26/10/2021 11:28 Hs.
un edificio con 104 años de historia
Suspendieron la demolición de la Asociación de Cultura de Vicente López y retiraron los carteles de venta

Los socios habían denunciado a un grupo de personas que falsificaron documentos e intentaron vender el histórico edificio donde funcionaba el Centro Raggio para proyectar un desarrollo inmobiliario. La Defensora del Pueblo local confirmó a LaNoticia1.com que la demolición del inmueble "quedó suspendida" y que por ley deberá volver a la órbita de Educación. Destacan el rol de la Asociación Fundadores y Pioneros para frenar la desaparición del emblemático instituto.

A- A A+

POR CHRISTIAN THOMSEN HALL

La lucha por evitar la demolición de la Asociación de Cultura de Vicente López sumó en las últimas horas su capítulo más laureado. Luego de la férrea pelea encarnada por vecinos y distintas organizaciones para frenar la desaparición del histórico edificio, finalmente el Departamento Ejecutivo Municipal resolvió desaprobar el derribo del inmueble, donde estaba proyectado un importante desarrollo inmobiliario. "En la actualidad la demolición está suspendida", confirmó a LaNoticia1.com la Defensora del Pueblo de Vicente Lopez, Dra, María Celeste Vouilloud.

"Desde nuestra Defensoría, luego de realizar un estudio pormenorizado del expediente y del Estatuto constitutivo remití un pedido de informe al Departamento Ejecutivo Municipal, a través de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, mediante el cual solicité saber si esa dependencia ha recibido la presentación de planos de algún proyecto para su aprobación en el predio de referencia y de ser así, cual es el destino de la obra y el número de expediente municipal correspondiente", explicó Vouilloud ante los micrófonos de nuestro portal.

En ese marco, continuó: "Luego de remitido el pedido de informe recibí una comunicación del Secretario de Obras quien me informó que, evaluadas algunas inconsistencias en la documentación presentada ante dicha dependencia, requirió infructuosamente al Consejo Directivo del Raggio documentación ampliatoria, bajo apercibimiento de derogar el permiso de demolición. Además, me informó que estaba presentada la solicitud de demolición, pero no de obra. Actualmente en un relevamiento que llevamos adelante desde nuestra Defensoría constatamos que se retiraron los carteles de una inmobiliaria que tenía a la venta el inmueble. Claramente el permiso de demolición ha sido derogado por falta de documentación respaldatoria".

Durante los últimos meses en Vicente López se advirtió una gran participación de la ciudadanía en general y en particular de diferentes organizaciones de la sociedad civil, pidiendo que se deje sin efecto la autorización de la demolición del predio. "La gestión de la Defensoría en su rol de colaborador crítico de la administración tal vez hizo observar que algo no estaba bien a través del pedido de informe remitido. De todos modos, entiendo que lo importante es que desde el ejecutivo se frenó la demolición del emblemático Instituto fundado en el año 1917", analizó Vouilloud. 

En cuanto al verdadero destino que debe tener el edificio, la funcionaria precisó: "No podemos perder de vista que el artículo 5° del Estatuto Constitutivo establece que 'en caso de disolución de la Asociación tanto los bienes muebles e inmuebles deberán ser destinados a la Dirección General de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires, cuyo destino deberá ser la constitución de una Biblioteca Escolar en Vicente López'. Esta cláusula marca el espíritu social y comunitario de la entidad y la imposibilidad de una futura venta".

La Defensora del Pueblo de Vicente Lopez condideró que la Asociación Fundadores y Pioneros de Vicente López desempeñó un papel fundamental para evitar la demolición del edificio. "La organización tiene un rol activo en la sociedad de Vicente López cumpliendo con el espíritu de su creación de defender y cuidar el patrimonio y el valor histórico de predios que hacen a nuestras raíces culturales. Los expedientes inciados por el grupo de vecinos y socios de la Asociación de Cultura Rómulo Raggio y por la Asociación Fundadores y Pioneros de Vicente López continúan en curso, lo que significa que ante cualquier solicitud de los denunciantes cursaremos nuevos pedidos de informes y/o intervención según corresponda", detalló Vouilloud, quien destacó que "desde esta Defensoría mantenemos un vínculo permanente con las autoridades municipales y con quienes iniciaron los expedientes en nuestra mesa de entradas".

