17/03/2021 09:36 Hs.
entrevistas en ln1
Gustavo Arrieta: "El próximo verano se podrá usar la autopista de Ruta 11 y parte de la Pte. Perón estará lista en 2023"

El titular de Vialidad Nacional -tres veces intendente de Cañuelas, diputado nacional y ministro bonaerense de Asuntos Agrarios de Daniel Scioli- tiene bajo su cargo la obra pública vial y unos 5 mil agentes en todo el país. Actualmente maneja uno de los presupuestos más altos del Gobierno. En exclusiva, adelantó cuando estarán listas las principales obras en la Provincia, algunas de ellas postergadas durante décadas. Destacó el rol de los intendentes en esta gestión y explicó por qué a los del interior les cuesta tanto llegar. Y fustigó a Macri: "Sacando De la Rúa, fue el peor en democracia".

A- A A+

POR CHRISTIAN THOMSEN HALL

- Venías de ser Intendente en Cañuelas. ¿Con qué panorama te encontraste cuando asumiste en Vialidad Nacional?

Nos encontramos con un escenario de mucha deuda con los contratistas. De las 250 obras que Vialidad Nacional tenía con contratos abiertos, es decir, que estaban en plena etapa de ejecución, solamente estaban en marcha alrededor de 30 obras en todo el país. Hoy Vialidad Nacional está ejecutando más de 400 obras en todo el país y de esas, hay 10 obras fundamentales con una inversión muy importante y sustancial por parte del gobierno nacional, que se están llevando adelante en trazas nacionales y provinciales de la provincia de Buenos Aires. Una situación más o menos parecida encontró el gobierno de Axel Kicillof en territorio bonaerense. En consecuencia, hubo una mesa de trabajo donde comenzamos articular acciones el Ministerio de Obras Públicas de la Nación, Vialidad Nacional y Vialidad Provincial, donde discutimos temas que eran transversales en la provincia de Buenos Aires.

- ¿Pero cómo? Si el gobierno anterior hizo su campaña para buscar la reelección vanagloriándose por las obras...

El gobierno anterior tuvo una enorme potencia mediática que de repente tendía de alguna manera a rescatar y poner en visibilidad varias cuestiones. Fue un gobierno que paralizó todas las obras públicas pero que gracias a su potencia mediática, parecía que estaba haciendo obras por todos lados cuando la situación realmente no era así. Esto nos obligó a redoblar esfuerzos y a realizar un trabajo integrado muy fuerte entre el gobierno nacional y el gobierno provincial. La autopista Presidente Perón, la tercera circunvalavión en la provincia de Buenos Aires, estaba totalmente paralizada cuando asumimos nuestra gestión. Y en la quinta circunvalación, que es la Ruta 41 que va desde San Antonio de Areco hasta Castelli, había una licitación que había realizado el gobierno de María Eugenia Vidal que nunca se empezó y que nosotros tomamos por más que esté en una traza provincial. 

- Teniendo en cuenta este panorama, ¿cuáles fueron las primeras medidas que resolvieron tomar?

Hacia marzo del año pasado, en plena llegada de la pandemia, hubo decisiones importantes del presidente Alberto Fernández y del ministro de Obras Públicas de la Nación Gabriel Katopodis. La primera de ellas fue hacerse cargo del enorme volumen de deuda que había dejado el gobierno macrista en Vialidad Nacional. Entre marzo y abril del año pasado avanzó un proceso rápido de cancelación de deuda del gobierno anterior y se dejó a todos los contratistas al día. La segunda decisión llegó tras el avance del coronavirus. La experiencia de la comunidad económica europea y de los países centrales, indicaban claramente que la economía se iba a resentir como consecuencia de la pandemia. Y en ese escenario, la obra pública y en particular la obra vial, eran fundamentales para en un proceso evolutivo y para poder generar actividad económica y fomentar el consumo en cada una de nuestras comunidades. 

- La semana pasada anunciaron obras de gran envergadura en todo el país, de las cuales 10 benefician a la Provincia de Buenos Aires... 

Lo que salió la semana pasada no es un anuncio de un plan de obras que se va a llevar a cabo, sino que es el resultado de todo lo que se fue haciendo entre abril de 2020 y marzo de este año. Estamos hablando de todos los casos de obras que no prometemos que se van a realizar, sino de obras que ya están en marcha y en pleno período de ejecución, con una invesión en la provincia de Buenos Aires cercana a los 82 mil millones de pesos. 

