24/09/2020 14:49 Hs.
ENTREVISTAS EN LN1
COVID-19: “Hay que aislar casos sospechosos porque si no llegás tarde”, afirmó científico argentino

El físico e investigador, Jorge Aliaga, afirmó que es una forma de bajar la cantidad de casos porque si las medidas dependen del resultado del PCR positivo "demoran 4 días" donde ya contagiaron. Además consideró que el retraso en la carga de datos no es una cuestión de “ocultamiento” sino de “burocracia en distintos niveles”. Expresó que el amesetamiento de contagios se debe a que ya se han contagiado los trabajadores expuestos y las personas que “no se cuidaron”. También analizó la curva epidemiológica nacional que definió como “única” en comparación con otros países y sobre el retorno presencial de las clases argumentó que “es una falacia pensar que como los chicos tienen enfermedad leve no contagian”.

A- A A+

Por Ramiro Pablo Gómez

Jorge Aliaga es investigador del CONICET y físico de la Universidad de Hurlingham. El ex decano de Exactas (UBA) dialogó con LaNoticia1.com sobre las diferencias entre los datos que se publican a diario, a qué se debe el amesetamiento de los contagios y por qué la curva epidemiológica nacional es única. Además explicó cuales son las maneras de bajar la cantidad de contagios para no llegar a la vacuna con este nivel alto de casos diarios y de qué manera ir retomando actividades.

- Hay datos que publican municipios bonaerenses que no coinciden con la sala de situación que presenta la Provincia. Por ejemplo en San Pedro figuran 30 fallecidos y el sistema dice 6. ¿Cómo se cargan estos datos o a qué se debe esa diferencia?

En el caso de lo que reporta Nación es lo que efectores cargan en la base de datos nacional. No sé qué información tiene la de Provincia, en la Nación es así. Tenés miles de personas cargando de cada clínica, hospital o laboratorio que hace un PCR y cada uno tiene una velocidad de respuestas distinta. Si un hospital está saturado va a hacer cualquier otra cosa antes que cargar datos en el sistema nacional. Entonces muchas veces lo que ocurre es que los sistemas provinciales reportan cosas que tienen diferencias con lo que cargaron en Nación porque no lo cargaron.

- ¿Entonces es un problema de carga de datos?

Claro, de burocracia en distintos niveles, no una cuestión de ocultamiento. Hasta la reforma constitucional del 94 la salud y educación eran nacionales. Ese año se transfieren los hospitales y las escuelas a las provincias. Salvo el Posadas que es Nacional el resto dependen de la Provincia y algunos de los municipios. Hay efectores que dependen de los municipios, de la Provincia y seguramente cada municipio tiene contacto con los hospitales de su zona y le pide que le reporten los datos. Ahora Nación no se maneja así sino que espera que se lo carguen en el SISA. De golpe una Provincia te carga 45 fallecidos de los últimos dos meses

- Este martes fueron informadas 470 muertes. Uno puede suponer un número record pero ese valor no se corresponde exactamente con el día de ayer. ¿Cómo leer datos que no ocurrieron cuando se publican? ¿Sabemos de cuándo son?

Si sabemos. Los casos y los fallecidos que reportan todos los días son los que se cargaron ese día pero pueden no corresponder necesariamente a gente que fue confirmada o falleció ese día. Cuando miras los registros de la base de datos que publica Nación, podes saber de cada uno de los 470 fallecidos, que día fue ingresado al sistema, qué días estuvo en terapia y cuándo falleció. En este caso había gente fallecida en agosto o julio.

- ¿Cómo toman decisiones político sanitarias con números que no son actuales?

En marzo había una discusión sobre cómo podía ser que todo el procesamiento de los PCR estuvieran centralizados en el Malbran. Entonces cuando tenes todo centralizado se forma un cuello de botella pero manejas toda la información. Si está descentralizado hay un montón de manos trabajando en paralelo pero la información se te desparrama. Ahora pasa eso, como los centros de salud o los que procesan datos dependen de las provincias, ellos tienen la información más actualizada. Esto se transforma después en una discusión política donde se lo culpa al gobierno nacional y la única culpa que tiene es que hay una ley que obliga a ciertas enfermedades como sarampión o dengue a reportarlas, a cargarlas en una base de datos. Desde marzo el COVID está incluida en esas enfermedades.

