24/03/2020 10:01 Hs.
alerta mundial por coronavirus
La desesperación de los bonaerenses varados en Costa Rica: "Estamos viviendo una pesadilla"

Son al menos 255 argentinos: La mayoría son oriundos de la Provincia de Buenos Aires. Hay gente de Tandil, La Plata, Lanús y San Fernando, entre otras ciudades. Muchos están sin dinero ni alojamiento. Desde mujeres embarazadas y personas con cáncer, hasta pacientes con diabetes y familias que fueron asaltadas. El consulado no da respuestas y solo repartió galletitas. Una Iglesia ofreció abrir sus puertas para alojarlos como refugiados. "Estamos desamparados y la situación es desesperante", contaron a LaNoticia1.com. 

A- A A+

Por Christian Thomsen Hall

En medio del avance de la pandemia en todo el mundo, un numeroso grupo de argentinos asegura estar viviendo "una verdadera pesadilla" luego de que quedaran varados en Costa Rica. Se trata de poco más de 250 personas -entre jóvenes y adultos mayores- que claman desesperadamente por regresar a su nación, en momentos cuando la mayoría de países latinoamericanos, entre ellos Costa Rica, cerró sus aeropuertos o los dejó con operaciones mínimas a la luz de la emergencia sanitaria por el coronavirus. En diálogo con LaNoticia1.com, los compatriotas reclaman al gobierno de Alberto Fernández por no prestarle atención y aseguran que están desamparados por no estar entre los países con prioridad para regresar a la Argentina. 

"Desde un primer momento que nos enteramos de esta pandemia y quisimos regresar, nuestros vuelos fueron cancelados y reprogramados. Los argentinos varados comenzamos a organizarnos a través de un grupo de whatsapp y hasta el momento somos 255 argentinos, pero sabemos que hay muchos más que no están ni enterados que nos estamos juntando", contó a Lanoticia1.com Angie Durán, una comunicadora social de 32 años que se encuentra trabajando en Costa Rica desde el pasado mes de noviembre. La joven, que vive en Capital Federal, contó que la gran mayoría de los varados son oriundos de la Provincia de Buenos Aires. "Hay familias de Lanús, Tandil, La Plata y San Fernando, entre muchos otros lugares más", comentó.

"Entre los 255 argentinos hay distintos tipos de casos. Yo estoy por trabajo desde el mes de noviembre y tenía planificado mi regreso para el 1 de abril. Hay chicos que están haciendo pasantías, hasta otros que vinieron por intercambio universitario. Y por supuesto, mucha gente que ahorró para venir de vacaciones", señaló Angie, donde agregó: "Todos estamos parando en distintos lugares. Muchos dependen de estos ángeles que viven en Costa Rica y abren las puertas de sus casas para hospedarnos, mientras que otros han logrado pagar algún hostel que todavía permanece abierto. Es un país extremedamente caro, todo se paga en dólares. Y los que estamos con el dinero justo y no sabemos como vamos hacer para poder vivir, alojarnos y alimentarnos".

Según comentó la joven a este portal, muchos de los varados son personas que están dentro del grupo de riesgo y tienen enfermedades cardiopáticas, diabéticas y asmáticas, entre otras. "Hasta el domingo contábamos con una mujer embarazada que logramos que la aerolínea COPA la lleve de vuelta a Argentina junto con su pareja. Entre los casos más complicados tenemos pasajeros varados que son pacientes oncológicos, otros que tienen discapacidad y un gran porcentaje de adultos mayores. Hay una familia con dos bebés de uno y dos años. Y a otra familia la asaltaron y fue entereamente robada esperando un bus para venir a San José de Costa Rica. Fue terrible porque se quedaron sin nada y entre todos los argentinos tuvimos que ayudarla", contó.

De acuerdo a lo que relató Angie, en lo que va de todo este tiempo, se hicieron reclamos de manera individual sin llegar a ningún tipo de resultado positivo. "Muy pocos han logrado volver, a muchos otros que compraron un segundo pasaje porque no les cambiaban el original, también les cancelaron esos vuelos. Estamos hablando de inversiones de más de 1200 dólares por cabeza y los que han comprado un segundo pasajes en su mayoría son familias compuestas por cuatro personas. En mi caso tres veces han cancelado mi vuelo y los mismos fueron reprogramados. Las aerolíneas no nos dan ninguna respuesta y nosotros no tenemos más dinero para quedarnos, estamos buscando gente que nos puedan hospedar por la noche", graficó la mujer.  