- ¿Y cómo hacen para conseguir ese presupuesto en medio de la pandemia, donde todos los fondos van a Salud?

Nosotros sabíamos que producto de la pandemia se iba a resentir la actividad económica. La obra pública es multiplicadora de trabajo y multiplicadora de la movilización interna del mercado. Hubo una decisión del gobierno nacional que encabezan Alberto Fernández y Cristina Kirchner, que no fue desde lo discursivo sino desde los hechos, que fue el de construir un escenario el cual ayude a una salida económica. En ese marco, se resolvió que desde el Ministerio de Obras Públicas y en Vialidad Nacional contemos con los recursos necesarios para poder llevar adelante todas estas obras. 

- Sos un funcionario que conoce el territorio bonaerense como pocos. ¿Cuáles son las mayores urgencias que hay en materia vial en la Provincia?

Las mayores urgencias están en ese mapa vial en el que estamos trabajando Nación y Provincia. La Ruta 7 Luján- Junín es una una ruta productiva que consolida el transporte de la producción y es un corredor bioceánico que permite trasladar hacia los puertos la producción de una zona rica de la provincia de Buenos Aires. La Ruta 8 Pilar - Pergamino también cumple el mismo sentido. La Ruta 33, que une Tornquist con el puerto de Bahía Blanca. La autopista Presidente Perón nos va a permitir unir en 25 minutos el partido de Merlo con la ciudad de La Plata, atravesando una población de 6 millones de habitantes y alrededor de 12 distritos. Las autovía provinciales 11 y la 56 son escenarios viales en los cuales año a año tenemos que padecer accidentes sobre todo con turistas que viajan a la costa. La Ruta Nacional 33 permite conectar con la Ruta 3 en Bahía Blanca, que es un pilar productivo fundamentalpara potenciar la producción en la provincia de Buenos Aires.

- Muchas veces suele escucharse que la Provincia es inviable. ¿Vos que opinás sobre esta definición?

Todo este entramado vial que te comenté recién hace sustentable la producción en el interior de la provincia de Buenos Aires. Los que vivimos en las comunidades del interior y a los que nos ha tocado trabajar en la gestión pública entendemos que la provincia de Buenos Aires solo es sustentable si el interior alcanza un grado de desarrollo importante. Y para ese grado de desarrollo importante necesitamos buenas rutas y buenas autopistas. Y necesitamos desarrollo productivo en cada uno de los municipios, los parques industriales y polígonos industriales. A esa producción que genera nuestra tierra en el interior bonaerense tenemos que lograr que sumarle un proceso de valor agregado y convertirse en productos industriales en cada uno de nuestros municipios. Esto que el gobierno nacional está haciendo en la rpovincia de Buenos Aires, también está intentando hacerlo en todo el país. 

- La obra de la autopista Presidente Perón ilusiona a muchos que tienen que viajar a La Plata y no desean pasar por CABA... 

La autopista Presidente Perón que une el norte del Conurbano con el puerto de La Plata hoy se encuentra en pleno desarrollo en 3 de los 4 tramos. Estos van a estar terminados antes del 2023 si seguimos con el mismo ritmo de trabajo. El cuarto tramo que va desde Presidente Perón hacia Florencio Varela, Berazategui y La Plata, actualmente se está trabajando en un tema judicial para poder reforlmular la traza y poder empezar la autopista este mismo año. Nosotros aspiramos a que este tramo esté terminado entre 2024 y 2025. La extensión de esta traza va a generar nuevas plataformas comerciales, industriales y de servicio. Todas estas obras van a generar desarrollo y un movimiento económico muy fuerte. 

- Y la obra de la Ruta 11 en la Costa que tantas veces se prometió, ¿tiene alguna fecha estimada de finalización?

- Con respecto a los trabajos en la Ruta 11, el tramo que va de San Clemente del Tuyú a Mar de Ajó tiene en este momento un avance del 86%, mientras que el tramo que va de General Conesa a San Clemente del Tuyú tiene un avance del 78%. De tal manera que en los próximos tres meses aspiramos a terminar los dos tramos.    

