14/04/2021 11:29 Hs.
Juan Sebastián Riera: “Hay un promedio de ocupación del 66% de las camas: 74% en el AMBA y 42% en el Interior”

El Director Provincial de Hospitales de la provincia de Buenos Aires realizó en diálogo con LaNoticia1.com un balance sobre la situación actual de los nososocomios en el territorio bonaerense. En un contexto donde los casos duplican a los del 2020, el funcionario adelantó que llegarán nuevas camas.

A- A A+

El récord de casos de contagios confirma que llegó la segunda ola. Mientras avanza el plan de vacunación en Buenos Aires con más de 2 millones de bonaerenses que recibieron la primera dosis, las camas de terapia intensiva se ocupan de forma paulatina por pacientes que deben ser trasladados al interior de la Provincia.  

“Tenemos una población de mayores de 70 vacunados en un alto índice, más de un 50%. Eso reduce la población de mayor riesgo, entonces vemos menores de 50, internados en terapia intensiva”, advirtió Juan Sebastián Riera y se refirió al relanzamiento de la campaña de donación de plasma y a la ¿posible? saturación del sistema sanitario. 

LaNoticia1: ¿Cómo se encuentra la ocupación de camas en los hospitales de la Provincia?

Juan Riera: Los hospitales de la provincia de Buenos Aires tienen un promedio de ocupación del 66% de camas de terapia intensiva. En el conurbano bonaerense, La Plata y Gran La Plata, promedia un 74% de ocupación de UTI y después el Interior de la Provincia está en el orden del 42%. Ese es el porcentaje de ocupación de camas UTI y UCI (Unidades de Cuidados Intensivos) que son las camas de terapia que están fuera de la unidad cerrada de terapia, se les puso un respirador bombas de infusión y monitores. Todo esto, la ocupación de ese 74% del AMBA y del Gran La Plata, pero si lo analizas por regiones sanitarias, cambia. Hay municipios más demandados que otros, por ejemplo los de zona sur, Almirante Brown, La Matanza, Lomas de Zamora, Quilmes, Lanús, Avellaneda, ahi tenes la demanda. Tuvimos un pico en Merlo que es zona oeste y después zona Norte, San Martín, Tigre, Escovar, San Isidro, Vicente Lopez, es una zona que también es complicada.

LN1: ¿Cuál es la región con menos casos?

Riera: El Interior de la provincia, fuera de los grandes conglomerados urbanos como Mar del Plata, Bahía Blanca, San Nicolás, Pergamino, Junín. Las localidades más chicas, todavía tienen disponibilidad de camas, pero ahora, como hay circulación vial, no vas a ver la mancha de aceite que se veía en la primera ola, que era gente que llegaba a CABA, se contagia el Conurbano y después el Interior de la Provincia, ahora se va ir dando por brote, por lugares.

LN1: ¿Debieron recurrir a derivaciones por falta de camas?

J.R: Si, tuvimos. Cuando tenes por ahi una localidad con cuatro  hospitales de los cuales tenés algunos al 90%, algunos al 100%, cuando llega al 100% funciona el sistema integrado de salud, y empezás a descomprimir, derivar pacientes de terapia intensiva para liberar camas y buscas hospitales con más disponibilidad. La diferencia con la primera ola es que podíamos derivar a hospitales de cercanía, porque estaban vacíos, o al 70, 60 y pico. Hoy tenés unos al 100% y el otro al 90% o 85%, si le paso dos o tres pacientes saturo el otro, por consecuencia tengo que derivar a hospitales de otras regiones y el traslado es de más de 100 km.

LN1: ¿A comparación de la misma fecha del año pasado, la situación es más crítica?

Si, es mucho más crítica. Hoy tuvimos 14 mil casos en la provincia de Buenos Aires, duplicó de la primera ola.

LN1: ¿La aparición de nuevas cepas complica la situación?

Riera: Complica el escenario, complica el escenario futuro, son cepas con mayor contagiosidad, no predominan en la circulación viral, seguimos con las cepas que teníamos, pero estamos estudiando porque se ve un comportamiento diferente en la evolución de los pacientes, más rápido, más agudo en población joven, tenemos una población de mayores de 70 vacunados en un alto índice, más de un 50%. Eso reduce la población de mayor riesgo, entonces vemos menores de 50 internados en terapia intensiva.

LN1: ¿Cambió la situación en los hospitales desde la vacunación del personal de salud?

Si, tenemos el 100% del personal de salud vacunados. El año pasado teníamos un problema grave, porque se nos contagiaban y caían las guardias  o los servicios, porque la persona que estaba trabajando tenía que internarse o aislarse, y en algunos casos tuvimos fallecimientos, tuvimos un índice que pasó de 4% a 0,7% de personal enfermo por COVID.

LN1: Ante el avance actual de los casos, ¿Estiman si podría generarse una saturación del sistema y cuándo sería? 

Riera: La saturación del sistema no se va a dar en simultáneo y en toda la provincia a la vez. Lo que va a suceder, y sucede, es por zonas. Trabajamos para poder descomprimir esas zonas, trabajamos para que no suceda, que no saturen los hospitales, por eso las derivaciones.

LN1:¿Se realizarán obras para incrementar la cantidad de camas?

Riera: No nos da el tiempo. Sí se van a facilitar camas, un hospital militar que se va a colocar en La Matanza, se van a reutilizar camas que estaban en los hospitales modulares, eso va a incrementar de una forma importante la disponibilidad de camas. 

LN1: ¿Cómo distribuyen al personal de salud entre vacunación, contagiados y guardias?

Riera: Es todo una cosa muy dinámica. Los hospitales que pudieron separar COVID no COVID, a medida que COVID va aumentando, tienen que readecuar todo el tiempo para solucionarlo. Cuando hay hospitales muy especializados, en alguna patología puntual por su complejidad, es muy difícil dejarlos para que puedan trabajar en su especialidad, estamos viendo de dejarlos para pacientes muy complejos como los que tienen neuroquirúrgicos, servicios cardiovasculares y demás.

LN1: ¿Qué porcentaje de personas que acuden al hospital van por coronavirus?

Riera: Arriba del 40%.

LN1: ¿Qué balance realizan de la donación de plasma en la Provincia?

Riera: Veníamos con baja donación y alta demanda y ahora empezamos una campaña fuerte para que se sumen más a donar, incluso las personas que tuvieron Covid leve y ya están vacunadas, pueden acercarse a donar.

LN1: ¿Cómo es el trabajo conjunto con el sector privado?

Riera: El panel centralizado de camas críticas incluye todas las camas, las del sector provincial municipal y las del sector privado. Eso permite que nosotros imputemos al paciente en la institución que tenga disponibilidad. El mecanismo de recupero de costos lo hace el ministerio con las clínicas privadas correspondientes.

LN1: ¿Cómo ve la implementación de más medidas restrictivas para frenar el aumento de casos?

Riera: Indudablemente necesitamos que la velocidad de incremento de los casos disminuya y la única forma que tenemos hoy es que exista alguna medida de restricción, porque en la medida que sigamos con este ritmo de contacto que incluye riesgos de contagio, no se va a disminuir. Hay que ver qué impacto tienen las medidas del viernes.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.