20/10/2020 10:56 Hs.
Conmoción: Asesinaron a tiros a un policía y a un barrendero durante un violento robo en un colectivo de la línea 100

Ocurrió anoche en el barrio porteño de Barracas. El asalto se produjo en un interno de la línea 100 que une la ciudad de Buenos Aires con el partido bonaerense de Lanús. El policía Esteban Lagos, de 28 años y el barrendero Juan Roberto Bonifacio, de 34, resultaron muertos durante el tiroteo. El chofer de la unidad relató el horror que le tocó vivir durante el ataque. 

A- A A+

Un efectivo de la Policía Federal y un pasajero murieron tras un tiroteo que se produjo a bordo de un colectivo en el barrio porteño de Barracas. El hecho ocurrió anoche en un interno de la línea 100 que une la ciudad de Buenos Aires con el partido bonaerense de Lanús. 

Según las primeras informaciones, el transporte fue abordado cerca de la medianoche por dos delincuentes armados que amenazaron y robaron las pertenencias del chofer y de los pasajeros, entre los que se encontraba un policía de la federal con su uniforme.

Enseguida tuvo lugar un tiroteo en el que resultaron muertos el agente Esteban Lagos, de 28 años, que cumplía sus funciones en la División Ferrocarril Mitre de la Policía Federal; y Juan Roberto Bonifacio, de 34 años, un barrendero que iba rumbo a su casa en Sarandí. 

El chofer del interno de la línea 100, Pablo Ramírez, de 45 años, en comunicación con Radio La Red, relató que luego de los disparos y de que los delincuentes se bajaran, los pasajeros empezaron a gritar que fuera a un hospital o que pida una ambulancia.

Los detalles del hecho están siendo investigados por la fiscalía Criminal y Correccional 12, a cargo del Lopez Ferrando, secretaría de Viviana Durini. Los robos en colectivos se han vuelto moneda corriente en los útlimos meses en el área metropolitana de Buenos Aires. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
El hecho ocurrió en Suárez y Vieytes, Barracas. Foto Maxi Failla