- ¿O sea que para el próximo verano se podría estar utilizando? Es una primicia para los turistas...

Nosotros aspiramos a eso. Ese es el objetivo que nos ha pedido el presidente de la Nación y el Ministro de Obras Públicas. Y en el cual, día a día, sigue la agenda del gobernador de la provincia de Buenos Aires con quien estamos trabajando muy bien. 

-¿Cómo se hace para frenar la gran cantidad de accidentes y muertes en la Provincia de Buenos Aires?

Eso se consigue sosteniendo en el tiempo la inversión en políticas públicas. Al inicio de este gobierno, la Agencia de Seguridad Vial de la provincia de Buenos Aires estaba desmantelada. Y la Agencia de Seguridad Vial de la Nación, que se había desarrollado durante el Gobierno de Cristina Kirchner y la gestión de Florencio Randazzo, y que contaba con 30 puestos fijos alrededor del país solo era utilizada para que los móviles le hicieran la custodia a los empresarios que trasladaban molinos eólicos. Pido que tomemos dimensión de lo que realmente estaba pasando. Hoy la Agencia Nacional de Seguridad Vial está realizando una inversión muy importante en móviles, infraestructura y personal para retomar esa agenda que tuvimos y que se desmanteló durante los últimos 4 años. Esto tiene que traducirse en mejores indicadores a partir de este año y en eso estamos trabajando.  

- ¿Por qué este gobierno decidió apoyarse más en los intendentes? Es algo que no venía pasando...

Actualmente hay muchos intendentes que están ocupando cargos en el gobierno nacional y provincial. Tenemos a Jorge Ferraresi, a Santiago Maggiotti, Mario Meoni y Gabriel Katopodis, por ejemplo. La gestión de un intendente no garantiza el éxito pero sin dudas le pone un valor agregado. Un intendente municipal toma por día 50 o 60 decisiones que tienen que ver desde políticas industriales hasta el corte de luz en un barrio, o los insumos hospitalarios, o el estado de los patrulleros, o la violencia de género. Un Intendente está preparado para el ejercicio de su función y para tomar muchas decisiones durante el día. Yo creo que los intendentes tenemos un valor importante, sin desmerecer al resto. 

- ¿Y por qué les cuesta tanto llegar a los intendentes del interior? Los del Conurbano parecen correr siempre con ventaja...

Yo creo que cuando se trasciende en los medios nacionales, generalmente lo que trasciende son los problemas. Hay una agenda de disputa política que está fuertemente instalada en los medios y eso visibiliza, en muchos casos, solamente los problemas que existen y que hay que resolver. Pero los medios también tienen una visión muy Ciudad de Buenos Aires- centrista. Hay una conformación mediática que tiene que ver fuertemente con un Estado muy pero muy centralista concebido desde lo mediático. Entonces es muy difícil que trasciendan noticias del interior profundo. Pero bueno, es una agenda que habrá que cambiar en el futuro. 

- Por último, te llevo al ámbito nacional. Vos que venís del interior, ¿cómo ves al Gobierno en este contexto de pandemia?

Primero tengo que decirte que después del gobierno de Fernando de la Rúa, el de Macri fue el peor gobierno desde el retorno de la democracia. Lo del Ingeniero ha sido una catástrofe en términos de gestión pública: Produjo un endeudamiento récord, tenía tasas con la que la producción era insustentable y solamente eran redituables las actividades financieras, y además generó una capacidad ociosa por falta de consumo del país del 50% de nuestra industria. Cuando ganaron la elección Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Axel Kicillof a fines de 2019, ninguno pensaba que tres meses después íbamos a tener que estar asumiendo las responsabilidades que implica una pandemia de características mundiales. El 2020 ha sido un año muy complejo, en el cual se ha intentado preservar el trabajo y la capacidad de consumo. Yo creo que este año, a partir de la mayor campaña de vacunación de la historia argentina, en la medida que podamos inmunizar a nuestras comunidades, la actividad económica va a rebotar. Creo que están las condiciones dadas porque estamos ante un gobierno razonable y que representa un modelo de creación de empleo y de consumo. Por lo tanto, a pesar de todas las dificultades, yo soy muy optimista. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Gustavo Arrieta dialogó con LaNoticia1.com.

Funcionarios relacionados

Ex Intendente
3° Sección, Cañuelas