23/07/2021 08:25 Hs.
Los trabajadores de la salud hacen un paro nacional de cuatro horas: Reprograman turnos de consultas y estudios

La medida de fuerza sorprendió a miles de pacientes de todo el país y la provincia de Buenos Aires. La huelga rige desde este viernes luego de cumplirse el plazo de la conciliación obligatoria fijada por el Ministerio de Trabajo de la Nación. Los trabajadores exigen un aumento salarial de 45%. Las empresas aseguran que no pueden seguir aumentando las cuotas de las prepagas. Reclaman respuestas del Gobierno.

A- A A+

Luego de cumplirse el plazo de la conciliación obligatoria fijada por el Ministerio de Trabajo de la Nación y, de al no alcanzar un acuerdo en la negociación por un aumento salarial, los trabajadores de la salud comenzaron este viernes un paro nacional de actividades de cuatro horas por turno. En consecuencia, se reprogramarán todos los turnos no urgentes en clínicas y centros de diagnóstico.

Por el lado de los trabajadores, la Federación de Asociaciones de Trabajadores de la Sanidad Argentina (FATSA) exige un aumento salarial de 45%. Mientras que por parte de las empresas, la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) dice que sus socios no pueden pagar más que lo que a su vez les abonen a ellos las financiadoras (prepagas, PAMI y otras obras sociales).

Desde a FAPS señalaron que son empleadores de más de 320.000 personas en todo el país y aclararon que no son formadores de precios. "Nuestros ingresos –que en definitiva son los recursos de los trabajadores– están estipulados por los aranceles que definen los financiadores. Y si los financiadores no actualizan los aranceles que pagan, nuestros ingresos pierden día a día frente a los costos en alza".

Desde las empresas dicen que este confilcto , que marca una crisis profunda del sistema de la medicina privada en la Argentina, llegó a un punto extremo de falta de financiamiento porque el Gobierno no autorizó los ajustes de las cuotas de los planes en línea con el encarecimiento de los costos. La FAPS también apuntó a la falta de respuesta por parte del Estado para destrabar la situación. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.