01/01/2021 13:35 Hs.
ENTREVISTAS EN LN1
Cómo funciona el cerebro: “Solo en la comida tomamos más de 200 decisiones”, afirmó neuropsicóloga

La psicóloga María Roca dialogó con LaNoticia1.com sobre cómo funciona la mente y la importancia de mantenerla sana. La “toma de distancia” para regular las decisiones emocionales, qué beneficios producen en nuestro cerebro las vacaciones, la diferencia entre el estrés positivo y el distrés. “Deberíamos cuidarlo tanto como al cuerpo”, señaló la especialista.

A- A A+

Por Ramiro Pablo Gómez

María Roca es Psicóloga especializada en funciones cognitivas, Subdirectora Operativa de INECO, institución referente en Diagnóstico y Rehabilitación de trastornos cognitivos y conductuales, creada por Facundo Manes.  Mente sana, decisiones racionales y emocionales, el cerebro de vacaciones, estrés y distrés, entre otros temas.

- Desde la neurociencia ¿Qué es el estrés y cómo advertir que uno está estresado?

Lo primero que te puedo decir desde la neurociencia es que el estrés es un proceso normal que tienen los seres humanos para prepararse para situaciones desafiantes, no es necesariamente negativo sino que prepara nuestro cuerpo para una situación de alerta en la que tenemos un desafío por delante. Esto hace que nuestro cerebro libere glucocorticoides que actúan en diferentes áreas y nos permiten tomar mejores decisiones.

El problema es cuando se vuelve crónico y tenemos la sensación que los recursos con los que contamos no son suficientes para enfrentar determinada situación. Esto se llama distrés o estrés negativo que es que la mayoría de la gente conoce. Lo que quería resaltar es que de por sí es un mecanismo que está hecho para protegernos pero en situaciones se puede volver en contra nuestro.

Ahora, manifestaciones de este distrés, de que algo está mal y puede tener impacto en nuestra salud hay de todo tipo; físicas, como las contracturas, problemas gastrointestinales, baja de las defensas o manifestaciones más cognitivas, por ejemplo, problemas para concentrarse o tomar decisiones, problemas de memoria como olvidarse las clases de las tarjetas de débito. Todo eso sucede porque hay una sobrecarga del "sistema". También manifestaciones conductuales; aumento de conductas de riesgo, incremento en el uso de sustancias o consumo de alcohol. Todas estas tienen que ser señales de alerta cuando tenemos la sensación de que el ambiente nos está pidiendo algo a lo que no podemos responder. Esto impacta directamente en el bienestar, en la salud mental y física.

- Según estudios científicos convivir con la pandemia ha disparado los niveles de estrés y burnout de la sociedad. Desde INECO consideran que las vacaciones son "un respiro necesario". ¿Cuál es el beneficio que nos producen para nuestro cerebro?

Hay poca información sobre el beneficio de las vacaciones más allá de que es bastante evidente y, de hecho, existen hasta en las leyes laborales. Los pocos estudios que hay muestran que las vacaciones se están complicando con la conectividad a los dispositivos tecnológicos, seguir conectados con el trabajo. No es la cantidad de conexiones sino si ellas siguen siendo con el trabajo las que producen un impacto negativo en la sensación de bienestar que deberían generarnos las vacaciones. Si la conectividad es con personas ajenas al trabajo puede ser algo positivo.

Las vacaciones tienen un impacto en el bienestar, en estar satisfecho con la vida, en la productividad cuando retornan al trabajo e inclusive en las relaciones personales. Hay un estudio hecho con mujeres en Wisconsin que muestra que la satisfacción con la pareja aumenta en las que suelen tomarse vacaciones.

- Mucha gente ha decidido no irse de vacaciones por temas económicos o por miedo a la pandemia. No se prevé una buena temporada de verano. ¿Cuál es la manera de descansar el cerebro sin trasladarse a algún destino turístico?

Las vacaciones en este sentido no indican de por sí un viaje más allá que se supone que uno de los beneficios es trasladarse a un lugar distinto, donde conoces gente nueva y esas experiencias novedosas son un facilitante para el cerebro. Entonces tratar de trasladar eso al lugar donde estemos. Si es en la propia casa hacer cosas que no hacíamos con regularidad o no encontrábamos el tiempo, buscar nuevas actividades. Tratar realmente de desconectar. El problema de quedarnos en casa es que es difícil después de un año trabajando en casa, lograr desconectarse o que la gente entienda que estas de vacaciones en tu casa. Uno de los beneficios para la salud mental es el desconecte con el trabajo y estar conectado con lo ajeno a eso, con los vínculos ,hacer cosas nuevas, descansar, aprovechar para regular el sueño, salir, hacer ejercicio. Todo aquello que traiga un aire nuevo.

