13/07/2021 13:34 Hs.
Relevaron a un jefe en San Martín y crece el malestar de la Policía: Provincia desmiente acuartelamiento

Un hecho ocurrido anoche en el Comando de Patrullas dejó en evidencia el malestar por el recargo en las horas CORES que los policías cumplen de manera obligatoria. "Con 18 horas nos están matando porque nos dormimos arriba de los patrulleros", reclamó un efectivo. Desde el Ministerio de Seguridad aseguraron a LaNoticia1.com que no se trató de una sublevación, aunque confirmaron sanciones y la remoción de un jefe de turno. Consultado por este medio, un comisario confesó que "aumentaron las denuncias" pero que en las dependencias cuentan con "menos personal".

A- A A+

Un conflicto que hasta ahora venía transitando en voz baja por la Provincia comenzó a tomar fuerza en la Policía Bonaerense. Una conflagración registrada anoche en el Comando de Patrullas de San Martín dejó en evidencia una situación que inquieta a muchos efectivos policiales del AMBA, en medio de la segunda ola de coronavirus. La contraposición entre las autoridades de la dependencia policial y los agentes que allí prestan servicio terminó con un jefe de turno desplazado y rumores de acuartelamiento que fueron desmentidos desde la Provincia a LaNoticia1.com

Todo comenzó en la noche de este lunes en la Comisaria Primera de San Martín, ubicada en General Roca 2058, donde se registró una discusión entre los uniformados, tanto masculinos como femeninos, y las autoridades de la dependencia. El debate se desató cuando a los agentes les informaban que desde el proximo 14 de julio y hasta nuevo aviso quedaban recargados bajo la modalidad horas CORES de servicio. Estos adicionales, que son obligatorias por disposición de los superiores, se extendía de 16 a 18 horas, lo que provocó la queja de los policías que acusaron cansancio.  

A través de un video diundido en las redes sociales, se escucha a una de los agentes reclamarle a un encargado de la dependencia. "Traigan más personal. "Cuiden sobre todo a nuestros choferes que están agotados", pide la joven. En tanto, también se advierte a otro policía plantarse y manifestar: "Yo tengo 40 años y ya no soy un pendejo, llegan las 8 de la mañana y yo me duermo. Nosotros lo que queremos son 16 horas en las guardias. Con 18 horas nos están matando porque nos dormimos y no aguantamos tanto tiempo", exclama el uniformado, junto al resto de sus compañeros.   

En un primer momento, el video comenzó a circular en las redes sociales alertando por un acuartelamiento de la policía en San Martín. "La tropa azul se cansó del bastardeo. No tienen vida, no ven a sus familias, sueldos de hambre y de terror. Los choferes de los móviles están agotados porque conducen 18 horas de corrido con el peligro de chocar o llevarse la vida de una persona. Ellos quieren soluciones y no zarazas", indicaron sobre los efectivos en distintos posteos de Facebook. El reclamo también se apoyaba en las quejas de los agentes en el video, donde pedían no ser amenazados.   

Sin embargo, fuentes del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires desmintieron en declaraciones a este portal la posibilidad de que haya existido un acuartalamiento en el Comando de Patrullas. "Es cierto que se debatió algo con respecto a las horas que tenían que conformarse para el trabajo. Inmediatamente fue la superioridad de la Policía al lugar, esta situación se ordenó y fueron sancionados aquellos que actuaron por afuera del reglamento. Los subalternos que participaron de la discusión, que no puede tener lugar en el marco de la normativa interna, serán sancionados", confirmaron. 

Uno de los voceros de la cartera que conduce el ministro Sergio Berni  informó en exclusiva a LaNoticia1.com que "también fue separado por no encontrarse en el lugar un subcomisario que es jefe de turno".  No obstante, volvió a dejar en claro que la remoción de este encargado temporal de la dependencia no responde al supuesto acuartelamiento ni a las denuncias por malos tratos que quedaron registradas en el video. "Se trata de un jefe de turno que no estaba en su despacho al momento en que llegó un superior", explicó  Eso suele suceder en cualquier lugar de la Provincia proque es parte del reglamento de la Policía", justificó.  

Lo que le llama la atención a las autoridades de la fuerza es que este rumor de acuartelamiento y la divulgación de la filmación en el Comando de Patrullas ocurra en medio de las internas que existen dentro del oficialismo, de cara a las elecciones legislativas de este año. "Que haya habido una subordinación global, un acuartelamiento o cualquier cosa que puedan decir, es más una operación política de aquellos que intentan montarse en cualquier cosa a días de los cierres de listas", confió un intermediario de Sergio Berni, el ministro de Axel Kicillof que tiene como jefa política a Cristina Kirchner. 

No obstante, pese a las explicaciones brindadas desde el Gobierno bonaerense, LaNoticia1.com puede confirmar que el malestar dentro de la fuerza es palpable en toda la Provincia, pero principalmente en la región del AMBA. "La realidad es que la plata no alcanza y entre las horas CORES y los adicionales, terminamos hechos pelota", confesó a LaNoticia1.com un joven miembro de la Policía Bonaerense que presta servicio enla Zona Norte del Conurbano. "La situación no da para más. Todos hacemos tareas extra para llegar a fin de mes. Y a eso sumale los malos tratos y amenazas de los superiores", opinó otro de los agentes consultados por este diario.   

En tanto, un comisario de la Bonaerense reconoció a este medio que la tensión dentro de las dependencias se debe a la gran cantidad de licencias por Covid-19, ya sean por contagio, contacto estrecho o familiar enfermo. "Se está pidiendo cada vez más efectivos en la calle por la gran cantidad de denuncias que se incrementaron este año. Pero por el contrario, cada vez contamos con menos personal. Esto genera una sobrecarga a los subalternos que permanecen activos", confesó. No obstante, se quejó por la "falta de compromiso" de algunas camadas de policías, sobre todo en los más jóvenes, ante una situación excepcional como la pandemia.  

Cabe recordar que el último acuartelamiento de la Policía Bonaerense ocurrió en septiembre de 2020, cuando se registraron protestas frente a la Quinta de Olivos, La Matanza, Almirante Brown, Mar del Plata y Junín, entre otras ciudades del interior provincial. El conflicto salarial -que terminó con la quita de coparticipación de Nación a la Ciudad de Buenos Aires para destinarlo a los sueldos de la Provincia- le generó serios dolores de cabeza al gobernador Axel Kicillof y al Ministro Sergio Berni. Desde aquella oportunidad -en la que fuero sancionados 900 efectivos- hasta hoy, circularon varios rumores de nuevas protestas que finalmente nunca prosperaron.    

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.