Cabe recordar que en marzo pasado la comunidad de Vicente López conoció públicamente la noticia de que el edificio histórico de la Asociación de Cultura de Vicente López, ubicado en Avenida Maipú 919 y donde funcionaba el “Centro Profesional Rómulo Raggio”, iba a ser demolido para la construcción de “La Torre View Park” por el emprendedor Meier & Asociados, un proyecto desarrollado por la firma Mariotti Arquitectura. Esta situación produjo la inmediata reacción de vecinos, docentes, alumnos y ex alumnos sorprendidos por la intempestiva decisión tomada y se manifestaron contra la desaparición de la sede de la Asociación en la puerta del mismo edificio donde se podía ver el anuncio publicitario de que allí se iba a construir una torre de departamentos.

En ese contexto, la Asociación Fundadores y Pioneros de Vicente López, entidad que reúne a los descendientes de los primeros pobladores del partido, solicitó por nota la intervención de la Defensoría del Pueblo acerca de sospechas con relación a la operación inmobiliaria con la afectación a docentes y alumnos vinculados a institución, como también al patrimonio histórico del Partido. Además, a principios de octubre, se radicó una denuncia penal contra un grupo de personas que por medio de falsificación de documentos y una serie de irregularidades intentaron concretar la venta del predio donde funcionaba el instituto con el fin de impulsar un desarrollo inmobiliario. 

La construcción donde se encuentra emplazada la Asociación de Cultura de Vicente López es considerada un baluarte histórico del partido, ya que la institución fue fundada en 1917 y hasta hace pocos meses allí se dictaban carreras y cursos cortos con inmediata salida laboral. Durante décadas se caracterizó por sus programas de enseñanza que eran actualizados anualmente para la formación de expertos altamente capacitados para cubrir cargos de relevancia. Hasta hace poco tiempo, el emblemático instituto era un lugar de referencia para muchos estudiantes que acudían desde distintas regiones de la Provincia. Si bien actualmente la fachada de estilo colonial que distingue al edificio ya no luce sus característicos letreros de color marrón en donde solían exhibirse la variada oferta académica, al menos tampoco muestran los carteles de venta que hasta hace escasos días estaban allí colgados. 

Jofi Compiano, nieta de uno de los socios fundadores del Centro Profesional Raggio, recordó a LaNoticia1.com que "primitivamente el Centro fue una Asociación de Cultura". "Mi abuelo, Juan Compiano, fue socio fundador. Por aquel entonces buscaban un sitio para que los niños aprendieran materias que no daban en las escuelas. Yo fui a aprender dactilografía, inglés, arte dramático, entre otras especialidades". En ese contexto, meses atrás la vecina sostuvo que “es vergonzoso que al edificio quieran tirarlo abajo" y exigió al municipio que "haga algo" para evitar su desaparición. 

La polémica por el intento de demolición también llegó al Concejo Deliberante de Vicente López, donde se impulsó un pedido de informe para que el Ejecutivo Municipal informe antecedentes y situación del emprendimiento inmobiliario que se buscó llevar adelante. Desde la oposición sostuvieron que se fraguó la venta y se incumplió el estatuto de la Asociación, todo "sin la aprobación de los socios". "El Raggio es patrimonio cultural e histórico de nuestro municipio y nos oponemos al negocio inmobiliario. El edificio es una donación realizada en su momento a esa Asociación Civil y que en consecuencia, no se puede vender", resaltó a LaNoticia1.com la concejala Marcela Cortiellas.

De las distintas investigaciones impulsadas se pudo detectar una serie de irregularidades en el manejo de la entidad. Fue así que antiguos socios de la Asociación de Cultura de Vicente López iniciaron las acciones legales a un grupo de personas que ilegítimamente se hicieron pasar por nuevas autoridades de la Comisión Directiva y violaron el estatuto social, entre otras cuestiones. Los socios denunciantes afirman que la sede de la Asociación de Cultura de Vicente López se encuentra cerrada desde marzo de 2020 en coincidencia con el inicio de la pandemia Covid-19 que es de público conocimiento "por lo que es evidente la falsedad de haber realizado dichos actos asamblearios en la sede social en fechas noviembre del 2020 y abril del 2021".

"Todas las actas falsificadas se han agregado al expediente N° 52520/20 de la Dirección Provincial de Personas Jurídicas de la Provincia de Buenos Aires en las que se constata que ha existido una usurpación de los cargos directivos de la institución para manejar espuriamente su destino. También hemos aportado toda la documentación a la Dirección de Entidades Intermedias de Vicente López”, explicó a LaNoticia1.com Mabel Di Leo, una de las socias más antiguas de la entidad y quien fuera la última secretaria legitima de la comisión directiva. En el marco de esta causa, actuallmente existen denuncias en la Fiscalía de Vicente López. IPP y el Juzgado de Garantías N° 3 de San Isidro y en el Juzgado de Garantías N° 4 de San Isidro. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Fotos: LaNoticia1.com