido el mejor jugador del torneo. El 20 de febrero de 1981 fue transferido a Boca y en 1982 disputó su primer Mundial con la selección mayor en España. Tras su participación en la Copa Mundial, se oficializó la venta al Fútbol Club Barcelona donde ganó 3 títulos (una Copa del Rey, una Supercopa y una Copa de LaLiga). Pese a todos estos extraordinarios logrós, lo mejor en la vida de Diego Maradona todavía estaba por llegar. 

Una dura sanción tras el escándalo del partido contra el Athletic Club, que terminó con serios incidentes, aceleraron su desembarco en el Napoli de Italia. La presentación en el Nápoles fue el 5 de julio de 1984, ante un Stadio San Paolo repleto de hinchas y periodistas, provocando un revolución histórica para el club. Con los humildes "Gli Azzurri" enfrentó a los poderosos equipos del norte italiano, arrebatándoles el máximo galardón en varias oportunidades. En total fueron cinco títulos los que consiguió con el conjunto napolitano, entre los cuales se encuentran los únicos dos Scudettos de la historia del club y su único títuo internacional (la Copa de la UEFA, actualmente la UEFA Europa League). 

En el Mundial México 1986, aquel joven de Villa Fiorito se convirtió definitivamente en el Dios del fútbol mundial. El Diez agotó cualquier adjetivo imaginable por un ser humano sobre su condición de futbolista en aqulla Copa del Mundo donde mostró su mejor e inalcanzable versión. El astro le dio a la Selección su segundo mundial y su máxima obra ante Inglaterra se convirtió en el mejor gol en la historia de los mundiales. Fue el Mundial que consagró al nuevo rey del fútbol y el de los recuerdos imborrables de "La mano de Dios" o "el gol del siglo a los ingleses". Se trató sin dudas de la mayor conquista del fútbol argentino en más de 100 años de historia.

En 1990 Maradona fue protagonista de otro suceso inolvidable: El Diez sufrió un duro golpe en su tobillo izquierdo durante el partido contra Rumania, en la primera fase del Mundial, y debió infiltrarse para jugar el resto del torneo pese a una tremenda inflamación en la zona. El capitán argentino incluso dio el pase gol para Caniggia en el partido con Brasil tras una muy extraordinaria jugada individual, pese al intenso dolor que sufría. En las semifinal disputada en el estadio San Paolo de Nápoles, donde lo consideraban un Dios, Maradona dividió a toda Italia y en la final con Alemania, sus lágrimas por el subcampeonato regaron una nostálgica imagen que quedará en nuestra memoria por siempre.

El 1 de julio de 1992, tras 15 meses de suspesión impuesta por la FIFA por un doping positivo, Diego se alejó de Nápoles para ir a jugar a un club que no tuviera grandes exigencias deportivas. Así fue que el 22 de septiembre de 1992 firmó su contrato con Sevilla. Por aquel entonces, Maradona fue convocado nuevamente para la selección argentina, esta vez para disputar un partido amistoso contra la selección brasileña, en el que se celebraba el centenario de la AFA. Luego ganó la Copa Artemio Franchi de 1993 contra Dinamarca en Mar del Plata, pese a que los dirigentes del Sevilla amenazaron con multarlo si viajaba. Sin embargo, Maradona hizo caso omiso a las advertencias y jugó igual. 

En 1993 se produjo su vuelta al fútbol argentino, esta vez con la camiseta de Newell's Old Boys.Fue un breve pero inolvidable período de cinco partidos oficiales que bastaron para que Maradona enamorara a la hinchada "Leprosa" hasta la eternidad. En el Mundial de Estados Unidos de 1994, al Diez le "cortaron las piernas". Tras el partido contra Nigeria, la FIFA lo sancionó con 15 meses de suspensión luego de que se le detectara sustancias estimulantes en un control antidopaje. Tras una breve experiencia como director técnico en Mandiyú de Corrientes y Racing, el astro cumplió con la sanción y regresó al club de sus amores, Boca, donde jugó hasta su retiro del 25 de octubre de 1997 en un 2 a 1 contra River.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.