13/05/2022 11:03 Hs.
entrevistas en ln1
Néstor Grindetti: "No es momento para rosca, tenemos que seguir todos juntos para volver a ser gobierno"

En medio de las versiones sobre las internas en la coalición opositora, el Intendente de Lanús llamó a fortalecer la unidad dentro de Juntos en la Provincia. Celebró que su espacio tenga “varios candidatos” a presidente. Y no ocultó sus aspiraciones para 2023: “El político que diga que no quiere crecer, miente”. Habló de su relación con Kicillof y aseguró que el gobierno de Alberto “es como un barco a la deriva”. Además reveló su plan para salvar a Independiente de los Moyano.

A- A A+

por Christian Thomsen Hall

- Estamos atravesando momentos económicos complicados. ¿Cómo está afectando esta crisis inflacionaria en el municipio de Lanús?

La situación que se vive entre los vecinos de distintos barrios es de mucha angustia. Al ritmo que venimos, la inflación todos los días va generando más pobres. Y hablamos de pobres que tienen trabajo, porque la inflación carcome el empleo. Y lógicamente, eso también nos pega en el municipio porque todos los costos de servicios públicos, los costos de las obras, todo eso se incrementa. Nosotros tratamos de que todo eso no repercuta en el bolsillo de los vecinos pero la situación es realmente compleja. Yo ya viví varios períodos de inflación alta en las últimas décadas y estoy preocupado. Y lo más alarmante es que no se está haciendo nada para contener la inflación.

- Fuiste uno de los intendentes más críticos sobre el control de precios que aplicó el gobierno nacional a almacenes y pequeños supermercados… 

Es que el control de precios no sirve porque el origen de la inflación no está en los precios minoristas que tiene un almacén. Sino que la inflación tiene un origen macroeconómico y los comerciantes son víctimas de eso. Por eso, nosotros creemos que en vez de salir a perseguirlos y clausurar sus negocios, la Nación debería ayudarlos. Desde el municipio estamos viendo cómo podemos contribuir para que la inflación no les pegue tanto. Lo que hicimos con los almacenes, panaderías y pequeños comerciantes de barrio, fue reducir la tasa de seguridad e higiene en un 30%, que es el máximo permitido por decreto. Y ya presentamos un proyecto de ordenanza en el HCD para bajarles el 70% restante.

- ¿Con las medidas económicas que puede lanzar un municipio alcanza para contrarrestar una cuestión como esta, que es responsabilidad de Nación? 

Seguramente que no. Pero es una contribución en la que nosotros trabajamos y podemos brindar. Con esta reducción de fondos los comerciantes no se van a salvar. Pero nosotros queremos que dejen de pagar este impuesto para que ese dinero puedan utilizarlo para pagar la luz o el gas, por ejemplo. Se trata de un alivio que llega desde el municipio y que es la contracara de lo que pretende hacer el gobierno nacional, que es clausurar los negocios y responsabilizarlos por la suba de los precios. Insisto, el único responsable del aumento de precios es la no política que está llevando adelante el gobierno nacional, que genera incertidumbre y alimenta este problema de origen monetario que es la inflación.

- Hace poco planteaste algo muy interesante en torno a la inserción de estudiantes en el mundo laboral, algo que ya está haciendo Larreta en la Ciudad… 

Todo esto surgió porque nosotros detectamos que increíblemente hay faltante de mano de obra en diferentes sectores. Los gastronómicos, por ejemplo, no consiguen gente para la cocina; los comercializadores de carne no consiguen trozadores de media res para frigoríficos y carnicerías; las fábricas de robots industriales no consiguen programadores. Para todo eso, desde el sector privado y la Municipalidad estamos generando escuelas de oficio, que complementan la educación formal, de manera tal que cuando los estudiantes terminan el secundario elijan un camino a través de esas profesiones por intermedio de un sector donde exista una demanda. 

- ¿Es posible pensar en una nueva migración desde el conurbano hacia el interior para cubrir puestos de trabajo, tal como mencionaste en la Feria del Libro?     

A lo que apuntamos nosotros es cubrir esa demanda en el interior de la Provincia con chicos que en el AMBA no consiguen trabajo. Si logramos eso, se puede formar un círculo virtuoso muy interesante. Por eso, nosotros fundamos una escuela de robótica industrial, con un robot industrial que está funcionando en el polo educativo. También brindamos cursos de programación en acuerdos con empresas ligadas al sector. Tenemos una escuela de gastronomía y estamos formando otra más ligada a lo que tiene que ver con carnicerías. La idea es juntar la necesidad de trabajo con la demanda que hoy está rota. Porque es increíble que con tanta desocupación haya sectores donde falta mano de obra. 

- En el último tiempo te convertiste un poco en el referente de los intendentes del PRO. ¿Te gustaría ser gobernador? ¿Dónde te ves en 2023?

Desde el punto de vista conceptual, todos los que estamos en política siempre queremos crecer. El que diga lo contrario es porque miente o     ya se quiere jubilar. Todos, siempre queremos avanzar un pasito más. Dicho esto, creo que no es momento de hablar de candidaturas personales. Hoy la gente está muy preocupada por la inflación, por la inseguridad, por la educación y está esperando que la política le acerque respuestas. El año que viene veremos cuál es el mejor lugar donde podemos desarrollar nuestra política. Pero este no es el momento, ahora es momento de trabajar y dar soluciones. Y también de reconocer errores propios para corregirlos y no volver a equivocarse de cara al futuro. 

- Siendo uno de los máximos referentes de la oposición en territorio bonaerense, ¿qué opinás de la interna entre La Cámpora y Alberto Fernández?

