24/03/2020 11:54 Hs.
coronavirus en la provincia de buenos aires
Son de Zona Norte y fabrican máscaras para donar a los hospitales de Vicente López y San Fernando

Viven en Munro, Olivos, Villa Adelina y Villa Ballester. Las firmas TuPlayer, Nilo y DelPrint fabrican máscaras para donar al personal de la salud en el Hospital Cetrángolo de Vicente López y en el Cordero de San Fernando. Son creadas con impresoras 3D y los fabricantes reciben donaciones de diversos materiales plásticos. "La idea es tratar de dar una mano en este momento tan complicado", señalaron a LaNoticia1.com.

A- A A+

Por Christian Thomsen Hall

Ante la pandemia que sufre nuestro planeta, el ingenio y la fraternidad de la raza humana demuestra su poderío con historias que tarde o temprano terminan venciendo al egoísmo y el individualismo. Y a menudo esas muestras de solidaridad llegan desde lugares mucho más cerca de lo que nosotros creemos. En la zona norte de la provincia de Buenos Aires se han creado en los últimos días comunidades de usuarios de impresoras 3D que, ante la situación que vivimos como consecuencia del coronavirus, se organizaron para crear suministros médicos a los sistemas sanitarios de la región.

"Yo estoy en un grupo de impresión 3D, tengo una máquina solamente, y un muchacho se contactó conmigo desde Olavarría para facilitarme un archivo con el que se pueden diseñar máscaras de protección. Luego de eso, una enfermera del Hospital Cetrángolo de Vicente López nos pidió si le podíamos fabricar una y fue en ese momento cuando junto con mi novia y con colegas amigos se nos ocurrió empezar a elaborar las máscaras para distribuirlas de manera gratuira en los hospitales de la zona", relató a LaNoticia1.com Matías Iolli, un joven emprendedor de 30 años oriundo del barrio de Munro.

"A partir de esto, colegas y amigos nuestros se sumaron a compartir sus máquinas con nosotros y nos asociamos para poder llevar adelante esta iniciativa" señaló Matías, que es titular de la pyme Tu Player 3D y trabaja a tarvés de Instagram junto a su novia Florencia, que es del barrio de Olivos. A la cruzada solidaria se sumaron entonces las firmas de Nicolás, de Nilo 3D en Villa Adelina y de Paula, de DelPrint 3D en Villa Ballester. "Ellos son los que verdaderamente están llevando a cabo este sueño porque son los que más máquinas tienen", se encarga de repetir una y otra vez el joven emprendedor.

Todo lo que se dona a cualquiera de las tres firmas va a parar a un fondo común destinado a la compra de materia prima para fabricar las máscaras. Primero empezaron donando los elementos de protección al Hospital Cetrángolo de Vicente López pero luego de un llamado desde el Hospital de San Fernando, decidieron hacer extensivo su trabajo también a ese nosocomio. Entre los tres comerciantes tienen un total de 15 máquinas que están imprimiendo vinchas las 24 horas del día. Al mismo tiempo, recolectan dinero de amigos y vecinos para poder adquirir los materiales.

"La idea es tratar de dar una mano en este momento tan complicado. Todo nuestro trabajo y la mano de obra es sin fines de lucro. Lo único que pedimos a la gente fue la colaboración para poder adquirir la materia prima ya que a nosotros se nos complica mucho porder afrontar todos los gastos de los materiales. Muchos familiares, amigos y vecinos se coparon con la idea y nos ayudaron a recaudar fondos para poder entregarle las máscaras a todos los trabajadores de los hospitales de la zona sin que tengan que poner solo un peso, ya que bastante esfuerzo están haciendo atendiendo a los enfermos", contó.  

Matías precisó que "las máscaras son un complemento muy eficaz para acompañar al antifaz y el barbijo. Sobre todo para los médicos y enfermeros que son los más expuestos". Consultado sobre las repercusiones en las redes sociales, subrayó que se sorprendieron con las reacciones: "Hay mucha gente apoyándonos en esta iniciativa". Por último, en cuanto a las donaciones, también sostuvo que "hubo una respuesta muy buena por parte de la gente". "No pensábamos que iba haber tanta predisposición pero queda claro que en este momento la gente quiere colaborar como sea", concluyó. 

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento puede ser eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Florencia y Matías dialogaron con LaNoticia1.com.