Como consecuencia de la situación angustiante, los varados comenzaron a organizarse y en estos momento se encuentran realizando un relevamiento "porque minuto a minuto aparecen más argentinos que están en la misma que nosotros". Por si fuera poco, la situación se empieza a complicar también en Costa Rica: A partir de este lunes comenzó una cuarentena obligatoria y los autos ya no tienen permiso de circulación y los hostels ya han cerrado todos en su gran mayoría: "A raíz del cierre, muchos argentinos han venido a San José de Costa Rica porque precisamente no tenían donde quedarse y dependen de que otro argentino les abra la purta o que los mismos ciudadanos de acá le ofrezcan quedarse en sus casas para no dormir en la calle".

Según detalló Angie, "el consulado argentino no nos da respuestas y tiene más dudas que nosotros": "Además como en Argentina es fin de semana largo, acá permanece cerrado y ni siquiera abre sus puertas". "Pese a que estaba cerrado, este lunes decidimos movilizamos cerca de 90 argentinos hasta el consulado, nos atendieron tras las rejas y no nos dieron ningún tipo de respuesta. Lo único que nos dieron fue una caja de galletitas porque muchos estábamos sin comer y nada más. Si bien se comprometieron a ayudarnos en todo lo que puedan, la realidad es que hasta la fecha no hay un cónsul argentino asignado y el cónsul interino está de cuarentena y ni siquiera hemos podido reunirnos con él: Todos los contactos fueron telefónicos", explicó.  

"Este domingo el consulado nos envió una lista con hospedajes que van entre los 10 y 80 dólares por noche, algo que se nos hace imposible pagar porque la mayoría ni siquiera tiene dinero ni para comer. Y también nos avisaron que descartemos contar con alguna ayuda económica porque ellos no manejaban recursos del Estado. Lo único que nos dijeron fue que están estudiando la forma de entregarnos unas viandas", agregó Angie para describir la situación que están viviendo en aquel país de América central. "Las ciudades están cerrando y corremos el riesgo de que se decrete una cuarentena total como en Argentina y eso nos impida incluso llegar a San José de Costa Rica, lo cual es un riesgo doble. Estamos completamente desamparados", contó sumamente angustiada. 

 

La situación se torna cada vez más difícil y ahora los argentinos varados temen quedar en la calle. "Nos dijeron que una parroquia podría abrir sus puertas para que todos los argentinos podamos mantenernos juntos, como un centro de refugiados. Algunos tenemos la suerte de encontrar estos ángeles que son residentes de Costa Rica y que nos están dando una mano", expresó la joven, quien sostuvo: "Nosotros entendemos que esta es una cuestión del Estado nacional argentino que tiene que habilitarle la ruta a LATAM que es la aerolínea autorizada para repatriar a los argentinos que estamos varados en el exterior. Desde LATAM nos dicen que esa decisión solamente depende de la autorización del Gobierno argentino, que todavía no llega", lamentó Angie.   

La joven también alertó que "hay muchos argentinos varados que necesitan seguir tomando medicamentos que acá son imposibles de comprar por su precio y porque la mayoría precisan receta". En ese conexto, resaltó: "La situación ya es desesperante. Estamos tratando de mantener la calma pero no te voy a mentir, desde el momento en que nos empezaron a cancelar los vuelos ninguno pudo volver a dormir tranquilo. A veces hacemos guardias y hay gente que duerme solo dos o tres horas por día aguardando novedades. Un día tenés una buena noticia de que vas a viajar y al otro día te dicen que nos vamos a tener que quedar un mes", relató la joven, quien reveló: "Las autoridades aquí nos dicen que nos preparemos para quedarnos un tiempo largo". 

Por último, Angie inisistió con su pedido para regresar a Argentina. "Nosotros no podemos quedarnos, no contamos con los recursos económicos y merecemos como todos los argentinos hacer nuestra cuarentena en nuestras casas, sanos y salvos como queremos estar. Ninguno de los argentinos varados contamos con síntomas del coronavirus. Simplemente queremos volver a nuestras casas. Nos merecemos volver a nuestras casas". En declaraciones a LaNoticia1.com, finalmente confesó como hacen para no perder la cordura y no caer en la desesperación: "Tratamos de no ver tantas noticias para no volvernos locos e intentamos mantenernos unidos para no perder la calma. Pero la verdad es que estamos viviendo una pesadilla". 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Un grupo de argentinos se manifestó frente al consulado.