En Argentina cuando muere una persona, Salud no se entera, se entera el registro civil. De hecho, los informes anuales que hace salud de las causas de muerte de cada argentino lo hace con dos años de demora y en base a la información que le terminan mandando las jurisdicciones, atrasadísimo. En general, de los fallecidos que no son de reporte obligatorio, no se entera Salud.

En todo caso, la única culpa que tiene el Ministerio de Salud es no haber hecho una denuncia penal a cada uno de los efectores que no cargó en su momento, porque hay un plazo para cargar pero no la han querido hacer porque si ahora la discusión es la demora después va a ser como puede ser que a la pobre gente de salud que está saturada se le meta una denuncia penal. La enfermedad COVID tendría que ser cargada. Eso es responsabilidad del laboratorio que hizo el PCR, de la clínica u hospital que tiene la persona internada.

- Así como se habla de un sistema de salud estresado ¿hay un sistema de carga colapsado?

Por supuesto. A lo mejor están saturados o el administrativo que hace eso está en la casa y no le mandan los papeles. No sé si es un tema de organización o logística. A lo mejor ni siquiera hay una causa común en todo el país. Trabajo en la Universidad Nacional de Hurlingham y no nos vamos hasta que cargamos el último PCR pero también nos enteramos de una intendencia del interior de la provincia de Buenos Aires que estaban desesperados porque hacía cuatro días que habían hisopado a una persona que necesitaba plasma pero no se lo podían dar hasta que no tuviera el resultado del PCR y como estaban saturados el resultado no salía. Nación no saca la ocupación de camas de terapia del SISA sino que llaman todos los días a las provincias.

 En relación a la curva epidemiológica la Provincia habla de amesetamiento, Kicillof la definió como un altiplano y vos como escalones ascendentes, subas y mesetas. ¿Cómo sería esto?

Estamos describiendo distintas cosas. Si vos miras la curva para atrás, periódicamente, pega un salto, se estabiliza unos días, salta de vuelta, pasamos de 5000 contagios a 8000 por ejemplo. Lo que está definiendo el Gobernador es la última estabilidad y yo estoy describiendo eso más los saltos anteriores.

En cada región tiene un comportamiento distinto. En el AMBA teníamos un montón de casos en junio y julio y el interior no tenía y ahora en la Ciudad y Gran Buenos Aires no crece o está empezando a bajar y en el interior está creciendo. La curva puede estar en subida pero hay que ver de dónde viene cada cosa.

- Y este amesetamiento actual ¿es distinto a uno anterior?

Si. En la segunda quincena de julio y primeros días de agosto tuvimos un parate de casos en el AMBA producto que la primera quincena fuimos a fase 1 y aunque no se cumplió totalmente, la movilidad fue menor. Es razonable que si tenes menos movilidad los casos crezcan menos rápido y sucedió. Esa meseta tuvo que ver con una decisión que tomo el gobierno. A veces tenes una estabilidad porque se atrasó la carga de datos. Ahora hay una estabilidad de casos con la positividad bajando aunque todavía muy alta.

La explicación del grupo donde trabajo es que en la Ciudad y Gran Buenos Aires hubo un grupo de persona minoritario que eran los que estaban expuestos al contagio, personal de salud, seguridad  y sumado a eso un grupo de gente joven que sabe que la enfermedad les afecta menos y no cumplíó demasiado con las normas. Esa gente, por los números que vemos, se contagió mayoritariamente. Esa inmunidad de rebaño se está viendo en ese grupo. La mayoría de la población que se sigue cuidando en conjunto con un montón que no se cuidaron demasiado pero ya se contagiaron hace que en este momento el "fueguito" se esté extinguiendo. Lo que viene sucedió en la Ciudad es que cuando pasó esto abrieron actividades, es decir, le tiraban una “ramita” al fuego pero con las últimas que habilitaron, como los bares, no cambió demasiado porque las "ramitas" que entraron en juego eran jóvenes que ya no estaban cumpliendo. Si se juntaban en una casa, es irrelevante que se junten en un parque.

El peligro es que si la gente interpreta que esto ya pasó puede suceder lo mismo que en el interior en julio cuando pasaron del aislamiento al distanciamiento y creyeron que no había peligro, se relajaron, retomaron las actividades y mira cómo están ahora. Si la gente que se está cuidando, los adultos mayores, salen se puede generar un desastre porque va a haber más casos y en proporción es gente que fallece más.

