13/01/2020 22:14 Hs.
Industria del juego online: Destino seguro en la Argentina
A- A A+

La industria del juego expendió sus horizontes con la llegada de los juegos online. Hace aproximadamente veinte años, las plataformas de apuestas deportivas y de casinos en línea crearon todo un nuevo universo del juego que gracias a la tecnología sigue avanzado con pasos seguros. Hoy en día, los apostadores no necesitan trasladarse para jugar su juego favorito, ya que el casino está al alcance de solo un par de clics.

En Argentina, existe una tradición de los juegos de loterías, los bingos y las llamadas quinielas que proliferan en todo el país en distintos formatos. Además, existen varios hipódromos autorizados, algunos de ellos como el de Palermo y el de San Isidro con una tradición histórica de grandes carreras. No pasa lo mismo con las carreras de galgos que fueron prohibidas hace aproximadamente cuatro años por maltrato animal.

La legalización del juego online en la Provincia de Buenos Aires

En marzo de 2019, el gobierno de la Provincia de Buenos Aires finalmente realizó una acción muy esperada: reglamentar a través del decreto 181 el juego online en la provincia. En principio, el Instituto Provincial de Loterías y Casinos sería el encargado de autorizar las licencias. Este decreto incluye los juegos virtuales, las apuestas hípicas y sobre eventos no deportivos y deportivos. Ya existe un registro de aspirante muy importante (veinte aproximadamente) que incluye empresas nacionales e internacionales de la industria del juego.

Estos aspirantes están siendo evaluados y se les otorgará un puntaje. Naturalmente, los que tenga el puntaje mayor serán los dueños de las nuevas licencias por las que deberán pagar un cargo único de 65.000.000 de pesos, dividido en dos años, además de una garantía millonaria. Sin duda, esto va a representar un ingreso de fondos muy importante para la provincia, que serán destinados a ayudar a la comunidad de diferentes formas, especialmente en las áreas de salud y educación.

La ciudad capital se une al proyecto de explotación de los juegos de azar

La ciudad capital se unió a la iniciativa de la provincia de aprobar los juegos de azar en línea. Se espera que la aprobación de las apuestas deportivas, de eventos no deportivos, y de los juegos de destreza o azar aporten a la ciudad una recaudación importante para retribuirla a sus habitantes con obras públicas, insumos para los hospitales y muchas otras inversiones sociales.

La quiniela y su presencia nacional

Aunque su origen real es incierto, se dice que comenzó a apostarse a los números de las loterías de manera clandestina a principios del siglo XX. Esas apuestas eran recogidas por personas llamadas “inversionistas” que eran los encargados de pagar a los ganadores y se quedaban con el dinero de los perdedores que eran mayoría. 

El negocio fue evolucionando hasta hacerse muy grande para ser ignorado, por lo que el gobierno legalizó las quinielas. Se cree que su nombre proviene del latín quintus que significa cinco y que se referiría a apostar a las cinco cifras que tenían los números de la lotería legal.

Hoy la quiniela es un juego de azar aprobado legalmente que se juega en todas las provincias del país, y también en la ciudad de Buenos Aires. 

Conclusión

Aunque la regulación del juego en general y el juego online en particular depende de cada provincia en Argentina, la reglamentación del juego en línea en la Provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires ha marco un antes y después en el destino de los juegos de azar del país. 

Sin importar la orientación política de los gobiernos, en Argentina la industria del juego siempre ha sido muy importante y popular, por lo que se espera que siga progresando de acuerdo con las preferencias de los apostadores y las conveniencias de cada provincia del país.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Foto: Freepik