- En general cuando se habla de vida sana se hace referencia a un cuerpo sano con ejercicios, alimentación pero no se habla mucho de una mente sana. ¿Qué sería un cerebro sano?

Me parece una pregunta relevante e interesante ya que, de alguna manera, nos preocupamos primero del cuerpo y lo cierto es que con la mente o el cerebro nos reímos, nos enojamos, nos enamoramos, trabajamos, tomamos decisiones. Asique deberíamos cuidarlo tanto como al cuerpo. La buena noticia es que aquellas cosas que hacemos para cuidar nuestro cuerpo sirven para el cerebro o la mente. El descanso físico o la alimentación saludable tienen un impacto en la salud mental y en el bienestar. Hay otras cosas que tienen que ver específicamente con el cerebro como aprender a regular las emociones, conocer cómo funciona el cerebro para tomar mejores decisiones, mindful, meditación, son todas cosas que se sabe que generan bienestar mental. Una de las más importantes es tener conexiones sociales significativas y de calidad, no hay mejor estímulo para un cerebro que otro cerebro.

- Tengo entendido que el cerebro es una "máquina" de tomar decisiones. Para ponerlo en números. ¿Cuántas decisiones tomamos por día?

Nadie tiene números, no sabemos cuántas decisiones tomamos en el día. Se han hecho estimaciones con la comida donde tomamos más de 200 decisiones solo en la comida. El cerebro esta todo el tiempo tomando decisiones, lo de la maquina es una metáfora como para decir que esto sucede con mucha frecuencia inclusive sin que nos demos cuenta, no todas son conscientes. Cada palabra que elijo para responderte o vos para preguntar no es que tuvimos un proceso consciente sino que sucede de manera más automática y esto se da con muchas cosas de nuestra vida. Hay que conocer cómo funciona el sistema para hacerlo de manera óptima y saber cuándo estas decisiones no conscientes pueden no ser adecuadas, cuándo las sesgamos, cómo afectan las emociones. Todo esto es muy importante y las neurociencias cognitivas tienen que aportar a nivel comunidad. Salirse del laboratorio para poder trasmitírselo a la gente y que tenga un impacto positivo en la vida de todos.

- El cerebro toma decisiones emocionales y racionales. Lo aconsejable es mantener un equilibrio entre ambos tipos de decisiones pero qué pasa con aquel que suprime las emociones o nos las regula adecuadamente. ¿Cómo se regulan las emociones para tomar decisiones?

Hay dos sistemas, uno más racional y otro emocional en la toma de decisiones. Los dos son positivos y es lo mismo que sucede con el estrés. No es que las emociones nos hacen tomar malas decisiones. Si venís caminando por un bosque y se acerca algo rápido a tus pies vas a saltar. Esa decisión es emocional y sin duda es acertada. El problema está cuando tomamos con el sistema emocional activado decisiones que debieran ser más racionales. Ahí es donde entra la regulación emocional. Algunas ya las mencioné como el mindful, técnicas de manejo del estrés y específicas de regulación emocional. Una de las que siempre cuento es el tema de tomar distancia. La emoción es algo que vivimos como muy propio y a veces preguntando qué le diríamos a un amigo que está pasando por esta misma situación o qué dirías dentro de 20 años con respecto a esta decisión ayuda a tomar distancia de esa situación emocional para tomar una más racional.

Un punto que no es menor es que las emociones tienen un principio y un fin. Si uno espera un poco, si la dilata o la posterga es muy probable que cambie de opinión una vez que haya bajado la intensidad emocional.

- A nivel de las neurociencias, el enamoramiento ¿es un proceso más emocional y la separación es más racional?

No está tan claro lo que sucede en el cerebro cuando uno se enamora o cuando se separa, donde pasamos por diferentes estados. Lo que decís creo que tiene que ver con una necesidad de justificar la propia conducta. El ser humano es un dador serial de explicaciones. El cerebro humano siempre está buscando explicaciones de por qué pasa lo que pasa y cuando uno se está enamorando pide menos explicaciones porque el estado así lo permite mientras que cuando rompe una relación busca más explicaciones.

 

 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Es co autora de libros como "Descubriendo el cerebro" o "Cerebros en construcción" con Facundo Manes