- En marzo nos comparábamos con España, Italia. Después miramos que pasaba en EEUU o Brasil pero todas esas curvas epidemiológicas son distintas a la nuestra. ¿A qué país se parece la curva Argentina?

Diría que es una curva única. En los primeros países donde llegó el virus la gente tomó pocas medidas hasta que explotó todo y tuvieron muchos casos juntos, se asustaron del desastre que había, se cuidaron mucho tiempo con cuarentenas estrictas por un mes o mes y medio mientras que acá duro 3 semanas y después ya se fue relajando. Nosotros, al principio, bajamos la cantidad de contagios pero después nunca bajó. Ellos tuvieron un crecimiento violento, se cuidaron, bajaron los casos y cuandi se empiezan a retomar actividades, vuelven los casos.

- La curva de España por ejemplo tuvo un pico en marzo abril, bajó en mayo, junio, julio, contabilizando 200 o 400 contagios diarios, volvió a subir levemente en agosto y ahora en septiembre está más alta que en marzo, supera los 10 mil casos diarios, aunque con menor cantidad de muertos  ¿Es posible en el AMBA llegar a una curva baja de casos antes de la vacuna o vamos a convivir con números altos?

Si esa U que viste en Europa hubiera sido producto del virus, es decir que contagió suficiente gente como para que no pueda contagiar más, no tendría por qué haber subido ahora. Entonces no era el virus, sino la gente cuidándose mucho. Retomaron actividades suponiendo que no había peligro y empiezan a subir los contagios. Si nosotros seguimos manteniendo a la gente que no se contagió resguardada, pueden seguir bajando los casos.

- ¿Tenemos que esperar la vacuna con altos niveles de contagio en el AMBA?

Depende del comportamiento de la gente. Si seguís liberando personas en actividad se te van a ir contagiando, es como mandar a los soldados de a uno y, obviamente, cuando tenes casos hay fallecidos. La otra es llegar a un equilibrio donde un montón de gente se cuide. Lo importante es no hacer las cosas que ya sabemos que son muy contagiosas como reuniones en lugares cerrados con gente que no convivís. Podes juntarte en una plaza separado de un par de metros a tomar mate con alguien en la medida que cada uno lleve su mate.

Para bajar la cantidad de contagios la gente tiene que tener muchos cuidados, que no se relaje. En paralelo desde el Estado tendría que funcionar un sistema que no dependa que a una persona le de el PCR positivo para tomar medidas porque eso demoró cuatro días. Cuando te enteras que estuvo enferma ya anduvo contagiando. Entonces cuando una persona se siente mal hay que suponer que es COVID y aislarla. Preguntarle con quien estuvo los últimos dos o tres días, llamarlas y ahí cortas los contagios. Hay que aislar sospechosos porque si no llegás tarde. Seguramente aislaras personas de más pero el problema es cuál es la alternativa porque aislar a todos con cuarentena estricta es peor.

- Se está discutiendo el regreso a clases presenciales en la Ciudad y dentro de la Provincia, en 3 de Febrero, se presentó una propuestas de clases más acotada pero en los establecimientos. ¿Qué opinas?

La falacia es pensar que como los chicos tienen enfermedad leve no contagian y no hay una correlación entre cuanto te afecta la enfermedad y cuán contagioso es. Un chico puede ser tremendamente contagioso y estar cursando la enfermedad sin síntomas. Como dije antes lo importante no es tanto las actividades que haces sino cómo. Si vos podes tener una clase con las personas a dos metros de distancia, que no griten, usen tapaboca, no intercambien objetos con saliva, que no se toquen la cara sin lavarse las manos, si podes hacer todo eso, probablemente, la actividad sea segura. La pregunta es si un chico puede cumplir esas reglas y pareciera que no. En Israel o Estados Unido tuvieron que volver para atrás.

- Y además la circulación de personas que implica ir a los establecimientos.

Si la gente va con su propio vehículo es una cosa pero si usa transporte público en el Gran Buenos Aires tenemos otro problema.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
El científico habló sobre la carga de datos, el amesetamiento de casos, la curva nacional y el retorno a clases, entre otros temas.