Esa contienda fratricida que tienen entre ellos les está haciendo perder el foco y están más preocupados por atajar los penales internos que se patean unos a otros que por gobernar. Hoy tenemos una economía que está a la deriva y no hay un plan. Ojalá hubiera una política donde pudiéramos discutir y encontrar consensos. Pero directamente no hay plan. El gobierno es un barco a la deriva en medio de una tormenta y la verdad que es muy preocupante. Están más ocupados en mirarse el ombligo que de atender y tratar de solucionar los problemas de la gente, que son muchos. 

- ¿Cómo es tu relación con Axel Kicillof?

Con el gobernador me llevo bien en el sentido de que tengo un diálogo, que no es cotidiano, pero mantengo un diálogo. Durante los dos primeros años de su gobierno hablé en varias oportunidades para plantear nuestros problemas. Pero la verdad es que el equipo de ministros que tenía cuando los problemas llegaban a ellos, aún con la aprobación política del gobernador, nunca se solucionaron. Por lo cual, hubo un problema de gestión serio durante esos primeros dos años. Ahora cambió el staff y hay exintendentes dentro su gabinete como Martín Insaurralde, Leo Nardini o Juan Pablo de Jesús que entienden cuando uno tiene problemas, entonces la solución a esas dificultades empiezan a encaminarse de forma efectiva. Todavía falta mucho pero estamos mucho mejor que antes. 

- Lanús es uno de los municipios del Conurbano que más invierte en seguridad ¿Cómo te llevás con Berni? Sabemos que mantiene algunas pujas con ciertos intendentes… 

Para ser sincero, tengo que reconocer que cuando tenemos algún tema y tenemos que llamar al ministro, el ministro responde. Pero todo es coyuntural. Todavía no hemos logrado, por ejemplo, tener una mesa de coordinación entre fuerzas federales, provinciales y municipales. No obstante, si yo digo que el ministro no nos atiende, estaría mintiendo. El ministro nos atiende pero nos gustaría tener una política mucho más orgánica y sobre todo una mejor coordinación para poder ofrecer mayor seguridad a nuestros vecinos. 

- ¿Tuviste oportunidad de escuchar las entrevistas a Alberto Fernández en su gira por Europa? ¿Qué opinás de su política internacional?

El presidente está tan preocupado por la interna que hasta lleva el tema al exterior. Sin dejar de reconocer que en nuestro gobierno nacional hubo cosas que no salieron como hubiésemos querido, a veces comparo a Alberto Fernández con Mauricio Macri. Y si hay algo que realmente se manejó bien fue la política exterior. La imagen, la presencia y la vinculación que ha tenido el expresidente Macri con los grandes líderes internacionales, dista mucho del Frente de Todos. La política exterior argentina está dejando mucho que desear: vamos de un lado a otro, no está claro con quien estamos alineados, decimos una cosa después y decimos otra. Tenemos vínculos con Venezuela y Cuba. Y tras la invasión a Ucrania, la posición Argentina contra Rusia debería haber sido mucho más firme y eso no sucedió. No tenemos coherencia. 

- ¿Estás confiado de que Juntos pueda recuperar el Gobierno en 2023? ¿Es bueno o malo que tenga varios candidatos a presidente?

Que haya varios candidatos a presidente para el 2023 es un activo muy importante de Juntos. Seguramente vamos a tener la capacidad de ponernos de acuerdo y si eso no ocurre, lo resolveremos en las PASO. No tenemos que perder de vista que este no es el momento de la rosca para ver quien tiene más chances o menos chances, creo que tenemos que seguir todos juntos. Además, la otra fortaleza de tener varios candidatos es que la alianza se mantiene muy unida. Todos sabemos que eso es esencial para llegar de nuevo al poder y eso se está respetando a rajatabla en la coalición. En ese sentido, vamos a saber aprovechar las circunstancias.

- Hace tiempo intentaste meterte en la política de Independiente para desplazar a los Moyano. ¿Cómo sigue ese tema? ¿El pedido de elecciones sigue paralizado en la justicia? 

Es un tema muy complejo. Lo que deberíamos hacer, dado que la situación está muy trabada en la Justicia, es que todas las dirigencias bajen las banderas y corrernos de las posiciones personales para barajar y dar de nuevo. Todo esto en pos de buscar una alternativa donde podamos coincidir en un punto. Por más que haya infinidad de diferencias, si se actúa desde la buena leche siempre hay un punto de encuentro. Y a mi me parece que eso se puede dar. Yo vengo proponiendo eso y ojalá se de. Debemos juntarnos y pensar solo en lo mejor para Independiente y dejar atrás los problemas personales

- ¿Estás hablando de una lista de unidad con los Moyano? ¿Lo ves posible?

Sí. Pero antes de eso hay que bajar las banderas. ¿Que quiero decir con esto?: tenemos que retirar todas nuestras pretensiones, comenzar de nuevo y que integren la lista personas que tengan el consenso de todos nosotros y no solamente de un sector político. Si yo tengo que colaborar bajándome de la lista pero alcanzando un consenso entre todos, no tengo ningún problema.  

- ¿Te duele ver así a Independiente?

Sí, me duele mucho. Sobre todo yo que viví toda la época de gloria en los años ‘60. A todo el mundo que me saca el tema, siempre le recuerdo que al decir la palabra ‘Independiente’ no había que explicar más nada. Esa palabra significaba una épica y una estética del deporte. Y hoy todo eso está totalmente devaluado. Y cuando esas cuestiones que tienen que ver con la imagen y con la marca de las instituciones andan mal, terminan repercutiendo en lo deportivo. La situación deportiva de Independiente no es más que una consecuencia de muy malos gobiernos en la institución. Todos tenemos que arrancar de cero pero renunciando a posiciones personales.

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Néstor Grindetti dialogó con LaNoticia1.com.

Funcionarios relacionados

Intendente
3° Sección, Lanús